ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA: libro y nuevos valores para el mundo actual. Entrevistamos a Cristobal Cervantes

"Ha llegado la hora de integrar la conciencia y la espiritualidad en la política, y de que los grupos y personas conscientes se integren en la política, en la gestión de la vida en común, buscando la armonía, la justicia y la paz"
"Estoy convencido de que la espiritualidad puede cambiar la política de nuestro tiempo (…) Los líderes políticos que ayudarán a este cambio serán aquellos que no busquen el poder, el dinero o la fama, sino que tenga VOCACIÓN DE SERVICIO A LA COMUNIDAD, que sepan coordinar la acción de base con la autoritas que da el ejemplo, la honestidad, una vida interior profunda, una visión trascendente, integradora, que no quieran llegar los primeros sino con todos y a tiempo. Los valores espirituales del "todos somos uno", la cooperación y el compartir, el amor en definitiva, son los que harán posible el cambio"
"El mundo está viviendo ahora un momento de mucho sufrimiento y oscuridad, y este libro pretende ser una fuente de luz y esperanza, una luz y esperanza renovada por el encuentro entre espiritualidad y política"
Cristobal Cervantes
¿Cómo sería un mundo donde Espiritualidad y Política fuesen de la mano? ¿Donde "el arte de vivir" y el "arte de convivir" siguiesen la misma brújula, la de la conciencia?
20 autores de la talla de Leonardo Boff, Ken Wilber, Joan Melé, Ervin Laszlo y más se han reunido bajo la batuta del bloguero Cristobal Cervantes para componer un libro con reflexiones sobre nuestro futuro inmediato, sobre distintos aspectos de la vida y la sociedad que cambiarán acompañados de espiritualidad y política y sobre el cambio interior necesario para que eso tenga lugar.
Hemos entrevistado a Cristobal Cervantes sobre el mundo que viene y el libro y estas son sus respuestas llenas de esperanza:

Espiritualidad y política ¿son términos compatibles? ¿Tantos siglos para separar Iglesia y Estado y ahora pedimos "Espiritualidad y Política"? ¿De qué conceptos hablamos?

Durante mucho tiempo se ha querido separar espiritualidad y política. Una cosa es la atinada e irrenunciable separación post-liberal entre la Iglesia y el Estado, y otra muy distinta el distanciamiento entre religiosidad y polis, entre lo espiritual y lo secular, precisamente el libro invita a transcender este dualismo. Podríamos decir que la política y espiritualidad del futuro serán totalmente independientes pero tendrán una relación profunda, la espiritualidad no podrá nunca desentenderse de la política.
Podemos definir la política como la gestión de la vida en común, de las cuestiones públicas, o el arte de convivir.Los individuos no pueden sobrevivir sin la comunidad, somos interdependientes, como todo en el universo, y es por tanto responsabilidad de toda persona contribuir el buen convivir, devolver a la sociedad parte de lo que recibe de ella. La política nos implica a todos.
Suelo definir la espiritualidad como la experiencia de sentir que formas parte de algo más grande y profundo que tú mismo, algo que te conecta a todo y a todos, que te hace ver a todos los seres humanos como hermanos y al planeta como la casa común que tenemos que cuidar, una espiritualidad socialmente comprometida
Desde esta perspectiva la espiritualidad es política también, es contribuir al bien común. La vida en común no tiene que ser un conflicto permanente porque todos somos uno. Este reconocimiento colectivo de lo individual es un nuevo paso de la conciencia, un paso espiritual.

¿Cómo definirías la situación actual respecto al mundo de la espiritualidad y al mundo de la política?

En esta sociedad de la innovación y el cambio continuo está emergiendo una nueva espiritualidad no ligada necesariamente a tradiciones religiosas, una espiritualidad libre, laica, evolutiva, creativa, ecológica, solidaria… probablemente sea la espiritualidad del futuro, las personas ya no aceptan un sistema de creencias cerrado, con dogmas, instituciones e intereses.
El mundo de la política está seco, vacío, sin valores, sin espíritu en definitiva. Por otro lado están surgiendo movimientos ciudadanos esperanzadores como el 15M. La política se ha subordinado a la economía, pero esto no es de ahora. Las dos visiones clásicas políticas, el capitalismo occidental y el socialismo real oriental, tenían la misma visión economicista y materialista del ser humano. Una desarrolló más la libertad y la otra la igualdad, pero todavía está por desarrollar la fraternidad.

¿Y cómo sería un mundo donde Espiritualidad y Política fuesen de la mano? ¿Es utópico o realista?

Estoy convencido de que la espiritualidad puede cambiar la política de nuestro tiempo. En las circunstancias actuales, las grandes tradiciones religiosas y espirituales podrían ayudar a la política a crear nuevos proyectos colectivos con nuevos valores.
Los líderes políticos que ayudarán a este cambio serán aquellos que no busquen el poder, el dinero o la fama, sino que tenga vocación de servicio a la comunidad, que sepan coordinar la acción de base con la autoritas que da el ejemplo, la honestidad, una vida interior profunda, una visión trascendente, integradora, que no quieran llegar los primeros sino con todos y a tiempo. Los valores espirituales del "todos somos uno", la cooperación y el compartir, el amor en definitiva, son los que harán posible el cambio.
La política podría transformar la espiritualidad si hubiera líderes políticos que pusiera por delante el servicio a la comunidad, que busquen la felicidad de todos, que todos y todas tengan las necesidades básicas cubiertas, una vida digna, los dos primeros escalones de la pirámide de Maslow, para que todas las personas puedan desarrollar todas sus potencialidades, también espirituales. El principal objetivo de la globalización debería ser ese, que todas las personas tuvieran una vida digna para poder desarrollarse plenamente como "seres espirituales viviendo una experiencia humana", como decía Chardin.

Como ciudadanos ¿qué podemos hacer en nuestras vidas para lograr esa unión?

El subtítulo del libro que es una cita de Gandhi: "Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo", es el mensaje principal del libro, no puede haber cambio exterior, de las estructuras políticas y económicas injustas si no hay también un cambio interior, de actitudes, de valores, de conciencia.

Y respecto al LIBRO "Espiritualidad y Política", ¿de qué se trata y qué puede encontrar el lector?

El mundo está viviendo ahora un momento de mucho sufrimiento y oscuridad, y este libro pretende ser una fuente de luz y esperanza, una luz y esperanza renovada por el encuentro entre espiritualidad y política.
La obra reúne a autores de nivel internacional como Leonardo Boff, Ken Wilber, Ervin Laszlo o Tariq Ramadan, junto a líderes de opinión hispanohablantes como Federico Mayor Zaragoza, Antoni Gutiérrez-Rubí, Joan Melé oJordi Pigem, para ofrecer propuestas locales y globales, asumibles por todo el mundo, dirigidas a integrar en la política la dimensión espiritual así como a insuflar de sentido práctico a los movimientos espirituales de la actualidad. Cada autor da una visión diferente sobre el tema, todos los capítulos están escritos en lenguaje sencillo, no académico, para que todo el mundo los pueda entender.
Se trata de aunar "el arte de vivir" (espiritualidad) con "el arte de convivir" (política), con un claro mensaje de pacifismo y no violencia. Nuestra relación con el dinero, la integración cultural, el desarrollo sostenible, la participación en la vida pública, el servicio a la comunidad, son algunos de los temas tratados con profundidad y un sentido práctico.
En el libro se analizan temas que están muy presentes en los medios: compromiso, acción ciudadana, crisis económica y de valores, etc, aportando un nuevo enfoque a los libros sobre las reacciones a la crisis.

¿Dónde se puede adquirir?

En todas las librerías de España, tanto las físicas como las virtuales. En unas semanas se podrá adquirir también en Latinoamérica y en breve saldrá en formato ebook.

¿Quién es Cristóbal Cervantes, cómo se ha embarcado en este proyecto y cómo ha conseguido reunir a ese elenco de personajes?

Desde hace 30 años intento aunar en mi vida espiritualidad y política, el cambio y la evolución personal, interior, ética, espiritual, con el compromiso socio-político por el cambio exterior, un cambio hacia una sociedad donde haya más libertad, igualdad y fraternidad.
En el año 2007 inicio el blog Espiritualidad y Política porque siento que la historia se acelera, que estábamos entrando en una crisis sistémica, de valores, civilizacional, y necesitaba expresar ese cambio, narrarlo, y a la vez influir en lo posible a que ese cambio sea positivo, una evolución hacia una nueva humanidad tras las inevitable crisis mundial, un cambio que para que sea verdadero y tenga éxito tiene que ser una revolución exterior, de las estructuras sociales, políticas y económicas, pero también un cambio y evolución interior, personal, una evolución de la conciencia colectiva hacia una conciencia planetaria, ecológica, evolutiva, libre.
El libro surge precisamente por esa necesidad de ser luz y esperanza en unos tiempos donde hay demasiada oscuridad y sufrimiento, en estos tiempos tan duros hacen falta voces que iluminen el camino para no perdernos en esta crisis y caer en los mismos errores que se cayó tras la crisis del 29, que acabó en los fascismos y la II Guerra Mundial.
Suelo comparar la crisis con una crisis de duelo, aquella que experimenta una persona cuando pasa por un tránsito importante, la muerte de un ser querido o el anuncio de su propia muerte por enfermedad, una separación matrimonial, etc. Las cinco fases de la crisis de duelo son negación, ira, negociación, depresión y aceptación.Hemos pasado la época de negación de la crisis, la mayoría de la población es ya consciente de lo grave y profunda que es la crisis, la siguiente etapa es la ira, la necesidad de echarle la culpa a alguien, en los años 30 se le echó la culpa a los políticos y surgieron los fascismos, pero la misma emoción que mueve la ira mueve la creatividad, si conseguimos transmutar la ira en creatividad, crear un mundo nuevo como alternativa a este modelo económico y político que está agotado, no necesitamos pasar las demás etapas de la crisis, la habremos aceptado, la entenderemos, y sabremos cómo salir de manera solidaria sin dejar a nadie en la cuneta.
Me parecía mucho más interesante un libro co-escrito que escrito por mi sólo, el objetivo de este libro como he dicho es ser fuente de luz y esperanza, y entendí mucho más importante dar voz a 20 autores y autores que representaran distintas visiones y tradiciones espirituales y políticas. Hay autores que escriben desde la Teología de la Liberación como Leonardo Boff, o desde el Islam como Tariq Ramadán, así hasta 20 visiones distintas pero iguales en el fondo.
La mayoría de autores son amigos personales, y los otros son amigos de amigos. Pero cuando hice la lista de los 20 autores que me gustaría que escribieran en el libro no podía imaginar que los 20 iban a decir que sí de manera entusiasta, ha sido un pequeño milagro reunirlos a todos.

Mañana tenemos elecciones generales en España en un panorama de crisis econónica y movimientos de indignados. ¿Qué nos puede aportar "Espiritualidad y Política"?

Por circunstancias de la vida me tocó ser uno de los impulsores de Democracia real Ya y el movimiento 15M desde sus inicios, creo que es un movimiento que expresa bien hacia donde evolucionará la sociedad, es un movimiento creativo, positivo, integrador, que ha superado la dualidad izquierda-derecha, donde caben todas las personas, sin distinción de ideologías, creencias, edad, etc. Reivindica una sociedad donde todas las personas tengan una vida digna, con las necesidades esenciales cubiertas, y una democracia real, para que todos seamos protagonistas y responsables de nuestras propias vidas, fomentando la participación y la transparencia. A la vez que propone una "revolución ética", un cambio de conciencia, de valores, un cambio personal, interior, y social, exterior, creo sinceramente que ese es el camino. Esas son las condiciones para llegar a una sociedad donde reinen la libertad, la igualdad y la fraternidad, y donde todas las personas puedan desarrollar todas sus potencialidades y desarrollarse plenamente como seres humanos.
Este libro incide en un aspecto fundamental de ese cambio, la necesidad de que el cambio exterior, de las estructuras políticas y económicas, vaya acompañado de un cambio interior, una nueva conciencia, unos nuevos valores, como dice el subtítulo del libro que es una cita de Gandhi: "Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo".

¿Qué le pide Cristóbal Cervantes al futuro?

Un futuro donde todas las personas tengan garantizada una vida digna, con las necesidades básicas cubiertas. Donde haya una democracia real, participativa, transparente y justa. Y por último, un futuro guiado por el principio de sostenibilidad, una nueva cultura de cuidado y respeto a todo lo que nos rodea, de lo que formamos parte y estamos en permanente interactuación.
Son propuestas locales y globales, asumibles por todo el mundo, no son propuestas ideológicas sino éticas, están más allá de la derecha y la izquierda, son las tres necesidades básicas para que nuestro planeta tenga un futuro mejor y todos los seres humanos puedan desarrollar todo su potencial.