lunes, 8 de diciembre de 2014

La responsabilidad de cada mujer, retomar su poder femenino para la nueva humanidad

La responsabilidad de cada mujer, retomar su poder femenino para la nueva humanidad

Doy las gracias a la vida por ser mujer. 
Doy las gracias a la vida por el privilegio de poder recibir enseñanzas de abuelitas medicina indígenas desde hace 22 años, cuando decidieron, compartir sus conocimientos por primera vez con mujeres que no eran de la tribu. Estos conocimientos durante miles de años se transmitieron boca a boca a las jovenes. Como ven que la Madre Tierra esta sufriendo por falta de energía femenina entre los seres humanos decidieron las "abuelas medicina" abrir su sabiduria sobre el poder de ser mujer para salvar la Madre Tierra y la raza humana. Según sus enseñanzas se acaba la guerra, el sufrimiento y el hambre en el mundo, cuando las mujeres descubren sus poderes – poderes que el hombre no tiene – y compartiendolos entre ellas y tambien con sus hijos, padres, hermanos, amigos ec.
Doy las gracias por la obligación de practicar durante 21 años estas enseñanzas (como me obligaban) antes de tener el permiso, de compartirlo con otras mujeres. 
En nuestra cultura no existe este conocimiento. Se perdió hace más que 2000 años cuando desaparecieron las culturas matriarchales. La era de piscis fue la era patriarchal. Ahora, en la era del acuario hace falta un equilibrio entre hombres y mujeres en libertad y respetar que somos distintos. El corazón nos une, pero somos distintos. Somos como dia y noche. No existe mejor ni peor. 

Los últimos años (desde los años 60) habia una revolución, una lucha de feministas por los derechos de las mujeres. Esta rebeldía era de forma muy masculina, a veces fea por la discriminación de los hombres. Como mujeres hemos empezado, a tomar el papel del hombre en la vida. Asi destruímos lo masculino sin conocer lo femenino.

Todos tenemos muchos traumas por falta de conocer lo femenino.


Nacimiento: La mujer puede atraer almas como hijos concientemente y cuando quiere.

El embarazo sirve para escuchar al bebé todo el tiempo. En culturas ancestrales la mujer embarazada no tenía otro trabajo que ponerse en contacto con su hijo/hija y enseñar al hombre como escuchar a este ser que va a nacer. El bebé va a comunicar, cual es su nombre, que le dará la energía necesaria durante toda la vida. Por el sonido y el significado. La mujer es capaz de dar a luz sin dolor de forma natural en el momento adecuado para la madre y el bebé, en un ambiente agradable y relajado.

La leche maternal es el mejor alimiento durante el primer año o más. El tacto y el esfuerzo de chupar es básico para conexiones cerebrales entre los dos hemisferios para la salud durante toda la vida y para la energía vital.

La menstruación y el ciclo lunar: El ciclo lunar de 28 días se refleja en el ciclo de cada mujer. Hay 4 fases en cada ciclo con distintos poderes que se puede aprovechar por muchos proyectos. El útero y la sangre menstrual son herramientas muy poderosos para crear lo que queremos. La menstruación crea energía que vibra de color naranja y sirve para purificar emociónes.

En los días de la regla podemos percibir las peticiónes de la Madre Tierra. Nos llegan informaciones importantísimas y mágicas. Comunicar esto a los hombres transmitiendo todo el amor y la firmeza de la Madre Tierra sera lo ideal como el poder del hombre es: actuar para que los cambios para el bien de todos sucedan.


La energía sensual: La mujer tiene la obligación, de enseñar a los hombres la sensualidad como ellos no lo conocen por su naturaleza. La mujer que conoce sus poderes por su ciclo lunar tiene la responsabilidad, de respetarlos y comunicarlo al hombre (hijos, padres, pareja, amigos, compañeros de trabajo ec.).


La energía sexual: La ley de atracción funciona mediante la energía sexual femenina. Esta energía es muchisimo más que hacer el amor entre pareja. Bien canalizada puede ser la energía para sanar, para crear, para proyectos sanos que cambiarán el mundo.

La menopausia: Según las enseñanzas indigenas, la adolescencia termina cuando cumplimos 54 años. A partir de esta edad la mujer dispone siempre del mismo poder como la mujer que tiene la regla. Los 18 méses de adaptación, y los sofócos dan extra energía para hacer una limpieza general de emociónes de toda la vida. Los sofócos es una cantidad de energía enorme. Bien canalizada la podemos aprovechar para crear milagros.

La situación actual: Estos poderes enormes le dan miedo a los hombres y durante la historia y las religiones patriarcales se perdieron. Esto no es la culpa de los hombres, sino que es falta de responsabilidad de las mujeres, que deben respetar lo femenino en toda su complejidad.


La vida moderna niega la energía femenina: La educación y la ciencia es masculino por que es mental. El útero es como otro cerebro y tiene muchas más capacidades. Por falta de educación femenina hemos olvidado como y para que útilizarlo.

Unos ejemplos de cómo negamos lo femenino, y como desconectamos del poder femenino:
 
El sistema de salud trata el embarazo y el parto como si fueran enfermedades. El médico (muchas veces hombres), explica a la mujer como tiene que ser.
 
Negamos la regla. Llevar tampones nos desconecta del gran poder femenino, y además son cancerígenos. Tacones altos, medias y bragas de material sintético desconecta del poder femenino. Tratamientos de estrógenos en la menopausia por évitar osteoporosis o sofócos, es negar el poder mas grande de la mujer. Útilizar la energía de los sofócos como limpieza emocional, hace  que los huesos no se pongan debiles. – La vibración de los huesos es de color naranja como la menstruación, como las emociones. Los estrógenos evitan la madurez de la mujer responsable y libre, por no permitir el cambio natural.
 
La nueva humanidad:
 
Mujeres, os pido de todo mi corazón, respetar, valorar y vivir vuestros poderes. Asi podemos respetar los poderes de los hombres. La comunicación de corazón a corazón entre hombres y mujeres con amor es posible. Es lo mas importante para que la humanidad viva en paz, respetando lo desconocido.
Todo esto y mucho más lo llevamos en nuestras manos – o mejor dicho: en nuestro útero.
 
¿La vida de la Madre Tierra lo pide!
 
 
 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 

 Blog Red Nicaragüense de Luz http://renluz.blogspot.com/
 
 
( Red Estelí Cultural) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog