jueves, 11 de febrero de 2016

DESDOBLAMIENTO


DESDOBLAMIENTO

Mikhael
Esto es lo que me pasó una mañana, alrededor de las 5: me desperté, y al comprobar la hora decidí volver a dormirme. Como de costumbre, observo mi caos visual. Es muy denso y luminoso, en pleno centro de mi campo visual apareció una lucecita esférica, amarilla como la del fosfeno en primera fase. La luz empieza a crecer lentamente, pasando al tamaño de un fosfeno y después invade todo mi campo visual. Tenía la sensación de que la luz se me venía encima. Después se disipó e intenté abrir los ojos pero me di cuenta de que estaba en el estado intermedio entre la vigilia y el desdoblamiento y que no podía hacer nada físicamente.
Estaba tranquilo, y casi sin transición me reencontré en una neblina algodonosa y grisácea, consciente de encontrarme en un. estado no ordinario. Recuerdo muy bien haber pensado:Estoy en el bajo astral, y no pude hacer gran cosa sino guardar la calma (que para mí ya es un gran paso…) Sin más, me «desperté» (escribo entre comillas porque considero que estaba plenamente consciente durante la experiencia, de la que guardo una experiencia muy positiva); la aparición del fosfeno espontáneo ha sido por sí mismo un momento maravilloso.

Aurinko
En un momento entré en una experiencia vibratoria intensa y, de golpe, sentí que la parte superior de mi cuerpo se elevaba, y a continuación sentí descargas eléctricas en el cuerpo y mis piernas se desdoblaron rodando de costado. Debo decir que la sensación era sorprendente y muy física (imposible de confundir con un sueño), no me pude soltar del todo, me quedé sujeto por el cordón y volví a tomar conciencia de mi cuerpo. Estar en pleno corazón del proceso resulta bastante impresionante a nivel de sensaciones físicas, e incluso del ruido…

Bruno
He tenido la suerte de participar en los cursos del mes de agosto, una experiencia particularmente rica. Una semana después de la formación, entrenándome regularmente con balanceos y Girascopio: en mi cama, me estaba quedando adormilado y empecé a escuchar unos zumbidos muy graves y potentes que alternaban al ritmo de la sexta parte de segundo, como crepitando… y fue entonces cuando me dije ¡me he marchado!¡Efectivamente! En una fracción de segundo me encontré en la habitación de al lado, había atravesado la habitación con éxito y con la cabeza baja y extendiendo mi brazo, pude sentir el suelo, la materia… después intenté de nuevo atravesar una pared a mi izquierda pero sin conseguirlo… Entonces fui en dirección al techo, atravesándolo… Volaba y subía cada vez más alto, a oscuras, con cientos de puntos luminosos que brillaban como estrellas a mi alrededor; todo era muy bello.

Yannik J.
A raíz de la práctica correcta de los mantras durante mis balanceos y rotaciones, pude notar que una «cruz» (línea antero posterior y lateral) se manifiesta al mismo tiempo que las proyecciones luminosas esporádicas sobrevienen después de la práctica. Para la pequeña historia, a continuación vino un bonito sueño de desdoblamiento:
En resumen, yo estaba apoyado en mi balcón (vivo en el 12º y último piso). Vi pasar un grupo por una carretera que había abajo, parecería que sus miembros se hubieran reunido con un objetivo preciso. Salto pues y me dirijo hacia ellos sobre el camino que me queda por recorrer flotando. Cuál no fue mi sorpresa cuando vi que se trataba de un grupo de estudiantes de los ejercicios del Dr Lefebure. En realidad, una niña (es bastante simbólico) nos inició en los balanceos laterales. (Y esa fue la primera vez que experimenté esta sensación…) En consecuencia, una formadora que acompañaba a esta señorita me indicó la manera correcta de recitar los mantras con la ayuda de un gran árbol y notas clavadas encima… Desde entonces, la niña de mi sueño me acompaña frecuentemente durante mis sueños lúcidos o no. Además la práctica de mantras y balanceos me ha permitido colorearlas auras.

Marcelo T.
¿Hola Francesc, tienes un minuto largo? Es que anoche tuve un sueño, y me gustaría contártelo porque te vi en él.
Serían aproximadamente las 4.00am. Aparecieron delante de mí unas manos tan claras que podría describirlas detalladamente. Estaban como iluminadas dentro de una profunda oscuridad, se comunicaban conmigo como telepáticamente, invitándome a que me sujetara de ellas. Sin saber bien el porqué, ni a dónde iban a llevarme y sin dudar siquiera me sujete a ellas, me dieron una sensación de seguridad y de tranquilidad y confirmación de que todo iba bien y recuerdo como si hubiese sido tan real, la textura, el tacto de la piel… etc.
Me sujeté a ellas con ambas manos, mientras notaba como un cosquilleo en el área del vientre que subía al ombligo y era como si así se iniciara el desdoblamiento…empecé por la cabeza y los brazos…cuando un sonoro ruido me distrajo, sentí como me interrumpió el hecho de darme cuenta del ruido… ( era un ronquido de mi marido), cuando me di cuenta de lo que había pasado, quise regresar a recuperar lo que había dejado y ya no vi las manos, tuve entonces como la claridad de entender lo que estaba pasando… como que venían las manos a ayudarme, a llevarme a enseñar algo… luego apareciste tú a la derecha inferior de la imagen que tenía pero más oscura y no tan nítida. Estabas repitiendo muchos sonidos como mantras, no reconocibles para mí auditivamente y girando tu cuerpo mientras dabas vueltas, era como si podía imaginar tu forma de movimiento veloz… y era como un objeto redondo que se movía a gran velocidad como un platillo volador como con una curvatura en el centro.
Me pareció algo maravilloso y con una realidad desconcertante porque yo estaba profundamente dormida…o no lo estaba??????) Creo que es como el principio de algo inaudito que está ahí… esperándome… y que me motiva mucho a hacer los ejercicios y por un lado no quisiera tener tantas expectativas porque es muy probable que no suceda nada, cuando lo estás deseando tanto.
Sólo que ahora, después de esta experiencia…
Gracias por tu tiempo. Saludos.

Jaume Banchs
Quiero hacer los siguientes comentarios a una experiencia de desdoblamiento sucedida la pasada noche. Antes ir a dormir hice los ejercicios habituales de 30 minutos de fosfenos 3 minutos (aproximadamente) acompañados de balanceo vertical.
Experiencia:
Me despierto desdoblado me medio de un grupo de gente, como si se tratara de una comunidad astral y estoy acompañado de un chico, de más o menos mi edad, muy amable. Nos comunicamos con fluidez; tiene un aspecto amable, y me fijo en sus cabellos ondulados y rubios. Dentro de esta comunidad hay un grupo de conciencias de aspecto humano pero con vestidos extraños, que traen pequeñas lucecitas de colores (como las de los árboles de Navidad), en la ropa. Hay hombres y mujeres; trabajan en grupo y transmiten una sensación de alegría; están como si trabajaran dentro de un laboratorio. Se mueven y comportan de manera poco lógica e incomprensible para mí; le digo a mi compañero-guía si puede explicarme lo que está pasando; dice que sí, y me toma la mano como para verlo mejor, de más cerca. Me lleva volando hacía arriba a un lugar oscuro, como si fuera el medio del firmamento y de golpe nos paramos; me señala el lugar donde se aglutina está comunidad extrafísica. Le comento que no veo nada, no hay luz, todo está oscuro. Me comenta que, efectivamente es así, que es la propia comunidad la que con su conciencia crea un espacio propio, como un laboratorio virtual, con luz en su interior pero que desde afuera, no se puede ver.
Bajamos del firmamento y nos adentramos dentro de esta masa oscura y efectivamente, veo gente dentro, chicos y chicas trabajando dentro del laboratorio. Pregunto a que se dedican y me dice que a confeccionar nuevas materia como medicamentos, vacunas etc. para que el hombre los pueda descubrir más tarde en la tierra… Es como un trabajo previo de creación en el astral, de lo que luego serán descubrimientos en el mundo científico humano.
Comentarios:
La experiencia es muy nítida y con un grado de lucidez como el de la vigilia. En un momento del viaje me doy cuenta de que estoy proyectado y tengo miedo de volver súbitamente a mi cuerpo y perder la experiencia. Esto sucede cuando voy de la mano del guía, pero nada de esto sucede y continuo con calma con la experiencia.

Joachim L.
En respuesta a las cinco semanas de entrenamiento a las tensiones estáticas (de su curso de desdoblamiento astral) a razón de 20 minutos por tarde.
Aquella mañana, no tenía más sueño, me relajé en la cama; precipitadamente sentí un temblor y vibraciones por todo mi cuerpo. Decidí dejar libres las sensaciones. De golpe tuve la sensación de despertarme en otro lugar, como si no fuera yo quien había cambiado de plano pero si el medio en el que me encontraba.
Sentí mis dos pies moverse en rotación. Tuve una sensación de flotación, y como una pérdida ligera de conciencia y me reencontré en la habitación de mi apartamento. Esta experiencia tenía un aspecto real y otro de sueño al mismo tiempo. Tenía la impresión de estar en mi cama y de al mismo tiempo, estar en otro sitio, como si hubiera transportado mi cama conmigo. Era increíble.

Guillaume P.
Cada semana había practicado el balanceo vertical y la convergencia ocular, durante dos horas de ejercicios al día. Aquella mañana, me había despertado hacia las seis horas y no me sentía en absoluto dispuesto para levantarme de inmediato. Me acomodé muchas veces en mi cama con el fin de tratar de volverme a dormir. Y cuando más trataba de dormirme menos lo conseguía poniéndome cada vez más nervioso. Así que decidí observar mi caos visual para relajar mi espíritu y mis nervios.
Observaba las nubes difusas de color azul y buscaba un detalle, sentí mi cuerpo relajarse bastante rápidamente, mis pensamientos se centraron hacia un minúsculo punto sin gran esfuerzo mental. El punto se volvió de repente muy brillante y tuve la sensación de avanzar hacia este punto. Todo mi campo visual tomó una gran profundidad y tuve la sensación de atravesar un velo tras el que mi visión se volvió clara de repente. Estaba ahora en medio de una galaxia en la cual avanzaba lleno de alegría y de paz.
Tuve la sensación de que me levantaba y de que mi cabeza giraba hacia la izquierda para contemplar mejor esta galaxia con una visión muy nítida, me volví luego mentalmente hacia la derecha y tuve el placer de ver mi habitación entera con sus muebles, plantas, etc. bañada en la luz de esa galaxia. Era maravilloso… 
Gracias Daniel.

José I.
Los ensayos que efectué para verificar la realidad de los efectos de la práctica del Fosfenismo me han revelado que son verdaderos. Me levanto a las 4h.00 de la mañana, mi trabajo comienza a las 5h.00. Consiste en conducir coches en circuito cerrado con pausas de descanso de un cuarto de hora. ¡Trabajo en plena naturaleza y veo el sol levantarse (¡que espectáculo!).
Después de algunos fosfenos, descansé durante los 15 minutos habituales; utilizo este tiempo para dormitar y así recuperarme de la falta de sueño. Y en ese tiempo que duró subjetivamente unas dos horas si no más; tuve visiones y escuche sonidos desconocidos. Sentí mi cuerpo volverse ligero. Oí risas traviesas y sentí la presencia de las energías de la naturaleza.
Luego tuve la sensación de subir, de subir muy alto. Y luego todo se paró y despacio la sensación de mi cuerpo se volvió más pesada, densa, y reabrí los ojos sin tener la impresión de despertarme, porque para mí en ningún momento me dormí.
Después mi miedo de la muerte disminuyó, porque concluí que había visitado los planos astrales. No me intereso por los mundos de más allá; mi búsqueda espiritual concierne al descubrimiento de mi tarea terrestre. Sin embargo estoy abierto a lo que venga.

Richard
Desde que práctico el Fosfenismo, he experimentado varias veces un fenómeno de desdoblamiento estando totalmente despierto, durante el día. En general, se trata de un desdoblamiento parcial del cuerpo que sólo afecta a los miembros inferiores y superiores.
La primera vez, el fenómeno se presentó después de una sesión de girascopio, cuando estaba tendido; sentí que mis miembros se separaban del cuerpo físico para elevarse por encima de él. Al mismo tiempo, mi doble se alargó y se estiró desmesuradamente, y tenía la sensación de que mi cuerpo se partía en 2, con un gran vacío en la zona de la pelvis. Después, poco a poco, mi cuerpo, con mucha suavidad, se reagrupó.
Estos fenómenos de desdoblamiento de los miembros se reproducen ahora de forma más o menos regular, ya sea durante las sesiones de entrenamiento con girascopio, ya sea por la noche en la cama, cuando me acuesto. Solamente los momentos de calma y relajación permiten este tipo de experiencia.
Sin embargo, una vez tuve una experiencia bastante curiosa que asimilo a un desdoblamiento. Una noche, al terminar una de las sesiones de entrenamiento con girascopio, estaba sentado en mi escritorio cuando, de forma brusca y brutal, pero sin ningún dolor especial, mi doble se separó de mi cuerpo físico alrededor de 2 metros hacia la izquierda. Regresó de la misma manera brusca y brutal hacia él, como atraído por potentes resortes o elásticos. Todo esto duró menos de un segundo, pero era impresionante tanto por la brutalidad del fenómeno como por su velocidad de ejecución. Entonces tuve la sensación de que mi cuerpo físico todavía no estaba preparado para dejar que su doble se paseara solo sin él y lo llamaba bruscamente al orden.
Todos estos resultados me animan a continuar y confirman los trabajos e investigaciones del doctor Lefebure sobre el Fosfenismo.

Gilles
Desde que practico los ejercicios fosfénicos, son incontables las experiencias de desdoblamiento y de viaje astral que he realizado. Me gustaría describir uno de ellos.
Primero le explico el ejercicio que practiqué: tendido sobre la espalda y después de haber hecho un fosfeno, imaginé en el interior del fosfeno un remolino de color verde como la primera fase del fosfeno que giraba a una vuelta por segundo. La duración del ejercicio fue de 20 minutos. El ritmo de un segundo es el ritmo que gobierna el tiempo físico y terrestre, por lo tanto, utilice, como preconiza el doctor Lefebure, el Mantratrón ajustado a 1 segundo.
Como soy nadador socorrista, durante mis períodos de ocio me gusta practicar la caza submarina y sobre todo explorar los fondos marinos a lo largo de la costa mediterránea. Durante la apnea (buceo con palmas, sin botella), disfrutó admirando los pequeños peces de la costa rocosa (todo transcurre pues en el plano físico). La noche siguiente a mi última excursión submarina y después de haber practicado el ejercicio descrito anteriormente, se desencadenó una experiencia muy hermosa.
Me encontré completamente despierto y consciente observando peces tropicales en fondos de coral y además (sobre todo), con la sensación de ser UNO con el elemento agua. La sensación de que la conciencia se fusiona con las moléculas de agua fue muy extraña. Te deseo una larga vida, Daniel. Y gracias por tu trabajo de presentación de la obra del doctor Lefebure, para que los apasionados como yo tengan acceso a los trabajos este genio.

Isabelle F.
Mis experiencias se inician con un sonido, como un zumbido que va de un oído a otro. Cuando le dirijo la atención, este sonido se vuelve continuo y tengo una sensación de ser aspirada. Así empieza la experiencia.
Veo formas en mi caos visual; cuando miro una, tengo una sensación de velocidad, como si persiguiera esta forma. Últimamente, he tenido una experiencia muy agradable. Por la noche, había hecho un balanceo lateral y, al dormirme, oí el sonido que iba de un oído a otro. Era como un soplo que me atravesaba la cabeza y sentía una vibración. La sensación era muy agradable si me dejaba ir por completo, pero no tenía que reaccionar. Me sentí aspirada en mi campo visual, con una sensación de velocidad y movimiento, cuando una forma de contornos luminosos apareció delante de mí. Parecía un ángel; hacía movimientos con las manos, como saludándome. Le di las gracias y, para ver lo que iba a pasar, le pedí que me mostrara países maravillosos.
Entonces, el ser luminoso se marchó volando y la oscuridad se abrió como la bruma para dejar paso a un magnífico sol. Había rayos luminosos blancos muy suaves a la vista, de los que salían burbujas rosas que venían en mi dirección; tuve una sensación de estallido cuando me tocaron. Después, me di cuenta de que estaba en el mar, pero realmente con la sensación de que mi cuerpo se encontraba en aquel lugar. Golpeaba el agua con las manos; experimentaba todas las sensaciones del tacto. La bruma se cerró suavemente sobre la luz; yo volaba a ras del agua y veía el reflejo del sol en el agua. A la mañana siguiente, durante todo el día, sentí un bienestar completo. Espero no haber sido demasiado torpe para explicarme, porque es muy difícil describir y decir lo que se siente.

 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 

 Blog Red Nicaragüense de Luz http://renluz.blogspot.com/
 
 
( Red Estelí Cultural) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog