martes, 29 de abril de 2014

EL MAESTRO IRRITABLE



EL MAESTRO IRRITABLE
Por Geoffrey Hoppe
Artículo de la Revista Shaumbra, Abril 2014.
Traducción: Héctor Santos Ramallo
Es posible que hayan oído hablar de los términos Dinero Consciente, Alimentación Consciente, o Respiración Consciente. Me gustaría agregar otra a la lista: Irritación Consciente.
En los últimos meses me he encontrado cada vez más perspicaz, y junto con esto, más irritable. Todo este asunto de la iluminación es maravilloso, pero no me esperaba un mayor nivel de irritabilidad.
Yo estoy... menos tolerante. Por lo general no suelo agitarme por las pequeñas cosas de la vida. Puedo tolerar un mal tránsito e ignorar a la gente grosera. Si hay demasiado ruido o luz en una habitación suelo soportarlo con calma. Trato de ser cortés, incluso cuando otros son agresivos o dominantes. Como la mayoría de Shaumbra que he conocido, trato de ser cortés y educado.
Pero ahora me estoy convirtiendo en un Maestro Irritable. Mi nivel de tolerancia se encuentra en su mínimo histórico. Las imágenes de mí mismo como un tonto-feliz, o como Maestro-Buddha- Contento son rápidamente fugaces, sólo para ser reemplazado por una palpable sensación de molestia con la dualidad, la limitación y, a veces con la gente en general.
Tal vez pueda apuntarse mi tolerancia a una mayor sensibilidad. Adamus nos han dicho que cuando nos permitimos más de nuestra divinidad, vamos a tener una conciencia sensual aumentada. Nos volvemos más conscientes de los movimientos de la energía en los otros reinos por lo que tendría sentido que también tengamos más conciencia en este ámbito en 3D también. Pero una parte de mí se siente un poco culpable por mi impaciencia recién adquirida. No es exactamente la foto " bonita " que tenía de la llegada de mi iluminación.
También me he vuelto más consciente de mis pensamientos. Como en la mayoría de las personas, los pensamientos fluyen a través de mi mente, pero yo estaba sólo vagamente consciente de la mayoría de ellos, a menos que fueran dramáticos o tuvieran un impacto inmediato en mí. Ahora soy muy consciente de la corriente interminable de pensamientos, y no estoy emocionado por lo que percibo. Asumo que, como dijo Adamus, muchos de estos pensamientos no son realmente míos. Gracias a Dios, porque van desde ser banales para reducirse a veces a simplemente ser de plano feos. La buena noticia es que todo este ruido pensante me hace cada vez más consciente de lo que es mi conciencia frente a mi cháchara mental. En el pasado los he amontonado a todos juntos, pero ahora estoy empezando a percibir lo que es mi conciencia y cuáles son los pensamientos que no me pertenecen. Por cierto, hace años Tobias hizo la pregunta "¿Qué pensamientos son tuyos y cuáles no lo son?" Su respuesta fue simple. "Los que elijas que sean suyos. Y dejen que el resto de ellos se vayan".
Mi intolerancia viene al frente cuando estoy en situaciones públicas. Me pongo en un aeropuerto lleno de gente y mi intolerancia estalla como una mala hemorroide. Superficialmente son cosas como la gente que deja su basura, hablan demasiado alto, se meten en la fila, son abusivos con el personal de servicio, los empujones y empellones. Pero la fuente subyacente de mi angustia es la baja conciencia. Una conciencia humana elevada no dejaría sus toallas de papel en el piso del baño o no dejarían sus restos de comida rápida en la mesa. Ellos no hablarían a gritos en su teléfono móvil en un tren. Ellos no gritarían a un empleado de la tienda, porque un elemento en particular estaba fuera de stock. Veo que estas cosas pasan todo el tiempo, y mi intolerancia brota.
Soy intolerante con el mal servicio, las personas que no usan sus reflectores en los automóviles, las largas colas, los groseros representantes de servicio al cliente, el personal de ventas en general, las personas que no limpian los desechos de sus perros, los anuncios políticos en la televisión, los estrechos pasillos de las tiendas, las personas que mastican con la boca abierta, los fanáticos religiosos, y los fanáticos, las páginas web de conspiraciones, sitios web que son difíciles de encontrar, y los correos electrónicos no deseados. La lista sigue y sigue, pero se puede resumir diciendo cualquier cosa de baja Conciencia.
No juzgo las cosas porque sean de Baja Conciencia o de Elevada Conciencia. Sólo sé lo que me irrita y lo que no. Yo nunca actúo sobre ello.
En otras palabras, nunca le digo a alguien que recoja su basura. Yo realmente las levanto después de que se van. Evito situaciones irritantes siempre que puedo, pero por desgracia es difícil de hacer cuando estoy de viaje o voy de compras o como en un restaurante. No tiendo a la presión arterial alta o la ansiedad sobre estas cosas. Simplemente me molestan.
Entonces me pregunto.... ¿haremos estas cosas en la Nueva Tierra? ¿Alguien tomará dos plazas de aparcamiento, conducirá lento por el carril izquierdo, creará virus informáticos, habrá mensajes publicitarios desagradables en sitios de chat de comunicación social, o llegarán tarde a las citas? ¿Tendremos luces reflectantes, aires acondicionados ruidosos, largas colas, controles de seguridad en los aeropuertos, largas reuniones, robos de identidad, compañías de seguros, políticos, etc.?
Probablemente no. Creo que La Nueva Tierra es un lugar de conciencia superior, sin necesidad de cosas como coches y ordenadores y tiendas que sean de primera necesidad para la vida aquí en este planeta. No creo que la gente grosera encuentre su camino a la Nueva Tierra; están bastante contentos con las formas de la Vieja Tierra. Creo en las enseñanzas de la Nueva Tierra se sustituyen con las experiencias, el control se sustituye por la libertad, la alimentación de energía será reemplazada por la autosuficiencia energética.
Nuestro reto como Maestros encarnados que viven a este planeta es doble. En primer lugar, ¿podemos tolerar las cosas molestas de la vida humana, las cosas que se están volviendo mucho más evidentes a medida que permitimos nuestra divinidad? Y en segundo lugar, ¿podemos llevar los atributos de mayor conciencia de la Nueva Tierra a esta Vieja Tierra? ¿Hay una manera de estar en este mundo, pero teniendo la gracia de la Nueva Tierra alrededor nuestro?

Mientras tanto, estoy experimentando más y más días como un Maestro Irritable. Yo realmente amo y aprecio a la humanidad, pero hay momentos en los que el público en general, simplemente me molesta. Esos son los momentos en los que no puedo esperar para estar alrededor de Shaumbra otra vez. Incluso aunque yo por lo general examine la molestia de la Vieja Tierra mientras viajo para ir a una reunión Shaumbra, vale el precio para estar con espíritus afines.

 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog