jueves, 10 de noviembre de 2016

Desconectándose del Consenso

Resultado de imagen para soltar y dejar ir
Desconectándose del Consenso

Existe otra técnica que realmente rompe la resonancia con las transmisiones de las demás personas y establece nuevas resonancias con sus yo-espíritus. Ustedes forman parte de la inmensa consciencia colectiva del planeta y no sólo derivan energía de ella sino que le añaden la suya propia, por el simple hecho de estar presentes en ella. El agregarle su energía a cualquier frecuencia en particular, de las innumerables frecuencias que conforman la red energética consciente de este planeta, no hace más que aumentar la energía de esa frecuencia.
Bueno, sencillamente no tiene nada de divertido conectarse a algunas de tales frecuencias. Por ejemplo, si están preocupados acerca del dinero, quedan resonando con la energía de la escasez de todo el planeta, no sólo añadiéndole sino también extrayéndole. Por ende, ponen a la energía de sus cuerpos mental y emocional, a resonar con la escasez de todos los demás.
A medida que la tasa de vibración del planeta y de sus cuerpos de energía va aumentando, cualquier frecuencia basada en el miedo comenzará a sentirse cada vez más incómoda. También, a medida que vayan aumentando sus habilidades para manifestar sus realidades a partir de sus campos, se empezarán a dar cuenta que cualquier energía que deseen experimentar se va a aparecer en sus vidas mucho más rápidamente.
Entonces, ¿cómo lograr desconectarse de las energías de la personalidad, basadas en el miedo y conectarse con las energías del ESPÍRITU? Imagínense un antiguo tablero de conmutación telefónica lleno de cables por todas partes. Esos cables pueden conectarse con todos los agujeros del tablero.
Ahora imagínense que en los agujeros inferiores del panel reside la conexión con la realidad del consenso: miedos, creencias, hábitos y cualquier otra cosa que no sea ni dichosa ni divertida. Los agujeros superiores son la "Dicha", la "Risa", la "Abundancia", el "Estar en el Ahora", la "Creatividad", la "Expresividad Divina", el "AMOR" o cualquier otra cosa que es dichosa, divertida y entusiasmadora en el ESPÍRITU.
Véanse desconectándose de todos los agujeros inferiores y conectándose en los superiores del ESPÍRITU.
Si no están entusiasmados en el ESPÍRITU, sencillamente están canalizando la energía de una o más frecuencias desagradables de la realidad del consenso; pueden elegir con quién o con qué se quieren conectar.
Sencillamente elijan conectarse con la energía del ESPÍRITU, y con la realidad que Él sostiene, a medida que lo vayan incorporando. Hagan esto cada vez que piensen o sientan que son algo distinto a un ser inmenso y multidimensional. La probabilidad es que el sentimiento de limitación provenga de estar conectados en los agujeros de la parte de abajo, los basados en el miedo.
La realidad del consenso es muy seductora pues ustedes llevan conectados a ella toda una vida: ya la conocen muy bien y no contiene sorpresas. Tienen la certeza de que "Lo peor se sucede" y suspiran de alivio cuando ello le pasa primero al tipo de la esquina que a ustedes. ¿Se han fijado en cuántas congestiones de tránsito ocurren en las autopistas, no por los accidentes en sí mismos, sino por los mirones que se preguntan cuán malo fue?
Por supuesto, existen quienes poseen intereses creados para mantenerlos encerrados en su realidad. Sin embargo, se van a ir encontrando con más y más gente que está construyendo una realidad alterna del consenso, basada en la dicha y en el amor, en vez de en evitar el miedo como determinante de cuán bueno o malo es alguna cosa. Todo ello está alrededor de ustedes como un nuevo conjunto de energías, con unas frecuencias mucho más elevadas. Están allí para que las tomen. Pero tienen que deshacerse de algo: del contacto, por simpatía y por telepatía, con aquellos que están sobre aguando en la energía basada en el miedo pues la energía de ellos va a intentar resonar en los campos suyos de una manera muy imparcial; así es cómo funciona la energía.
Existen muchas razones por las cuales sus campos se sienten inclinados a resonar con el consenso del statu quo. La primera, es que nacieron en él.
Como bebés, poseedores de campos limpios, excepto por aquello que sus yo-espíritus había depositado allí, (noten cómo los bebés siempre se encuentran entusiasmados por el ESPÍRITU, aunque estén llorando), ustedes eran como esponjas listas a absorber todo lo que se les apareciera en el camino. Y en verdad que lo hicieron bien, ¡a manos llenas! Pudieron haber recogido algunas de las siguientes "impresiones": "Debo trabajar duro para salir adelante en la vida", "Macho proveedor o mujer dependiente", "El amor es caprichoso, así que no caigas en sus redes", "Si no eres el primero, no eres nadie" o "Demasiado bueno para ser cierto".
La lista es interminable; toda una mescolanza de formas de pensamiento pasadas de moda, que los sacan del punto del ahora y se los llevan a lo que podría suceder en el futuro. Cuando eran niños los aprendieron de sus padres, de sus parientes, de sus escuelas, y de sus amigos también infectados.
Siempre que estén en contacto con el campo de alguien, quien a la vez esté transmitiendo en una frecuencia con la cual puedan entrar en resonancia, ustedes captan y amplifican el asunto, se lo devuelven como retroalimentación, reciben de retorno una dosis aún más poderosa, y así sucesivamente, todo ello sin que se den siquiera cuenta, ni reciban una retroalimentación positiva, conscientemente. Es como el sonido de un parlante retro-alimentándose del micrófono, y así sucesivamente. Si tal retroalimentación les es útil, permítanla; pero si sienten algo maluco, podría llegar a arruinar un día hermoso, sin que ustedes hubieran hecho nada para que se sucediera excepto estar viviendo dentro del campo planetario.
Así pues, deben purgar todo este asunto porque les impide sintonizarse con su estación favorita, la del ESPÍRITU. ¿Cómo lograrlo? Escuchen y sean plenamente conscientes de lo que los demás están diciendo, pensando y sintiendo, pero, aún más importante, cómo los está afectando a ustedes. Purguen sus campos cada vez que piensen en ello; se trata de energía solamente. Exhálenla de sus campos a través de la intención o centrifúguenla a través de sus campos.
Cuando ven a la gente en la calle, ¿los ven como proyecciones gloriosas del ESPÍRITU? ¿Les llega algún pensamiento o emoción que implique juzgar:
"Mejor que", "Peor que", "Yo no"? Puede que no les guste otra persona, pero ¿pueden respetar al ESPÍRITU en ella, sin importar cuán oculto esté?
¿Pueden aceptar un comportamiento lleno de errores como perfecto para ellos? ¿Retroceden ante una cara desfigurada? ¿Se sienten mejores que un vago sin hogar que vive a punta de trago barato? De ser así, aún tienen unas pocas "impresiones" de las cuales liberarse. Pero no sientan que han fallado algún examen de espiritualidad. Sólo se trata de cosas.
Simplemente mírenlas, ámenlas, y déjenlas ir. Les han servido bien todos estos años; pero ya no las necesitan más.
¿Qué tal frente a las circunstancias de sus vidas? ¿Aceptan ser, personalmente, responsables por todo aquello que no les gusta: el accidente del auto, el haber sido despedidos, el techo que gotea, la pelea con su pareja, o la carencia de una pareja? Ustedes crean los acontecimientos de cada minuto, a partir de un nivel u otro de sus seres; y los contenidos de sus cuerpos emocionales o mentales desempeñan un papel muy importante, sea que lo sepan o no. No existe ningún elemento de azar en el universo. En algún nivel, sea del ESPÍRITU o de la personalidad, ustedes crean cada instante de sus vidas. Si el universo no funcionara así, significaría que los demás pueden colocar cosas en los campos de ustedes, sin su permiso; o que las cosas que les suceden no eran resonantes con sus campos. Déjenme asegurarles que el universo no funciona así.
No estoy ahora diciendo que conscientemente quieran todo lo que hay en sus vidas, sino que sencillamente fueron ustedes quienes lo provocaron y pusieron allí; en consecuencia, alguna parte de ustedes lo deseó en algún momento. Quizás eligieron una "impresión" que definía que la vida era un trabajo duro, para maestros. De ser así, quizás tendrán toda una serie de trabajos exigentes que les servirán para comprobarse que están en lo correcto; y eso pudo haber sido lo apropiado en algún momento en sus vidas. Ustedes crean sus propias realidades porque el universo fielmente se reajusta a sí mismo para poder volver manifiesto lo diseñado por ustedes. Sus vidas son un reflejo perfecto de sus diseños, creados a partir de sus creencias. La realidad que experimentan hoy refleja el cuadro que tienen acerca de esa realidad. Si se detienen a pensarlo un poco, debe ser de esa manera; de lo contrario, el universo estaría a merced del azar.
La gente que los rodea es parte de su holograma y también les refleja sus cuadros de la realidad, de retorno a ustedes. Si no resonaran con otras personas de alguna manera, no habría base para las relaciones, así éstas sean de atracción o de repulsión. Así es cómo funciona. Cada vez que algo significativo sucede en sus vidas, almacenan la memoria y las emociones respectivas como formas geométricas de alta frecuencia (más específicamente, como tetraedros) en sus campos mental, emocional y físico. Esta energía podría estar reforzando otra energía que ya existe allí. Así pues, si el cuadro de la realidad que ustedes sostienen acerca de sí mismos es que son insignificantes seres humanos, carentes de valía, y alguien no es cordial con ustedes, dejan entrar esa opinión, la cual refuerza sus cuadros, tanto mental como emocionalmente. Lo peor de todo es que el miedo tiende a no moverse sino a quedarse estancado en sus campos.
Por otro lado, si sus imágenes acerca de sí mismos son positivas, sabrán que la otra persona no está reaccionando contra ustedes sino respecto a algo que ustedes representan para ella. Algo que ustedes hicieron o dijeron, algo que tiene que ver con cómo los ven a ustedes, que bien podría recordarles a ellos algo completamente distinto que nada tiene que ver con ustedes. De esta manera la energía negativa de este encuentro se fija en sus campos a manera de recuerdo pero carente de carga emocional.
Si dos personas se encuentran y ambas sostienen cuadros de realidad similares, sus formas geométricas pueden interactuar y mezclarse ("lo similar atrae a lo similar"). Así pues, si un hombre y una mujer creen que los hombres son poderosos y las mujeres no, sus geometrías encajarán, se mezclaran y permanecerán juntos. Estas personas ahora están encerradas en una relación "pegajosa". Por otro lado, si dos personas que creen en su propia maestría se encuentran, sus geometrías también se mezclaran pero no se atascarán, debido a que sus sistemas de creencias están abiertos, sus geometrías están girando mucho más rápidamente y la energía está fluyendo constantemente, hacia afuera y hacia adentro, de sus campos.
Así pues, ¿qué les gusta o les disgusta acerca de sus cuerpos, de sus emociones, de sus pensamientos, de las circunstancias de la vida y de los amigos? ¿Hay algo qué desearían cambiar? Cualquier cosa que no les guste, les está diciendo algo acerca de la energía en sus campos. De lo contrario, ni lo hubieran notado. La energía sencillamente hubiera atravesado sin que se notara nada. En cambio, golpeó alguna energía atascada, la reforzó, y la notaron. Ustedes la habían puesto allí por algo, pero ¿aún la necesitan? Si no, declárense maestros de sus propias cosas y desaparézcanla, diciendo esto: "Soy un maestro de la expresión divina. Reconozco que siento y que ello ya no me sirve en mi sendero hacia la Luz. Con la ayuda de la fuerza de la Gracia, libero esa energía; que retorne al universo, para el bien más elevado y sea transmutada en la forma más elevada de Luz".
De una manera sistemática, desháganse de todo el equipaje viejo que han coleccionado a lo largo de los años. No lo necesitan adonde están dirigiéndose y sólo logrará retrasarlos. Ya habíamos tratado acerca de la vergüenza pero existe otra carga especialmente pesada: la culpabilidad. Es energía vieja y pueden librarse de ella, así: de uno en uno, visualicen a todos con quienes hayan sostenido interacciones significativas en sus vidas: padres, parejas, hijos, jefes, arrendadores y así sucesivamente. El invocar una visualización de ellos los pone a ustedes en contacto con sus yo-espíritus. Díganles, interiormente, o a viva voz, como prefieran, que los perdonan por cualquier daño que ustedes alguna vez sintieron que les habían infligido. No importa que ellos crean si se los infligieron o no; lo importante es lo que ustedes creen; eso es lo que está atascado en sus propios campos.
Díganles que entienden que todo ello se hizo en cumplimiento de un acuerdo previo y que los aman. Este proceso podría tomarles varias horas.
Ahora, pónganse frente a un espejo y hagan lo mismo. Perdónense a sí mismos por cada vez que creyeron que la habían embarrado. Díganse que lo hicieron con base en un acuerdo y miren qué aprendieron. Recuérdense que un Maestro nunca la embarra sino que todo se sucede exactamente de la manera en que lo quiso. La única cosa que los Maestros necesitan hacer es servirle a la Luz.
Ya nos estamos acercando al final. Hemos disuelto las impresiones, el juzgar, el temor y, lo mejor de todo, el juzgarse a sí mismo. ¿Qué nos queda? Quizás algunas cosas con nuestras co-encarnaciones. Repitan entonces la rutina del perdón pero en esta ocasión háganlo de una manera más general:
"Perdono a cualquiera que yo crea que me ha lastimado en esta encarnación presente o en cualquier otra, en cualquier lugar o en cualquier plano.
Perdono todas las deudas y borro todos los karmas. Elijo la Luz para mí y para todos mis mí mismos".
Díganlo con sinceridad y con intención. Puede que les tome varios intentos pero les llegará un momento en el cual tendrán la certeza de haberlo logrado.
No es posible que se manipulen respecto a perdonarse a sí mismos o a los demás. Ni siquiera es necesario que lo intenten debido a que crean que es "la cosa espiritual que deben hacer". Para saber si uno ha perdonado sinceramente, observen la gratitud. Una vez que se sientan agradecidos con la "impresión" o con la experiencia, aunque sea algo muy grande, por ejemplo, un incesto o una violación, estarán libres. Sentirán un profundo aprecio, a la altura del alma, hacia ustedes mismos y hacia las demás personas, por haberles sido de servicio bajo circunstancias tan retadoras.
Semejante servicio exige un amor y compasión grandiosos. Y recuerden: no existen víctimas sino sólo co-creadores. Ustedes diseñaron la naturaleza de sus "impresiones" y les pidieron a los demás que se les unieran en el juego.
Al encarnar, construyeron varios bloqueos y votos en sus personalidades y cuerpos de energía que les impidieran saber realmente quiénes eran. Está a discreción de sus yo-espíritus el momento para liberarlos de estos bloqueos y votos, no sólo para ustedes sino para todo su línea de sangre, hasta el comienzo mismo de la historia. Debido a que esta técnica es muy poderosa y afecta a cada uno de sus ancestros, he tenido que pedir una dispensa especial a los varios concilios para poder entregarles esta información. Si sienten que es lo correcto para ustedes, bien sea solos o en grupo (aunque en grupo, el trabajo es mucho más potente que en solitario), digan lo siguiente con toda intención.
"Yo, ahora, rescindo cualquier y todo voto que haya hecho para experimentar la ilusión de la inconsciencia. Como portador de la luz para mi linaje genético, rompo estos votos, para mí y para todos mis ancestros.
Declaro nulos estos votos y los anulo, en esta encarnación y para todas las encarnaciones, a lo largo del tiempo y del espacio, de las realidades paralelas, de los universos paralelos, de las realidades alternativas, de los universos alternativos, de todos los sistemas planetarios, de todos los sistemas de la Fuente y de todas las dimensiones.
Pido la liberación de todos los cristales, dispositivos, formas de pensamiento, emociones, matrices, velos, memorias celulares, cuadros de la realidad, limitaciones genéticas y la muerte, ¡AHORA!
¡Por la Ley de la Gracia y por el Decreto de la Victoria! ¡Por el decreto de la Victoria! ¡Por el decreto de la Victoria! Según la voluntad del ESPÍRITU, pido Despertar. Según la voluntad del ESPÍRITU, ¡estamos despiertos!
En el comienzo, ¡YO SOY EL QUE SOY!
Esto deja limpios tanto el ático como el sótano. Llegó el momento de atraer hacia adentro nueva energía, bajo el control de ustedes. ¡Llegó el momento de hacer contacto con el ESPÍRITU!
Libro: UN MANUAL PARA LA ASCENSIÓN Dictado por Serapis Bei. Tony Stubbs.                      
www promineo.gq.nu

 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 

 Blog Red Nicaragüense de Luz http://renluz.blogspot.com/
 
 
( Red Estelí Cultural) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog