domingo, 12 de julio de 2015

LOS FILTROS HUMANOS - Canalización de Kryon por Lee Carroll - Totowa, Nueva Jersey, 27 de junio 2015




ASÍ FUNCIONA LA ORACIÓN
Gracias Ma. Cristina Cáffaro!!!
Los Filtros Humanos
Canalización de Kryon por Lee Carroll
Totowa, Nueva Jersey, 27 de junio 2015
www.kryon.com
 
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
 
Hay mucho para decir, que no puedo decir.  La razón de no poder decirlo es que no existen palabras. No hay palabras que expresen adecuadamente lo que sentimos por ustedes. Hemos hablado a un grupo tras otro, como el grupo de ustedes, con respecto a cosas que son importantes para nosotros y para ustedes; la fusión entre nosotros, la forma en que sentimos con respecto a ustedes, las felicitaciones que tenemos para ustedes.
Queridos, la cosa principal que vemos dentro de ustedes, es nosotros.  Dios está en ustedes. No importan todos los otros mensajes de todos los demás, los que canalizan, los que leen, lo que sea; si no les dicen que Dios está en ustedes, aléjense.  La historia de la creación de este planeta dice que está Dios en ustedes, los Maestros que caminaron sobre la Tierra dijeron que Dios está en ustedes; todos ellos.  Este es el tema del día. Lo que estamos tratando de hacer en este punto es conectar. Tal vez es la razón para que hayan venido a una canalización en lugar de ir  a otra reunión.  A escuchar las joyas del Espíritu, las cosas con que se pueden relacionar, lo que es el amor.
En estos momentos mi socio se hace a un lado; hemos usado las palabras "él desecha sus filtros." De eso quiero hablar esta noche, queridos, porque si hay algo que impide que ustedes y yo nos reunamos en uno y vean la luz del Espíritu en su corazón, eso son sus filtros.  Quiero hablar sobre qué son los filtros, por qué son lo que son, y luego cómo pudo reducirlos mi socio. Hacemos esto por una razón: existe un deseo abrumador de conexión de ustedes con nuestro lado.
¿Qué piensan respecto a Dios? ¿Qué les han dicho?  ¿Tal vez les han contado sobre una especie de padre que los juzga, que les dispensa un mal, o que podría destruirlos o lastimarlos o dañarlos, o hacerlos sufrir? ¿Pueden ver la característica humana en eso?  ¿Pueden entender que es simplemente una copia de una paternidad humana, de una mala paternidad?  No es Dios; ¡es lo mejor que ustedes tienen! Y nosotros no somos eso.
Ustedes provienen de la Fuente Creadora, hechos a imagen del Creador, y esa imagen es una metáfora del amor. Todo ser humano tiene la capacidad de amar; cada uno de ellos. Incluso aquellos de los que ustedes dirían: "Imposible, miren quiénes son, miren lo que han hecho."  Les digo: Todos ustedes fueron creados iguales en esta forma: tienen la opción de seguir el camino alto hacia Dios o no.  Esa es la dualidad que vive en cada uno. O van a un lugar oscuro a hablar de cosas oscuras, o ven al Creador en sí: la luz.  Siempre ha sido así, y los humanos están empezando a cambiar.
Quiero hablarles de sus filtros. Si están sentados aquí y les resulta difícil creer que esto es real, explicaremos por qué. Si creen que es real, pero tienen dificultad para creer en algunas cosas de las que hablo, explicaré por qué. No se los juzga por ser así, queridos seres humanos. Es simplemente maravilloso que hayan llegado tan lejos como lo hicieron.  Lo que voy a llamar filtros es experiencia de vida. Lo voy a separar en cinco lugares, o áreas, o categorías, todo eso, porque son conceptos.
No uso los números ociosamente; ellos son nuestras metáforas para decir otras cosas. Busquen el cinco en la numerología, incluso en la más sencilla, y verán por qué elegí cinco. Existen razones detrás de la razón y, en tanto les hablo, quiero que sepan y entiendan que esto viene de la Fuente Central, la fuente del amor, con una mano extendida hacia ustedes ahora mismo, diciendo que los amamos tanto que podemos discutir y hablar sobre lo que entendemos respecto a ustedes, que es mucho.
El primer filtro lo llamaremos crianza. Es su filtro social. Al crecer en su sociedad fueron aprendiendo todo. En ese proceso de ser un humano y crecer de pequeño a grande, recibieron lecciones a lo largo del trayecto, sobre qué creer, qué no creer, cómo sobrevivir, cómo otros no sobrevivieron, qué vigilar, de qué cuidarse.  Aprendieron qué los hace felices y qué los pone tristes, desarrollaron lo que ustedes llaman personalidad social. Aprendieron sobre otros seres humanos. Según dónde nacieron y según qué hicieron sus padres, ustedes vinieron y se transformaron en alguien que confía o no confía, que cuestiona todo o no cuestiona nada. Todo eso es un filtro.
Ahora les daremos la definición de filtro.  Si consideras algo puro, tal vez la luz blanca, la luz más pura que puedas imaginar, cualquier cosa que pongas delante de esa luz que la disminuya, la cambie, la altere, le dé color, sería un filtro. La crianza es un filtro que te forma como ser humano de cierto modo, y ese modo es el que usas para manejar tu vida. Ahora bien; la mayoría está totalmente cómoda con esto: eso eres tú. Es tu naturaleza humana. También está en 3D.  Por ahora, para ti, crecer en este planeta es total y completamente tridimensional y en modo supervivencia. Y aquí estás, escuchando un mensaje multidimensional lleno de luz. ¿Qué estás haciendo con tu filtro?  Porque este filtro con que creciste no necesariamente te dirá que esto sea correcto, creíble, o siquiera real.
Algunos de ustedes han tenido que manejarlo; cambiarlo, alterarlo; pero ustedes todavía son ustedes. Este es uno de los mayores filtros que tiene el ser humano, el más comprensible de los que tiene. Queridos, ¿alguna vez conocieron a alguien de un país lejano muy diferente del suyo, tanto que su filtro era distinto?  Lo que hace al comer es distinto; las cosas que considera elegantes, son distintas; (se ríe) ustedes pueden hacer algo que los ofenda, que les choque, y para ustedes es normal. Allí ven que el filtro del otro es distinto del suyo, de modo que pueden notar que cada filtro que ustedes tienen, que llamamos "social" o "de crianza" es propio.
Ahora bien: hay algo que integra todo esto y lo discutiremos en un momento. Este era el primero de los cinco. Empaña lo que ves, lo que crees, lo que otros te dicen que creas. Es fuerte; si alguien quiere cambiártelo es amenazador. Es el número uno.
El número dos se desplaza un poco. Es el filtro espiritual.  ¿Qué te contaron sobre Dios? ¿Quién es Dios? ¿Cómo se llega a Dios? ¿Cómo se le habla a Dios? ¿Puedes hablar con Dios?  ¿Qué es Dios? ¿Crees en Dios? ¿Será posible que haya un Creador del Universo que conozca tu nombre? A algunos de ustedes les dijeron que hay un Creador del Universo que quiere castigarlos si encuentran algo oscuro durante su vida. A todos se los castiga igualmente para siempre. ¿Es así tu Dios?
Cambia; tu filtro se desplaza cuando aceptas o rechazas lo que otros te han enseñado. A veces es, en realidad, parte del primer filtro, porque es parte de la crianza. Tus padres te llevan a la iglesia o a una reunión espiritual y tú lo adoptas, es tuyo porque es de ellos.  Si al adulto le gusta, entonces debe estar bien, y lo adoptas como tuyo hasta que encuentras algo mejor o más lógico. Los filtros espirituales a veces son peculiares para cada creencia; ¿qué pasa con el tuyo?
El filtro espiritual que tienes está lleno de tu pasado, de lo que has hecho, de lo que has visto, de lo que te has dado cuenta. En los cambios que hiciste y que te permitieron venir a sentarte aquí, sin embargo, todavía tienes un filtro.
En metafísica, ¿qué aprendiste que es correcto e incorrecto? (se ríe).  Queridos, ¡la mente humana es excelente para poner todo en compartimientos!  Y ustedes han hecho eso con Dios, a su manera. Ustedes dicen que deben establecer un límite a la creencia. Algunos todavía  se preguntan si la transmisión que les estoy dando ahora - por usar esa palabra - proviene del hombre o del otro lado del velo. Y luego, si proviene del otro lado del velo ¿es totalmente correcta o está filtrada por él?  Ese es tu filtro juzgando a un filtro.
Tu filtro espiritual es importante para ti, no en tu crianza, sino en la vida. Porque la forma en que ves al Creador influye sobre cómo va tu vida, lo que harías, a qué temes, si tienes alegría. ¿Crees que el fin de una vida crea otra vida, o crea castigo y juicio?  Esto es un filtro fuerte para muchas personas. Para algunas no es un filtro. Lo que sigue siendo un filtro. Si no crees en la Fuente Creadora, tu filtro entonces no la dejará entrar si la ves. Es un filtro.  Eso es el número dos.  Si colocas ambos filtros juntos, harán más difícil que veas lo que tratas de ver. Cada filtro disminuye la luz que querrías ver y que es pura. Cada uno. Si te presento un escenario que nunca viste antes, o que nunca viste cuando crecías, y está fuera de tu caja de espiritualidad, ¿qué harían tus dos filtros?  Estarían en su lugar, firmemente asegurados, y estarías sosteniéndolos con ambas manos, para no tener una sorpresa. Eso es naturaleza humana; proteger tu filtro. Es parte de cómo piensas, es tu mente, y en un momento te diré por qué.
El siguiente, muy importante, lo crean o no, es su filtro de género. Cada uno de ustedes actúa de cierto modo, se comporta de cierto modo, según con quién están, a causa de quién es y de su género. El modelo para su género, lo su mamá les dijo sobre cómo debía ser una mujer. Lo honran y lo cumplen, o se rebelan y no lo hacen, pero tiene su efecto. El género que tienes, si eres mujer, tal vez te portas como una dama; o no, dependiendo de la posición de ese filtro.  Pero igual eres muy consciente y actúas de cierta manera por ser mujer.
Al hombre le pasa lo mismo. Señor, ¿qué le dijo su padre que hace un verdadero hombre? Habrá algunos para quienes un verdadero hombre nunca retrocede en una discusión; otros dirán que un hombre verdadero tiene compasión para todos. Dos tipos distintos de instrucciones, dos filtros diferentes, que te dicen quién eres como varón.
El filtro de género es muy fuerte; te define a ti con los otros géneros. Tienes camaradería con tu mismo género, porque te han dicho las mismas cosas, y te relajas en esa situación. Tal vez estés incómodo cuando estás con los que no son de tu género, y si es así tu filtro está excedido.
Es resolver el acertijo; porque no eres de ese género, y el filtro es fuerte. ¿Qué trae esto a la luz, dirías? ¿Qué tiene que ver tu género con eso de mirar una luz blanca pura que puede ser la Fuente Creadora? ¿En qué sentido lo puedes interpretar distinto si eres hombre o mujer? ¿Lo haces?  Y la respuesta es: ¡Oh, sí! ¡Sí que lo haces, realmente!
El filtro del varón, que es un filtro de género propio del varón, sería menos receptivo ante lo que es suave y dulce de lo que sería el de la mujer.  Y la Fuente Creadora de todas las cosas es lo más suave y gentil, benévola, de amor fácil - fácil significa que fluye; no tienes que arrancárselo, no tienes que pedirlo, ni empujar, ¡fluye hacia dentro de ti si se lo permites!  Pero a veces el filtro de género masculino dice: "No; tiene que ser diferente para que me interese."  Este hombre que están viendo fue una nuez dura de romper; tenía un filtro masculino que decía: "Yo no voy a llorar en tus términos. No voy a llorar."  Le mostramos qué diferente era él. Le mostramos que podía llorar de alegría al descubrir la verdad, y cuando se dio cuenta de eso, todo lo que su padre le había dicho sobre lo que pasa si un hombre llora, voló por la ventana.  Él realineó su filtro.  Pero el filtro de género fue uno de los más difíciles para él.
Mujeres: ustedes tienen sus propias cuestiones en lo que concierne a los filtros de género. Una de ellas, créanlo o no, es que Dios siempre es, o parece ser, un varón. (se ríe).  Ese es un filtro que deberás eludir. ¿Cómo te sientes cuando entras en la estructura de una religión organizada y son todos varones y debes confesar tus pensamientos más hondos a un varón llamado "padre"?  Eso es un filtro; el cómo te sientes al respecto, es un filtro. ¿Le dirías las mismas cosas a una mujer?  Más aún: ¿qué tal si no hubiera ningún intermediario, si estuvieras simplemente hablando directamente con el Espíritu? Entonces el filtro se aplica cuando hablas sobre Dios con un humano, pero no cuando hablas a Dios sobre Dios.  Ese es un filtro. Ese fue el número tres.
Es difícil saber cuál de ellos es el más profundo; depende de quién eres, de cómo fuiste criado, de cuál es tu - llamémoslo así - tu tendencia con respecto a la vida.
Aquí hay un filtro que puedes tener o no, pero todos tienen uno específico, algún fuerte y otros débil; es lo que llamamos el filtro lógico. Todo debe tener sentido, incluso para aquellos que no se consideran científicos ni lógicos; para que participen, la cosa debe tener sentido.  Hay lógica en todas las decisiones basadas en la supervivencia. Existe lógica en algunas decisiones basadas en los otros filtros. El filtro lógico se superpone sobre todos ellos, sopesa los que están debajo y toma una decisión - real o no real - basado en la lógica de ese día (se ríe).  Tu filtro lógico es limitado; solo puedes juzgar qué es lógico de acuerdo a la lógica que has visto que es lógica. Si nunca viste algo, no puedes juzgar si es lógico o no, porque no hay una experiencia que agregar a los cálculos; pero igual es un filtro. Puede ser un filtro que luche por la lógica, pero igual está allí.
El filtro lógico quiere evaluar el sentido común de aquello que se presenta ante ti. Si alguien trata de venderte algo, por ejemplo el Puente de Brooklyn (se ríe) tu filtro lógico se reirá en su cara porque sabes de qué se trata (el otro no es dueño del puente)  De todos modos, no te alcanzaría el dinero.  Ese es tu filtro lógico; descartas la cosa fácilmente y el otro se aleja.
El hombre se sienta en la silla y canaliza; ¿y qué hace tu filtro lógico?  Muchos lo descartarán completa y automáticamente, como si les hubiera ofrecido el Puente de Brooklyn; no es posible, no está en el reino de lo factible.  Es muy grande, basado en tus instintos de supervivencia. ¿Qué haces con tu filtro lógico cuando canalizo?  Se acomoda encima de todos los demás.  Ese fue el número cuatro.  ¿Cuánto se está oscureciendo esa luz?
Ese es el fin de los filtros, ahora que están firmemente unidos y se modifican uno a otro.  Y todavía no terminé.
No todos tienen el número cinco, pero muchos sí; todos los profesionales lo tienen, porque se llama el filtro profesional. ¿Qué has aprendido? ¿Qué aprendiste sobre la realidad en la ciencia, la Física, la Química, las Matemáticas, la Historia, la Antropología, la Biología?  Por ejemplo, ¿eres médico?  ¿Eres alguien empapado en las cuestiones legales que sabe cómo funciona el mundo y las reglas que existen?  ¿Cuál es tu profesión, que pueda ser un filtro que interferiría para ver la luz del Creador?  Porque, para que esto sea real, todo lo que has aprendido debe ser dejado de lado.
El filtro profesional funciona muy, pero muy bien con el primero, el que llamamos de crianza.  La razón de eso es que no quieres quedar como un tonto. Un tonto no sobrevive; el tonto es perseguido por los que lo rodean y luego echado fuera.  No quieres ser un tonto. Y el primer filtro de crianza y comportamiento social viene a combinarse con el último filtro del profesionalismo, porque si has aprendido que las cosas son de cierta manera, y se te ocurre por un momento creer que todo esto es real, enseguida te preguntas qué pensará de ti la gente, según el filtro de la crianza.  Está allí.
Es complejo. Si eres físico y te digo que tus leyes universales están incompletas, algo hay dentro de ti, incluso si estás sentado en esta reunión, que se retuerce, porque estoy diciendo que estás equivocado (se ríe). Y te pasaste la vida haciendo todo lo posible para calcular y entender todo eso. No nos da el corazón para decirte cuán equivocado estás (se ríe); sólo el descubrimiento te lo mostrará, y entonces estará bien - porque lo hicieron los humanos. Puedes tener un descubrimiento que va a poner todo lo que aprendiste sobre una mesa para hacerlo de nuevo. Y lo celebrarás, especialmente si eres parte del equipo que lo descubrió. Ese es un filtro que puedes reformar por ti mismo automáticamente, pero si se trata de que yo lo reforme, es muy distinto.  Ese es un filtro.  Ahora ya tienes cinco.
Imagina que estás mirando la brillante luz de la Fuente Creadora con una Física de la que no sabes nada y con una espiritualidad que no puedes comprender, con la profundidad y la integridad y la delicadeza que ni siquiera puedes concebir, de amor por tu alma. Pones todos los cinco filtros delante de ella, y te preguntarás incluso si es que hay alguna luz o no. ¿Estás entendiendo lo que digo?  La dificultad que tiene el ser humano si no hace nada.
Y ahora te diremos por qué son importantes. Cada filtro que tienes, desde el de crianza hasta el de ser profesional y saber de ciencia o de lo que sea, ha sido traído a ti por un ser humano en quien confías. A veces es un padre, una madre o una hermana, que te enseña cómo es la vida; son tus mentores, tu molde, tu modelo, los amas; si en el camino alguien te dice que es distinto de lo ellos te dijeron, es como un insulto a aquel que amas y que probablemente ya no esté contigo. ¿Comprendes la emoción de este cambio?  ¡Tu filtro está asegurado en su lugar por el amor y la admiración a quienes a tu alrededor te enseñaron y te dieron lo mejor que tenían! ¡Qué contrasentido sería que el filtro fijado por el amor de quienes te dieron lo que tienes, tenga que ser dejado de lado por el amor de Dios! Si solo supieras que estaban todos juntos, que había una confluencia, un sistema, de quitar los filtros del camino para que pudieras ver la luz, que todo se integra perfectamente y sin embargo todos funcionan juntos, ¿lo harías?
Algunos de ustedes lo están haciendo. Ojalá el oyente lo entienda así como se lo estoy dando a ustedes. Mi socio tenía filtros severos. Como ingeniero, había aprendido las cosas de cierta forma, profesionalmente, su crianza, un filtro grande de espiritualidad  por crecer dentro de una religión organizada. Tuvo que quitar muros, ¡y sin embargo, todo se lo había enseñado una fuente amorosa!  Él pensaba que estaba todo bien. ¿Qué se hace con un filtro como ese?  ¿Cómo se lo puede dejar de lado, siquiera por un momento?  ¿Qué harías tú en su lugar?  Les diré qué descubrió. Quiero que escuchen, y algunos lo comprenderán y recibirán, y algunos no.  No importa qué te enseñaron, querido, realmente no importa. Las personas que te lo enseñaron, ya sea tus padres, tus amigos, tus maestros, tus seres queridos, muchos se han ido ya. Quiero que sepas qué están haciendo ellos: están aquí mismo en este salón, mirándote, diciéndote que hay más que lo que ellos podían saber, que hicieron lo mejor que pudieron, ¡pero que escuches! Porque ellos quieren darte - ¡ellos quieren darte! - filtros nuevos.  La verdad, como es del otro lado del velo para quienes lo han atravesado tal vez y te dieron lo que tienes, la confluencia de energía que hará transparentes los filtros aunque sea por un momento para que puedas ver la luz y comprender, ¡es el amor!
Cuando mi socio se sentó por primera vez en la silla, ¡no le dijimos nada! No oyó voces. No había canalización. ¡Hubiera salido corriendo!  Le dimos amor, y él lloró. Fue el gran ecualizador; el primer filtro de la lógica se descartó completamente y totalmente por el amor. Todo lo que él pensaba que no era posible si  se sentaba en la silla y asumía que entonces se conectaría con el otro lado del velo estaba en contra de lo que le habían enseñado en su caja religiosa. Todo se disipó en un instante cuando nuestros brazos lo abrazaron, y lloró. Se sintió bien. Aun cuando estaba sorprendido, asombrado, incluso algo enojado por estar fuera de control. Él tiene otro filtro llamado control; ese es suyo, ¡no de ustedes!  Y luego lo hizo otra vez. Se sentó en la silla una, y otra, y otra vez. Ahora se sienta y ese mismo amor que sintió entonces, lo siente ahora; en este momento no está con ustedes, está en otro lugar, escuchando. Está en un lugar que ya hemos descripto, que es hermoso. Está sujeto, para que no se pueda ir hacia la Luz. Eso les dará una idea de dónde está. Eso es lo que le mostramos cuando se sentó en la silla: quién es. La luz de Dios que está dentro de él. De pronto, todos sus filtros empezaron a volverse transparentes; ya no importaba qué le habían enseñado; podía ver la perspectiva más amplia.
Los seres humanos necesitan un marco de tiempo donde sanar sus filtros, volverlos transparentes, reacomodarlos y reescribirlos por la repetición constante, tal vez, como hizo él en su silla. Es duro eliminar un filtro como el de la crianza y cambiarlo en un instante; reescribir todo lo que has aprendido; no sucede así, sucede gradualmente.
Cada uno de ustedes en este salón, y de los que escuchan esto, tiene su propio conjunto de filtros, que tendrá que reescribir gradualmente si así lo elige. Los filtros son interactivos: cada uno afecta a los demás. Y tan pronto como puedan reescribir uno, por ejemplo el de la lógica, o el espiritual, empiezan a comprender mejor los otros.  "Bueno, esto puede cambiar si este otro cambia, bueno, tal vez este no estaba correcto."
Quiero contarles sobre el filtro de Dios, el que nosotros tenemos para ustedes, el filtro del amor (se ríe). Comienza a darles una impresión de compasión, y ustedes empiezan a entender que los que les enseñaron lo que sabían, les dieron lo mejor que tenían.  Y si ahora ustedes saben algo más que ellos, no significa que ellos estaban equivocados; de hecho están celebrando  que ustedes hayan comprendido más que lo que ellos pudieron, ya sea un maestro de escuela que les enseñó ciencia, y que ahora está superado por una ciencia mayor, o el pastor de una iglesia que les presentó el amor de Dios. Ya sea su madre o su padre que les dijeron cómo eran las cosas, y ustedes aprendieron algo distinto.  El filtro general del amor te da compasión por ellos, no sientes que los insultas si te mueves hacia adelante. Eso se llama sabiduría.
Los filtros se aclararán lentamente por sí solos, a veces están más claros que otras veces. Cuando meditas, o cuando estás aquí tal vez en un grupo, o cuando otros trabajan contigo como yo lo hago en este estado, el filtro se abre y tienes un "ajá" que tal vez no llegaría por un tiempo, cuando estás en casa.
Cuanto más trabajas con estos, cuanto más aplicas el sentido común de Dios a todos ellos, más pides claridad y discernimiento, más claros se vuelven. Y luego, cuando ya están claros, tienes tu personalidad. Pero no es la de cuando crecías; es la que eliges ahora con sabiduría.
El género al que perteneces, varón o mujer, no es lo que te dijeron que debía ser, pero luego cobra una vida propia en la vida que tú eliges; qué hace o cómo es una mujer, o cómo es un varón, que se ama a sí mismo.  No es lo que tus padres te dijeron, o que alguien te contó.  Es lo que tú te dijiste a ti, conectándote con la Fuente del Amor; tú creando un filtro que es nuevo en el planeta; el humano compasivo, el nuevo humano. Ese es el que tú eres.
El filtro espiritual es el que estás abriendo, y entendiendo y creando por ti mismo, no por lo que te dijeron. Vas a descartar todo lo que te dijeron y crear el tuyo propio, según tus sentimientos espirituales actuales y los sucesos, con una energía nueva en el planeta que nunca estuvo aquí cuando empezaste.
Profesional: no importa qué hayas aprendido; tu sabiduría dice que no sabes lo que no sabes. Hay mejores formas de hacer las cosas que lo que aprendiste en todas las ciencias, incluso en lo legal. Mejores formas que las que conoces, y están llegando.  Van tener más sentido para ti, personalmente. El país, la Tierra; están llegando sistemas.  Algún día te darás una palmada en la cabeza y dirás: "¿Por qué no hicimos esto antes? ¿En qué estábamos pensando?"  Porque no sabes lo que no sabes.  El filtro de la inteligencia empieza a moverse con sabiduría, todas las cosas que abrazarán la luz en lugar de atenuarla.
Queridos: hemos usado metáforas esta noche; demasiadas.  Les dimos cosas en qué pensar. Les pregunto dónde están ustedes en este escenario de los filtros. ¿Qué es lo que no quieren soltar y por qué?  ¿Por qué se aferran a ciertas cosas cuando tal vez quienes les dieron esas ciertas cosas están aquí en forma esotérica, mirándolos y diciendo: "¡Escucha! ¡Está bien!"?
El amor de Dios está aquí. Eso es todo lo que importa ahora; es tu conexión con el Espíritu. Te va a dar el discernimiento que quieres. Te dará una vida más larga, una vida pacífica. Una presencia autoequilibrante.  Se resolverán los enigmas.
Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad.  Ahora ya saben por qué.
Magníficos. En todas las cosas.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll
www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
Pueden descargar todas las traducciones de las canalizaciones en archivo Word desde el sitio de Kryon http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

También puedes encontrar el sitio del Manantial en Facebook https://www.facebook.com/ManantialCaduceo -------------------------------------------------------------------- Si desea enviar un correo a La Era del Ahora Manantial del Caduceo, puede hacerlo a la siguiente dirección: manantialdelcaduceo@gmail.com; ---------------------------------------------------------------------  Para obtener ayuda, visita http://www.egrupos.net/grupo/laeradelahora .*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*. Nota en amor y respeto a todos : Deseo dejar plasmado en cada mensaje cuán importante es que cada uno aplique su DISCERNIMIENTO en todos los mensajes que reciben día a día, aún los que yo misma distribuyo, puesto que cada quien debe tomar lo que sea necesario para el momento que viva, y algunos mensajes simplemente se irán a la papelera de su computadora, pero otros, les darán una buena GUIA en este tiempo de tantos cambios y movimientos. Tomen lo que les resuene y sirva, lo que no, deséchenlo, y ante todo recuerden que el Poder se encuentra dentro de cada uno. En el Nuevo Paradigma ya no somos seguidores de Gurúes, Maestros Espirituales, etc., lo único que debemos seguir es nuestro corazón, nuestro DIOS interno, nosotros mismos somos nuestros guías, nuestros maestros, TODO ABSOLUTAMENTE TODO ESTA DENTRO NUESTRO. Siempre disciernan sin juicio, sin crítica. La Era del Ahora = El Manantial del Caduceo .*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.

 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 

 Blog Red Nicaragüense de Luz http://renluz.blogspot.com/
 
 
( Red Estelí Cultural) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog