lunes, 17 de marzo de 2014

La bifurcación del camino por Jordi Morella

La bifurcación del camino por Jordi Morella

Separador
hermandadblanca.org Silueta Buda en posta de sol La bifurcación del camino por Jordi Morella sabiduria y conocimiento budismo sabiduria y conocimiento Budismo description multimedia
 
            Una vez, un discípulo estaba con su maestro cuando éste le explicó una historia:
Una vez había un ser humano que decidió empezar a andar por el camino de la luz. Cuando se adentró en él y llevaba un tiempo avanzando se encontró con una bifurcación. El camino se dividía en dos direcciones. En una había un letrero que indicaba: "Camino de la Riqueza", en la otra, había un cartel que podía leerse:"Camino del Autoconocimiento".
El ser humano, que siempre había tenido dificultades para sobrevivir, y viendo las dos opciones, eligió el camino de la riqueza. Habiéndose adentrado en él, se dio cuenta como su vida iba llenándose del mayor bienestar material que hubiera llegado a imaginarse: joyas, dinero, oportunidades de trabajo con grandes ingresos, éxito en sus proyectos, en fin, la vida empezó a sonreírle.
Este humano vio como su familia dejó de pasar hambre y pudiéndose comprar una nueva casa, grande, justo en el lugar que él quería. Aquello que tocaba se convertía en éxito. Todos iban a él a consultarle como hacer prosperar sus empresas, o sus pequeños comercios.
Vivía en la más absoluta riqueza material. El hombre se sentía satisfecho y contento. Cada vez tenía más cosas a hacer y menos tiempo para dedicarlo a su familia. Invertía parte de sus ganancias y éstas se multiplicaban. Puso oficinas por todo el país para orientar a todos aquellos que querían ser como nuestro hombre, porqué todo lo que tocaba se convertía en beneficios. Los precios que tenía establecidos para aconsejar no eran nada económicos, de manera que su patrimonio iba en aumento cada vez más.
Llegó un momento que se dio cuenta que hacía dos días que no iba por su casa y que no sabía cuando lo podría hacer. Estaba tan ocupado con sus negocios que empezó a olvidarse de sí mismo y de los seres, que desde no hace mucho, eran lo más importante para él. Aquel ser humano se fue consumiendo en la rueda de la ambición, en el olvido de quien era, hasta que llegó a un punto que cayó enfermo. Su familia tuvieron que ir a buscarlo para traerlo a casa y ser recuperara. A su mujer le costó trabajo encontrarlo porqué no sabía en que oficina se encontraba. Después de mucha asistencia por parte de su familia y una buena alimentación, nuestro hombre se levantó un buen día y volvió a desaparecer.
Mientras, socios de él se llevaron gran parte del capital que tenía en alguna empresa y desaparecieron del país. Nuestro ser humano tuvo dificultades para reflotar su negocio. Con el tiempo pudo recuperar aquellas empresas que salieron afectadas, a la vez que empezó a haber personas que tenían envidia de su capital, a la vez que se creó enemistades  por no poder atender y solucionar situaciones de amigos y gente amada hasta hace poco. Todo se le acumulaba, incluso trabajadores de algunas de sus empresas querían hacer huelga porqué creían que debían de cobrar más por sus servicios.
La situación creó dolor en el cuerpo de aquel ser humano, cayendo nuevamente enfermo y habiendo de coger la baja temporal hasta que se recuperase del todo. En aquellos momentos en su vida sólo había dolor y abatimiento.
Aquel ser humano continuó caminando por el camino de la riqueza hasta que llegó a un punto donde convergía con otro sendero paralelo al suyo. Aprendió de la experiencia del dolor y el malestar. Continuó andando, y más adelante volvió a encontrarse con una nueva bifurcación. Había nuevamente dos direcciones. En una había un cartel que ponía:"Camino de la Riqueza", y en el otro, un cartel que indicaba:"Camino del Autoconocimiento". Esta vez se decidió por este último.
Una vez, ya encontrándose en él, se dio cuenta qué había sido su vida hasta el momento y sintió tanta pena y dolor interior que se puso a llorar. Se dio cuenta que él no era como se pensaba que era y que podía hacer muchas más cosas de las que creía que podía hacer. Aprendió a amarse, dándose cuenta que cuanto más lo hacía, más amaba a los demás y éstos le correspondían con creces.
Nuestro ser humano empezó a perdonar, a aceptar las cosas como venían ya a aprender de todo lo que le pasaba. Con el tiempo se fue dando cuenta que siempre que tenía que comer o necesitaba algo en su vida, lo conseguía por obra de "magia". El hombre empezó a dejarse ir por la vida, relajándose, sabiendo que no estaba solo y que era guiado y protegido por una esencia poderosa no visible.
Sintió, también, dolor, al no hacer aquello que le decía el corazón, y sobre todo, cuando se dejaba llevar por sus miedos. Con el tiempo aprendió a controlar su mente y a poner paz en su interior.
Llegó un momento, después de mucho caminar, que sentía el amor puro y creador de toda vida en su interior, permanentemente; dándose cuenta que aquello que quería lo podía conseguir. Se dio cuenta de cual era su verdadero poder y empezó a utilizarlo para su propia bien y el de los demás.
Andando andando, vio que el camino que ahora seguía se juntaba con otro que no había elegido.
-                     Pero, Maestro – le preguntó el discípulo – en los dos caminos ha sentido dolor, no ha podido evitarlo, y a más a más, si en la primera vez hubiese elegido el camino del autoconocimiento, ¿qué hubiera pasado en la próxima vez que se hubiera encontrado con una bifurcación?
-                     ¿Quién dice que hubiera encontrado una nueva bifurcación?
 
 

La bifurcación del camino

 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog