lunes, 7 de marzo de 2016

El Evangelio de Jesús Cristo según Tomás el Apóstol

Jesus_Toro

El Evangelio de Jesús Cristo según Tomás el Apóstol – Parte 1

Publicado por: Viviana Alejandra Rodriguez en Jesús 5 marzo, 2016 0
El Evangelio de Jesús Cristo según Tomás el Apóstol – Parte 1
Autor: Oscar Carlos Cortelezzi – Buenos Aires – Argentina
Introducción:
Qumran – "Los Rollos del Mar Muerto":
En 1947 en la zona de Qumran, cerca del Mar Muerto (Palestina), por accidente y merced a la intervención casual de unos pastores, se llevó a cabo uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de nuestro siglo.
En varias cuevas de la región, se encontraron numerosas vasijas de arcilla, que resultaron contener una colección de más de 800 pergaminos y papiros que hoy se conocen como los "Rollos del Mar Muerto"  (o de Qumran) y que han llegado a tener una trascendencia enorme en la validación y revisión de los textos bíblicos del Antiguo Testamento, además de ser uno de los descubrimientos papirológicos más importantes de la historia: La colección de textos hebreos más antigua y completa que se ha encontrado.
Las investigaciones demostraron que estos rollos, en gran parte copias de los libros canónicos del A.T. de la Biblia, fueron recopilados por la secta de los Esenios, contemporánea a Cristo.
Los Esenios eran una secta mística y monástica del judaísmo primitivo, llevaba una vida dedicada al trabajo y la oración, apegada al estricto cumplimiento de la Ley de Moisés.  En el año 152 AC, descontentos con la frivolidad y decadencia del sacerdocio hebreo, dominado por fariseos y saduceos, se retiraron de la ciudad de Jerusalén hacia el desierto, donde permanecieron en relativo aislamiento hasta el año 68 DC, cuando los romanos destruyeron la comunidad (posiblemente como parte de la guerra contra los judíos).
Es probable que la gran mayoría de los textos de las cuevas de Qumran se hayan escrito y depositado allí en los últimos años, en tiempos de la guerra entre los Judíos rebeldes y los romanos, cuando los esenios ya vislumbraban el final de su comunidad, con el fin de preservar sus conocimientos y tradiciones. En todo caso, los escritos más antiguos datan del siglo II AC y los últimos de la primera mitad del I DC.
Hacia el final de su existencia, los miembros de esta comunidad, llegaron a ser uno de los principales  grupos religiosos en que se dividía el judaísmo anterior a la destrucción del Templo de Jerusalén,  en el año 70 DC.
Pese a ciertas evidencias que sugieren que Juan el Bautista, el profeta precursor de Jesús de Nazaret, estaba relacionado con este grupo o pertenecía al mismo, no existe nada que indique que los esenios influyeron directamente sobre los primeros cristianos.  A pesar de las teorías marginales de algunos investigadores con puntos de vista "alternos" a los de la comunidad científica, como Carsten Peter Thiede (en relación con el famoso papiro "7Q5"), aún no se ha demostrado vinculación alguna entre Jesús de Nazaret y los Esenios; además se cree que estos escritos han tenido poca o ninguna significación en lo que respecta al origen y la creación del Nuevo Testamento, vale decir, a los escritos sagrados del Cristianismo.
Salvo por el hecho de que tanto la comunidad esenia, como el movimiento original de Jesús, eran grupos mesiánicos, que creían que "El Reino de Dios" (o sea un mundo perfecto en donde reinaría un rey justo y divino)  estaba cerca y que eran contemporáneos, nada más los relaciona.
Todo esto no ha impedido que muchos pretendan retrotraer la época de redacción de los evangelios canónicos a los tiempos en que la comunidad esenia todavía existía y haciendo de los descubrimientos de Qumran un baluarte para la verificación histórica de los orígenes del cristianismo.
Es irónico que, a otro descubrimiento igualmente importante y mucho más significativo para la cristiandad, no se le haya dado en más de 50 años, la importancia que merece.
 

Nag Hammadi – "Los Evangelios Gnósticos"

Unos años antes de los descubrimientos de Qumran, en diciembre de 1945, dos hermanos, campesinos egipcios, en un lugar del Alto Egipto llamado Nag Hammadi, donde el Nilo hace una curva en su cauce, se encontraban buscando fertilizante para cultivar. Uno de ellos, llamado Muhammad Alí, cavando, pegó con una pala contra un objeto duro, perfectamente oculto entre unas piedras. Al retirar la tierra y las rocas, se encontró con una tinaja de terracota cuidadosamente cerrada con una especie de plato. Al principio, Muhammad dudó en abrirla por la superstición de que pudiera contener a un genio y éste pudiera dañarlo. Más tarde, dándose valor ante la esperanza de encontrar oro, la abrió, pero en lugar del precioso metal había unos libros encuadernados en piel de gacela.
El lugar preciso del descubrimiento era conocido en la antigüedad con el nombre de Chenoboskeion ("Pastizal de gansos"). En la zona, San Pacomio fundó el primer monasterio cristiano del Alto Egipto en el año 320 DC. Unos años después, en 367 DC, los monjes locales copiaron más de 45 escrituras religiosas cristianas y paganas en 13 códices (libros encuadernados en cuero). Al modo de Qumran, toda esta colección fue sellada dentro de tinajas y resguardada en las cercanías por temor a la persecución a la que los gnósticos eran sujetos por esa época.
Los libros eran de al menos 1600 años de antigüedad y eran en su mayoría cristianos, pese a que, entre ellos, se encontraba una copia de "La República" de Platón y otros textos clásicos. Estaban escritos en copto, una lengua todavía sobreviviente y que era una derivación de la hablada por los Faraones en su etapa helenística (Siglos IV a I AC). Todos eran traducciones de originales griegos al idioma local. La colección constaba de un total de aproximadamente 1100 páginas.
A diferencia de la de Qumran, los mismos eran de singular relevancia para el esclarecimiento de los orígenes del Cristianismo y de las directas enseñanzas de Jesús. Esto fue entendido desde un primer momento por los estudiosos, pero "increíblemente", todavía hoy, luego de más de 50 años, el tema no ha sido tratado con seriedad y profundidad por las autoridades religiosas y por la opinión pública en general.
Uno de estos códices contenía el escrito que ocupa nuestra atención, un "Evangelio atribuido al Apóstol Tomás, que recopilaba una serie de proverbios que Cristo había sentenciado durante sus años de prédica.

Evangelio de Tomás – "El Quinto Evangelio"

Medio siglo antes del descubrimiento de Nag Hammadi, en Oxyrhynchus, una antigua ciudad egipcia, se descubrieron unos fragmentos de papiro escritos en griego, que correspondían a un evangelio apócrifo atribuido al Apóstol Tomás. La paleografía fechó la redacción de los mismos hacia el año 200 al 250 DC y desde entonces, se creyó que una vez existió un quinto libro análogo a los canónicos, en donde se registraban las enseñanzas de Jesús.
Una de estas páginas se encuentra en el Museo Británico, en Londres. Sin embargo, no se le dio mayor importancia al tema, hasta el descubrimiento de la versión copta (que ofreció el texto completo). A los fragmentos griegos se los conoce como "Papiros de Oxyrhynchus" y al texto copto, "Codes II de Nag Hammadi" respectivamente.
Todos los expertos independientes, e incluso algunos teólogos, están de acuerdo en que el "Evangelio según Tomás" es tan auténtico como los sinópticos y el del Apóstol Juan.  Este texto se viene estudiando desde hace décadas y, últimamente, ha dado lugar a sorprendentes conclusiones (que trataremos más adelante).
Como lector podrá comprobar que, el de "Tomás", es un evangelio totalmente diferente de los incluidos en el Nuevo Testamento. En él no existen partes narrativas o anécdotas sobre la vida y obra de Jesús, solo consta de 117 proverbios y cortos diálogos en donde se recogen las enseñanzas más significativas atribuidas al Maestro. No se dice nada del nacimiento, de la muerte o de su supuesta resurrección.
El autor, quizá aludiendo a la calidad "privada" de los diálogos o máximas, se refiere a las mismas como: "Los dichos secretos que Jesús viviente habló".
Ya Clemente de Alejandría cita al Evangelio de Tomás, sin nombrar la fuente. El texto en cuestión es el proverbio Nro. 2, que dice: "Jesús ha dicho: Que quien busca no deje de buscar hasta que encuentre, y cuando encuentre se turbará, y cuando haya sido turbado se maravillará y reinará sobre la totalidad y hallará el reposo". Esto demuestra que el libro, en su forma primitiva, existía ya en el 190 DC, fecha de composición de "Stromata" ("Remedios"), el libro que contiene dicha cita.
Sin embargo, existen evidencias que el de Tomás, pudo haber sido el evangelio más antiguo (con seguridad su versión original s anterior al 100 DC), o al menos, el que recoge con mayor fidelidad y sin agregados mítico-legendarios a las palabras dichas por el Jesús histórico, de los que hoy se conservan.

"Q" – "El Evangelio Perdido de Jesús el Cristo"

Hace tiempo, en el siglo XIX, algunos estudiosos notaron algo singular ante la lectura crítica y comparativa de los evangelios sinópticos del Nuevo Testamento.
Ninguno de los Evangelios es congruente en un 100% con los otros, ni su forma narrativa es equivalente. Cada uno de ellos refleja un estilo diferente e incluso, hoy se sabe, fueron redactados en lugares y épocas disímiles.
El más antiguo es el de "Marcos", que se fecha hacia el  año 70 DC (con seguridad luego de la destrucción del Jerusalén a manos de los romanos). "Mateo" y "Lucas" se terminaron unos 20 años después.
Es obvio que en los aspectos narrativos y en la secuencia de eventos que documenta, tanto "Mateo" como "Lucas" se basan en "Marcos". Sin embargo, los primeros contienen numerosos dichos y frases atribuidas a Jesús que no están presentes en éste último. Además, en los originales griegos, las palabras suelen ser idénticas, lo que es algo insólito si se piensa que cuando dos cronistas "recuerdan" algo que oyeron o leyeron hace años, pueden documentarlo en forma similar, pero jamás iguales.
La respuesta a este misterio fue dilucidada mediante los estudios filosóficos: Tanto "Mateo" como "Lucas" tuvieron como "fuentes" a dos evangelios anteriores. Para las historias y leyendas de la vida de Jesús, tomaron como modelo a "Marcos" (agregándoles las historias sobre la infancia y la resurrección que el original de "Marcos" no poseía; por otro lado, para incorporar las máximas y proverbios de Jesús, utilizaron un documento (hoy perdido) al que los expertos llaman "Q".
Por obvias razones, desde que esta teoría surgió, la mayoría de los académicos fueron muy cautos en confirmarla como un hecho. La razón es que "Q", hoy día, ya no existe. Sin embargo, el descubrimiento del Evangelio de Tomás, trajo la evidencia positiva de que alguna vez, "la fuente" existió. Especialmente el papiro "Oxyrhynchus", cuyo texto griego era concomitante con las frases equivalentes de las versiones de los evangelios canónicos de la misma lengua.
Muchos de sus dichos son análogos a los de "Mateo" y "Lucas", otros son inéditos, demostrando que estos dos redactores, utilizaron los que más se adecuaban a sus criterios doctrinales.
"Tomás" da una interpretación muy diferente a los dichos conocidos de Jesús. El erudito Burton Mack, ha formulado una controversial teoría (muy factible por cierto) que plantea que algunas de las primitivas comunidades cristianas no creían que Jesús de Nazaret era el "Mesías" esperado por los judíos, o el "Cristo", sino un maestro de sabiduría, un hombre que intentó enseñar a otros como alcanzar una plenitud existencial y como vivir en armonía con nuestros semejantes. Para ellos, Jesús no era un ser divino, sino totalmente humano.
Estos primeros seguidores, disintieron de otros cristianos que se basaron en los rituales y en la idea de la muerte y resurrección de su "Salvador". El que esta segunda variante ideológica triunfara sobre la primera, probablemente se debió a que la psicología popular, siempre aceptó mucho más fácilmente a las doctrinas que eran acompañadas con leyendas heroicas y narraciones biográficas que les inspiraran devoción, fe y admiración.
En el Evangelio de Tomás y, presumiblemente, en "Q", la "Salvación" se logra no por la fe o el seguimiento ciego de una creencia, sino por la búsqueda de la sabiduría interior y la conducta apropiada para con el prójimo. Esto "libera" al ser espiritual de su "envoltura" material y le permite la trascendencia.
Hoy en día, muchos paliógrafos se encuentran abocados a la "reconstrucción" de "Q", lo que a la postre traerá de nuevo a la luz el "evangelio original" de Jesús de Nazaret, el Cristo. En próximas entregas, presentaremos un trabajo crítico en tal sentido. Por ahora, ofrecemos los textos en sí, para que el lector juzgue por sí mismo.
Autor: Oscar Carlos Contelezzi – Buenos Aires – Argentina
Compartió: Viviana Rodriguez – www.vivianarodriguez.com

SI TE HA GUSTADO COMPARTELO Y REGALANOS UN LIKE

SOBRE VIVIANA ALEJANDRA RODRIGUEZ

Hola, Bienvenido a mi Rinconcito de Luz! Despertando a la Luz nace en el año 1998, cuando comenzó mi búsqueda interior. Un Viaje sin fin, y maravilloso que sigo descubriendo en cada paso y en cada experiencia. Mi cómodo mundo, de un dia para otro se desvaneció y allí lo único que me sostuvo fue la Fe y el aprendizaje de Amar la Vida por sobre todas las cosas, sabiendo que cada experiencia era una materia de la vida que me llevaría a algo mucho más grande. El camino y mis Angeles, trajeron a mi vida muchos Maestros, muchos Sabios, libros, técnicas, meditaciones que me fueron dando herramientas para sanar y crecer. Luego, todo dependió de mi Compromiso conmigo misma. Desde el año 2001 trabajo como terapeuta Holística en tiempo parcial, y en este último año está creciendo mi dedicación para el Servicio, viajando hacia el interior del país y hacia donde los Angeles humanos y no humanos me llevan. Es mi intento y en Puro Amor ayudarte a que encuentres tu camino y tu Don para que puedas Re-Encontrarte con la Vida Plena y Feliz que viniste a vivir en esta Sagrada Tierra. Es mi intento que mi camino, te ayude en tu proceso de Iluminación y que Compartir esta experiencia, nos eleve a amb@s. Contactame, escribiendo a: rodriviv11@gmail.com Te espero para que juntos crezcamos un poquito mas!!!!! Mi Camino: Maestra de Reiki USUI, REIKI TERA MAI, Maestra de Registros Akáshicos, Facilitadora de Geometría Sagrada y Merkaba, Facilitadora MUNAY KI, Facilitadora técnica de Símbolos de Ascensión del Arcangel Miguel, Diksha Giver, Terapia de Regeneración Celular , Terapeuta Floral, Memoria Celular (Terapia y Cursos), Terapeuta de RAKIRAM.
     
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 

 Blog Red Nicaragüense de Luz http://renluz.blogspot.com/
 
 
( Red Estelí Cultural) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog