miércoles, 27 de noviembre de 2013

El gran nuevo poder



  
 


El gran nuevo poder
 
Para todos ustedes (para todos los humanos) hay una in­formación nueva e importante: con el principio de este ciclo de once años, ustedes tienen el poder para transmutar sus im­prontas (no implantes). Nunca como hasta ahora ha estado esto disponible para cualquier ser humano, a menos que hu­biera llegado sin implantes ni improntas (como en el caso de jesús). Esto tiene un impacto tremendo tanto sobre sus vidas personales como sobre su trabajo. Primero tienen que com­prender lo que significa realmente, y cómo pueden tenerlo, y mantenerlo. A continuación, deben darse cuenta de cómo va a ejercer un impacto sobre su trabajo.
Permítanme ser más claro acerca de esta nueva revelación. Aquí es donde tengo que confiar en que mi socio sea muy cuidadoso en su traducción. Se han ganado ustedes un nuevo y poderoso atributo que se halla directamente relacionado con su rendimiento en el plano terrenal. Mi llegada y posterior tra­bajo de realineamiento de la rejilla es como un «apretón de manos» para su actuación y rendimiento. No se trata de un acontecimiento que haya que temer o del que se tenga que desconfiar. Aquellos de ustedes que sintonizan con el cosmos de alguna forma sabrán que este tiempo ha sido pronosticado bajo muchos nombres y en muchas culturas..., y ya ha llega­do. Mis comunicaciones sobre el fin de los tiempos en la sec­ción anterior se detuvieron poco antes de transmitir la impor­tante y buena noticia para quienes están equilibrados¿Cómo le gustaría desprenderse de todo el karma por el que ha estado trabajando a través de toda su vida? ¿Le gustaría ser de otro color del aura, o sentirse libre de un atributo previamente fijo? ¿Está cansado de su signo astrológico? ¿Se siente abu­rrido por el hecho de tener que pasar a través de una lección de la vida? Estas preguntas son tremendamente importantes.
Con el karma vienen también los problemas de salud, los temores inexplicados y los problemas, las preocupaciones monetarias, el funcionamiento de las relaciones humanas y los rompecabezas profesionales. El karma también trae consi­go prosperidad, salud, sabiduría, manifestación y abundancia (tal es la dualidad). Las lecciones de la vida (relacionadas con el karma) son sobreimpuestas. Se trata de improntas ge­nerales que establecen un objetivo encubierto (habitualmente no reconocido) hacia el que tiene usted que trabajar. Tal como se ha descrito antes, su identidad astrológica es como una im­pronta de «semilla» que se supone debe ayudarle a sincroni­zarse a lo largo del camino. También es importante que el lu­gar de la Tierra donde se encuentre, y las personas con las que trabaje, formen parte de su sistema de grupo de karma. Algo que tampoco es bien entendido en la Tierra es su karma estelar. No todos ustedes han tenido expresiones en la Tierra en cada una de sus existencias. Hay muchos de ustedes que vienen y van desde otros ámbitos del universo, con diferentes conjuntos de parámetros de aprendizaje. Este karma estelar es a menudo muy pesado. ¿Le gustaría liberarse de la im­pronta? Tal como he dicho antes, hay dualidad en todo esto, una dualidad que es buena y mala, dependiendo de su camino individual. ¿Qué significaría ser libre?
En la sección anterior hablé del proceso curativo. Recor­dará usted que estaba relacionado con el karma y con una im­pronta general. Todas las enfermedades, disfunciones y dese­quilibrios humanos se hallan directamente relacionados con la impronta kármica. Si no tuviera ninguna impronta kármica, no experimentaría ningún problema de salud. Una de las razones de que los grandes personajes históricos de los tiem­pos antiguos parecieron vivir tanto tiempo es porque no lle­vaban consigo ninguna impronta kármica. Muchos estuvieron aquí «por primera vez», sin ningún karma. Ahora quedan muy pocos de ellos, puesto que sus lecciones han experimentado un progreso durante el tiempo suficiente como para que se hayan producido las expresiones múltiples, se haya construi­do el «libro de texto» de las lecciones a ser experimentadas, y se hayan producido complejas improntas.
A través de la nueva energía del amor, cuenta usted ahora con la habilidad para afirmar este nuevo poder y para efec­tuar realmente un salto sobre su karma y sobre todas sus ven­tanas de acción, para llegar directamente a un lugar de neu­tralidad. Esta neutralidad, evita el proceso de la dualidad, borra la necesidad de aprender las lecciones, asuma un esta­tus de graduación y proporciona un poder tremendo. Le des­cribiré lo que eso significa directamente para usted; luego le advertiré para que considere también los factores potencial­mente negativos. No cometa ningún error: este nuevo poder le será necesario para efectuar el trabajo de transmutación so­bre la tierra. La Tierra necesitará que muchos de ustedes efectúen este salto, ya que de otro modo no habrá el suficien­te poder necesario para realizar la tarea que debe realizarse durante los próximos 11 años.
Con este asalto hacia una impronta neutral le ocurrirán nu­merosos acontecimientos. Más adelante incluiré una lista de unos pocos, pero primero tengo que clarificar lo que quiero dar a entender cuando digo que alcanzará «estatus graduado». Normalmente, el estatus graduado significa que está usted preparado para marcharse. dicho en palabras más sencillas,  ya no tiene usted más lecciones que aprender y ha terminado  su trabajo aquí. Ahora, sin embargo, este estatus está disponible para usted pronto..., se lo ha ganado, y ya no está asociado con el marcharse. Una vez que ha efectuado el cambio a este nuevo estatus, será usted diferente. Finalmente, todos los cam­bios serán positivos pero, como sucede con cualquier otro cambio, se producirá un período de ajuste. Después del ajuste todavía será usted mismo, pero sin impronta del pasado, y sin impronta de objetivo. Eso va a necesitar por su parte de sabi­duría y comprensión, de tolerancia y amor..
 Su personalidad puede seguir siendo la misma, como us­ted mismo elija. Aquellas partes de la vida que perciba como mejores seguirán siendo suyas. Las partes que siempre deseó que cambiaran, podrán hacerlo ahora. Aquí es precisamente donde radica el poder. Dispone ahora de un camino directo a la singular fuente de poder que es el amor, y que sólo es posible  alcanzar a través del estatus de graduación. Jesús tuvo su estatus (y mucho más) y él ya le habló de esto. También le dijo que usted tenía el poder para alcanzar ese estatus, para ser como era él (Juan 1, 11-12). ¡Aquí está! Y lo necesita us­ted para contribuir a cambiar la Tierra. También tendrá usted una vida mucho más prolongada. Su envejecimiento se hará más lento y la enfermedad no se adherirá a usted. Además, podrá «pasar» internamente todos aquellos elementos que de otro modo podrían afectarle. Hasta este punto, los elementos que fueron incluidos en su cuerpo fueron examinados por su impronta kármica a través de su código genético básico (su impronta biológica y su impronta espiritual se encuentran dentro de la misma estructura). Si su impronta kármica estu­vo a la altura del resultado general de la sustancia, entonces fue aceptada o rechazada. Su rutina de «paso o fracaso» fue llevada a cabo por sustancias buenas y malas, controlando con ello si enfermaba usted, si se alimentaba bien o mal, si tenía un metabolismo rápido o lento (un cuerpo delgado o grueso), si experimentaba aceptación o rechazo con respecto a las medicinas, las vitaminas y los remedios de la salud. También pudo protegerle, o permitir la aparición del cáncer, de la enfermedad cardíaca, de la alta presión arterial, etcéte­ra. Controló la extensión de su vida (a menos que estuviera destinada a terminar de otros modos) y ejerció un impacto sobre su aspecto. También le permitió disponer de diversos talentos. (Todos los talentos son posibles con una impronta neutral.) Como ya he mencionado anteriormente, los implan­tes (no las improntas) se ofrecen con mayor frecuencia para restringir su comprensión, o sus habilidades. Su estructura de implantes cambiará (se dirá más sobre esto a continuación), para permitirle una comprensión y talento expandidos. No se verá afectado por las energías que le rodean. Ya no absorberá negatividad, sino que transmitirá energía positiva allí donde vaya, y adoptará una postura agresiva, antes que protectora. Los alimentos que previamente le producían pruritos, alergias o que, simplemente, hacían que se pusiera enfermo, ya no le afectarán. Seguirá viéndose desafiado por el sentido común de la nutrición, pero las cosas que le afectaban de un modo más diferente, ya no le afectarán del mismo modo. La enfer­medad le ignorará, a menos que usted mismo lo especifique de otro modo. Los accidentes se reducirán y la abundancia fluirá según se la necesite.
¿le parece todo esto fantástico? Quizá no lo crea. Pero sé­palo: las palabras de esta página están destinadas a usted. No está usted leyendo nada de esto por casualidad. Sólo la situa­ción correcta permitió que este libro llegara hasta usted, y ahora tiene usted la responsabilidad de la acción o la ausencia de la misma. En cualquier caso, su vida habrá cambiado por­que usted ha visto la verdad. Si ama una cierta clase de ali­mento y «por accidente» descubre que ese alimento está hecho de algo insólito, cambiará para siempre su forma de pensar con respecto a ese mismo alimento. Puede seguir comiéndolo y disfrutando de él, pero su conocimiento y su sabiduría acerca de la verdad de su origen ya no le abandonarán jamás.
 
 
¿Por qué no lo querría?
 
Tener una impronta neutral producirá cambios que nunca había experimentado con anterioridad. Tendrá tentaciones que nunca tuvo y las cosas que cambien podrán parecerle difíci­les. Además, el período de ajuste puede no ser agradable.
1) Desde el nacimiento se ha acostumbrado a comportarse de una manera determinada. Su forma de hablar, sus deseos, acciones y defensas se han visto configurados por el karma. Alguien que le hablaba con enojo provocaba cólera en usted, verse acusado provocaba una reacción defensiva, los «boto­nes» de su personalidad se veían regularmente apretados y de ello resultaba una reacción esperada. Esos aspectos son kármicos y también están vinculados con su impronta. ¿Por qué hay algunas personas que se sienten enojadas todo el tiempo? ¿Por qué, en cambio, otras son siempre pacíficas? Estos aspectos son controlados desde su impronta. Sucede a menudo que su karma se halla estructurado para ayudarle a pasar por algunos de estos sentimientos, para aprender sabiduría y paz evitando el temor. Se permite que el temor esté con usted por medio de su impronta, pero la paz es el estado natural, y po­siblemente tiene que trabajar para alcanzarla.
En consecuencia, su personalidad cambiará. Universal­mente, será para mejor, pero eso hará que parezca usted dife­rente ante los demás. Una persona enojada con usted ya no evocará una reacción colérica, pero al mismo tiempo perderá usted esa parte de sí mismo con la que se siente muy cómo­do. La paz es algo natural, pero puede parecerle aburrida si en su vida han existido el drama y la intensidad.
2) La mayor tentación que tendrá será una que nunca ha considerado: podrá marcharse sin dolor. Podrá, sencillamente, desaparecer y marcharse. Eso será algo intuitivo para usted y el proceso será claro. ¿Por qué no? Tendrá a su disposición el poder y el permiso para hacerlo así. ¿Se lo puede imaginar? ¿Por qué quedarse y trabajar cuando se le permite no hacerlo así? La respuesta es evidente. Habrá establecido un contrato para quedarse sin impronta, y para usar su poder para cam­biar el planeta. Su permiso para marcharse es absoluto y no tendrá como resultado ninguna energía negativa. Será acepta­do y aplaudido cuando llegue a nosotros. Yo ya lo he visto, y el estatus de graduación es maravilloso. Recuerde que en mi última comunicación le dije que son ustedes los más respeta­dos entre las entidades. Aquellos de nosotros que estamos de servicio, les honramos y amamos tiernamente por su trabajo. Su graduación será la más gloriosa. Cuando finalmente lle­gue, volverá a tener una completa comprensión de aquello que ha estado haciendo realmente por el universo, y com­prenderá cómo sus acciones nos han ayudado a todos. Con todo esto, ¿puede usted realmente quedarse y realizar el tra­bajo? Considere su determinación antes de solicitar este esta­tusRecibirá ayuda (se hablará de esto más adelante), pero la tentación será muy fuerte... cada día.
3) El grupo kármico en el que está incluido ya no se en­contrará vinculado con usted. Eso quizá sea lo más doloroso para todos ustedes. Muchos de sus amigos, o incluso su com­pañero o compañera, le abandonarán (podrán abandonarle). Para ellos, usted habrá cambiado para convertirse en otro. Eso constituye un acontecimiento negativo y penoso para la mente humana. El amor (la fuente singular) es perfecto, y en ese ámbito ve las cosas como perfectas, del mismo modo que ve la muerte apropiada como perfecta. Pero usted, sin embar­go, echará de menos el vínculo humano. Eso forma parte del período de ajuste. ¿Es usted capaz de estar a solas si fuera necesario? Quizá no haya encontrado a un cónyuge que haya aceptado el mismo compromiso. Considérelo, por favor. Sería mucho mejor para usted continuar tal como es, con amor y comprensión, hacer lo mejor con la clase de iluminación de la que ahora disfruta, antes que hacer que cambie el estatus y marcharse porque se siente solo. Incluso es posible que otros humanos con iluminación le abandonen a causa del karma del ego.
4) El ego será su peor enemigo. Hasta cierto punto, su ego estuvo contenido o fue desencadenado por su impronta. Hasta Jesús tuvo algunos problemas con el ego cuando se dio cuen­ta de su poder en ciertos momentos de su vida, y se impacientó con aquellos que no estaban iluminados. El ego es algo intrínsecamente humano. No es una consideración en este lado del velo. Hablo de la autoimportancia que una mente biológica concibe por sí misma. El ego es lo que ocurre cuando lo más grande se encuentra alrededor de lo inferior. Eso nunca ocurre en mi lado del velo. Aquí no hay «infe­rior». El ego humano es un sentimiento de poder no mereci­do, y es como una droga para la mente humana. De hecho, deberá tener un implante adicional (de esto se hablará más adelante) para bloquearlo e impedir que le afecte más allá del punto en que pueda usted mantener el control. Aunque las improntas afectan mucho, en todo esto hay sistemas biológi­cos comunes en cada humano que tienen que ser considerados, como el ego, el placer sexual o el hambre..., irritaciones constantes para el yo superior, pero cosas que son biológicas y, en consecuencia, aspectos que se tienen que equilibrar. Ser humano exige tener algún ego simplemente para relacionarse con otros humanos; pero, en su caso, será usted más podero­so que la mayoría, y la reacción del ego será muy fuerte.
El ego desplaza al amor, y si se hace egocéntrico, se per­derá el equilibrio necesario para mantener su estatus. Todavía tengo que describirle las consecuencias de esto. Tiene usted que permanecer equilibrado.
5) Al mismo tiempo, tiene que asumir una naturaleza espi­ritual agresiva. Permítame explicarlo. Les garantizo que se relacionarán con esto, especialmente para aquellos de ustedes que sean iluminados. En aquellas situaciones sociales en las que tiene que interactuar con otros humanos, ¿se ha mostrado de algún modo protector de su psique? ¿Ha tomado precau­ciones para proteger su energía y evitar que se diluya? ¿Ha tenido alguna vez la sensación de que su energía estaba sien­do violada y, en consecuencia, ha tenido que volver a elevarla hacia una vibración superior en la que estaba antes de que se produjera la violación? ¿Utiliza amplificadores allí donde vive para ayudar a mantener alta la vibración? Cuando toca a personas extrañas, ¿piensa conscientemente en cómo le va a afectar la energía de los demás? ¿Le preocupan estas cosas?
Esta naturaleza es de carácter defensivo, y ya no es apro­piada. Hasta ahora, quizá le pareciera necesario hacerlo así para permanecer en la vibración que deseaba, pero ahora tie­ne que abandonar esta postura. Ya no tiene por qué preocu­parse acerca de otras vibraciones más bajas que le afecten. ¿Puede hacerlo? Se trata de un cambio mental que puede llegar a ser muy difícil de realizar. Piense en Jesús mientras ca­minaba por entre la gente, tocándolos, curándolos y hablando con ellos. Piense en la forma como buscó a los no iluminados y les dio poder. Siempre actuó de manera agresiva, es decir, dio poder, en lugar de perderlo, y así es como debe ser usted. Eso no se tiene que confundir con ser evangelizador. Esto sólo se indica en relación con su propio poder y su equilibrio con respecto a todos aquellos que le rodean.
Cuando toca a alguien, esa persona recibirá de usted..., y punto. Ya no existirá ningún flujo negativo o positivo relacio­nado con su poder. Su propio equilibrio evitará esa situación. Nunca tendrá que temer que una vibración inferior interfiera con la suya propia. Quienes tengan vibraciones inferiores cam­biarán simplemente por el hecho de estar alrededor de usted, sin necesidad de pensarlo siquiera. Usted ya no necesitará de sus amplificadores (aunque es posible que sigan siendo apro­piados para quienes acuden a verle o conviven con usted). En su capacidad como maestro realizará numerosas actividades que continuarán beneficiándose de sus antiguos instrumentos de cambio de energía, pero usted, sencillamente, no los nece­sitará. Además, usted mismo podrá cambiar también esos ins­trumentos. Se convertirá así en un generador de poder y de influencia positiva. Nada podrá penetrar su poder. Se trata de la singular fuente de amor de la que le he estado hablando, y es absoluta. Incluso aquellos de ustedes que no cambien su impronta pueden aprovechar ahora este nuevo estado. Más adelante hablaré de esto.
6) Otro de los nuevos ajustes más difíciles se producirá en relación con sus ataduras psicológicas con el pasado. Créame si le digo que esta no es una característica iluminada, sino muy humana. Hasta el momento, todos ustedes ven el pasado como algo sagrado, como parte de su impronta. Reverencian a los miembros de la familia que han fallecido. Tienen fanta­sías acerca de acontecimientos ocurridos en el pasado; algu­nos de ustedes guardan objetos, para poder recordar fácilmen­te cosas del pasado. Estas actitudes son negativas y no son iluminadas, y se les dan para que puedan elevarse a sí mis­mos (aprender) por encima de ellas, en su proceso para ser equilibrados. Cuando se está equilibrado, se es más conscien­te que nunca del marco temporal del «ahora». Los aconteci­mientos de su pasado humano serán apropiadamente neutra­les para usted. Los miembros de la familia que ya no están aquí estarán con usted en espíritu, o habrán regresado desde hace tiempo en forma de otra encarnación. De alguna forma, ellos están en el «ahora» con usted en su grupo de karma. Esta toma de conciencia debería proporcionarle por sí sola una perspectiva del momento presente mucho mejor. Los humanos se pasan la vida aprendiendo a desprenderse de recuerdos y acontecimientos; tendrá usted que reflexionar sobre esto.
La preocupación por los viajes en el pasado es una adicción con energías negativas. Esos recuerdos se utilizan para llevarlo a un lugar de tristeza, pena, anhelo y autoindulgencia en la lástima. También se utilizan para crear sentimientos de cólera y de retribución no satisfecha; ¡todo eso es negativo! Examine por qué mantiene los sentimientos de su pasado, y determine si algo de eso encaja con usted.
Nota: Es muy apropiado honrar y celebrar la expresión pasada de un miembro del grupo kármico. ¿Es esa la razón por la que conserva elementos del pasado? ¿O crea eso un sentimiento de deseo por algo más, sea lo que fuere? La pre­ocupación por la herencia humana tampoco tiene importan­cia, dada la verdad de las muchas expresiones que tiene cada entidad. Sólo es una herramienta kármica para su crecimiento. Mantener elementos para el propósito de honrar la expresión pasada de la entidad es algo honorable. La diferencia entre honrar un pasado iluminado y una retrospectiva del pasado humano es muy sencilla. ¿Experimenta alegría o tristeza acerca de ese elemento? La alegría es el único sentimiento apropiado.
Será usted mismo sin reflejo del pasado. Eso es como de­cir que su memoria quedará intacta, pero los sentimientos que espera tener como ser humano no estarán ahí. Esto es algo que le va a parecer extraño. ¿Ama realmente a sus seres que­ridos perdidos? En tal caso, ¿debería sentir pena por el hecho de que se hayan marchado? Cuando se siente muy poca tris­teza humana por ellos, experimentará una tendencia a cues­tionarse a sí mismo. ¿Han desaparecido sus sentimientos? No, sólo su impronta.
7) Finalmente, la nueva y abrumadora emoción que será suya, también será la nueva vibración del amor. Esto puede parecerle algo «pesado», en términos de responsabilidad. Per­cibirá de hecho el «ahora» casi como lo percibo yo mismo, y con eso experimentará una sensación intensa de acción responsable. No se trata de la clase «libre y fácil» de emoción que quizá haya asociado hasta ahora con el amor. Es la clase de amor que vio usted reflejada en el rostro de Jesús. Es amor sabio, que procede de un lugar que reconoce el alma de una persona cuando se la mira. Es la belleza de un sueño sólo imaginado, envuelto en la gasa del honor y atado con la ale­gría del nuevo nacimiento. No hay ninguna frivolidad en es­tos nuevos sentimientos. Representan los sentimientos sabios que comprenden verdaderamente y que celebran apropiada­mente la muerte, así como una vida apropiada. Se sentirá a sí mismo como un ser maduro. ¿Es esto realmente para usted?
 
 
El ajuste y la ayuda
 
Al hacer este desplazamiento, va a necesitar ayuda. Es aquí donde intervenimos aquellos de nosotros que estamos de servicio. Nos daremos cuenta del momento en que esté usted preparado (se hablará de esto más adelante). Va a ser necesario que reciba usted por lo menos un nuevo implante (que no hay que confundir con impronta), y un cambio de guías. Per­mítame aclarar las cosas en cada uno de estos dos aspectos.
Hablé antes en relación con los implantes en su mente hu­mana. Esos implantes están diseñados básicamente para que sirvan como restricción. Restringen la verdadera realización de su alma, así como de su comprensión de cómo actúan los equilibrios espirituales con los físicos para crear la plena ciencia (milagros). Sin esos implantes, no existirían pruebas ni aprendizaje. Cuando Jesús estuvo en la Tierra fue enviado sin impronta y sin implantes. Eso lo hizo muy diferente a cualquier otro ser humano. Estuvo aquí como maestro para enseñar. Él lo sabía y los únicos aspectos difíciles que tuvo que afrontar fueron biológicos, y comunes a todos. Sintió emociones, impulsos, dolor, ego y fatiga, como todos los de­más, pero no tenía un conjunto de implantes.
Los implantes son elementos restrictivos que impiden que la entidad de su alma juegue un papel activo. Se dan en el momento de nacer y nunca cambian, a menos que los cam­bien quienes están a su servicio. En muchas ocasiones se dan nuevos implantes cuando una persona ha alcanzado un cierto punto de su crecimiento, porque así se lo merece. No tiene usted el poder para cambiar un implante, y es apropiado que sea así. Un ejemplo de cuando se cambia un implante es cuando una persona pasa por una puerta de acción y se mue­ve con éxito más allá de una impronta kármica. Cuando eso sucede se le tiene que ofrecer un implante nuevo para susti­tuir al original, y también para anular el elemento de la im­pronta kármica pasada. Si eso no fuera así, habría conservado usted la característica kármica, a pesar de haberla elaborado y superado. (Eso no sería muy justo, ¿no le parece?). En con­secuencia, el nuevo implante se concede a menudo para ajustar su conciencia, y también para ajustar su impronta. Eso cambia de hecho su equilibrio magnético del código genético.
Cuando se desplaza hacia el estatus de graduado debe tener un gran implante nuevo. Se ofrece para anular su karma (todo el karma). Esta es la mecánica de la transformación y en ella intervienen quienes están de servicio y realizan estas tareas. Probablemente, ya es usted consciente de quienes es­tán de servicio a su alrededor, que son sus «guías». Algunos los llaman ángeles, algo que también es apropiado. Sus pa­quetes de energía son instantáneamente reconocibles por no­sotros, como aquellos que estamos de servicio para que la en­tidad individual siga su camino en la lección.
Es usted muy parecido a un atleta terrestre que se entrena. A su alrededor existe un grupo de apoyo, con diversas jerar­quías de servicio. Las que están más cerca de usted son sus guías. Las más alejadas de usted son como mi propia entidad, que se ocupan de la mecánica y del mantenimiento de la es­cuela. Actualmente, cada uno de ustedes tiene dos guías. Esos guías no pertenecen a nadie más. No se trata de entida­des que le acompañen para juzgarlo, o que lo vigilen para evaluarlo. Son servidores y ayudantes espirituales. Algunos de ellos se encuentran entre encarnaciones y, en consecuen­cia, no siempre están de servicio (servicio de guía). Algunos son maestros de este servicio y siempre serán guías. Así son las cosas y la explicación de por qué tiene que esperar a su fallecimiento, pues esto no es pertinente de ningún modo para su camino en este tiempo.
Quizá muchos de ustedes hayan sido conscientes de los guías, pero ¿percibe más de dos? Sólo a unos pocos de uste­des se les ofrece ajuste para ser capaces de discernir la dife­rencia entre las características de las entidades situadas al otro lado del velo. La mayor parte de las veces sólo son cons­cientes de figuras o formas. Sólo tiene dos guías personales, y el resto suelen ser entidades periféricas que están ahí por una serie de razones..., ninguna de las cuales es equivocada. ¿Recuerda que hablé de muchas otras entidades que están en la Tierra en otras expresiones del aprendizaje? Se produce una gran actividad de la que usted no es necesariamente consciente, pero que ocasionalmente se le puede hacer visi­ble. Es mucho más sencillo identificar la que es suya, antes que explicar la que no lo es. Tiene usted dos guías que le aman y que siempre están ahí, para usted.
Con el cambio, experimentará un gran ajuste: perderá a uno o a los dos guías (dependiendo de su camino en ese mo­mento) y obtendrá otro. Serán ustedes las únicas entidades sobre la Tierra que tengan tres guías maestros (vuelve a apa­recer ese tres). Se trata de guías maestros que le ayudarán en su tarea de enseñar y de efectuar la transmutación de la ener­gía para la Tierra (un guía maestro es aquel que siempre está de servicio y nunca aprendiendo una lección). Incluso mien­tras transmito esta comunicación a mi socio, a través de gru­pos de pensamiento, los guías maestros se están reuniendo y se disponen a ser de servicio para la Tierra. Hay una gran ac­tividad alrededor de su sistema solar. Si hubieran logrado el viaje espacial en la medida en que lo deseaban, se sentirían muy alarmados..., y el conocimiento no les habría servido en este momento.
El cambio de guía acompañará al ajuste del implante, al mismo tiempo que éste se produce. Si creía ser un sensitivo, sólo tiene que esperar. Eso se ha descrito en otros planetas como la «negrura». Habrá un período de tiempo de aproxi­madamente 90 días en los que se encontrará sin dirección al­guna. Tendrá usted la sensación de haber perdido a su mejor amigo y a su único hijo en el mismo momento. La partida de «los guías del nacimiento» es sentida profundamente por la entidad del alma que hay dentro de usted. Antes ya hablé de su entidad del alma. Su entidad del alma es esa parte de sí mismo que es totalmente consciente de ambos lados del velo, pero a la que se le impide participar directamente sobre la Tierra a través de sus implantes. Siempre está ahí, y es la par­te de usted mismo que es absolutamente eterna. Me conoce y yo la conozco. Está muy familiarizada con todas sus expre­siones, y es la parte de usted que es espiritualidad humana. También es la parte de usted que le impulsa constantemente a buscar a Dios. No tiene género. Puesto que no tiene usted co­municación directa con su propia entidad del alma, no com­prenderá estos sentimientos. No serán explicables.
Cuando los guías se marchan, la entidad del alma se que­da sola. Nunca ha estado sin los guías, que siempre han esta­do en permanente contacto con ella. Si «ve» alguna vez a sus guías, tenga presente que eso ha sido un momento de comunicación con su propia entidad del alma. Estas cosas pueden parecerle increíbles (se supone que sus implantes así harán que se lo parezcan), pero se trata simplemente de procedi­mientos mecánicos del funcionamiento de su escuela, como los maestros que van y vienen y hablan con otros maestros.
Créalo.
No existe una mayor sensación de vacío que cuando se marchan los guías. Aunque uno de ellos se quede, se trata de un período de tiempo en el que no hay ninguno. El que queda tiene que alejarse durante un tiempo para efectuar el ajuste. Estos guías representan el único contacto con la más pura energía de amor que existe para su alma. Cuando se marchan, deseará usted terminar. La meditación no le producirá ningún alivio. El centrarse no funcionará, y la oración parecerá como si rebotara desde el cielo. Cuando Jesús estaba sufriendo en la cruz (no moribundo), se alejaron temporalmente de él sus tres asistentes (sí, él también los tenía). Eso tenía el propósito de ayudarle, al permitirle una verdadera mortalidad durante ese tiempo. De otro modo, podría haberse marchado involun­tariamente; la tentación habría sido demasiado grande. Si esto le parece algo confuso, debe saber, una vez más, que en la perspectiva del verdadero amor, todo es correcto. Eso fue una ayuda para él, pero durante el tiempo del alejamiento él se sintió completamente solo por primera vez desde su naci­miento. Sería algo muy desconcertante e incómodo, también para usted. También experimentará usted la pena de su propia muerte, de pasar a la negrura sin una sensación de esperanza.
Ya le dije que aparecerían obstáculos para su nuevo poder, y éste es uno de ellos. Esto es el fuego antes de la paz. Es algo temporal y será usted capaz de pasar por ello. No se le permitirá marcharse durante este tiempo; y aunque sus guías se hayan alejado, algunas otras entidades menos cercanas a usted se encontrarán en la «cercanía» para vigilarlo. Sin em­bargo, no son comunicadores y no tendrá usted conciencia de ellos. Cada uno de ustedes percibirá esto de modo diferente. Si está usted preparado, será algo esperado y por tanto le pa­recerá más suave. Si desea consejo que le ayude para pasar por esto, entonces, cuando se dé cuenta de que está empezan­do (y se dará cuenta), preocúpese por tareas terrenales, concéntrese en objetivos orientados hacia el trabajo y la realiza-ción de algo con lo que disfrute. Eso es una táctica de diversión para su alma, y a menudo funcionará bien para el periodo de ajuste.
 
Más ayuda. No puedo resaltar lo suficiente lo importante que será la fe en este tiempo. Si efectúa usted el cambio, se encontrará cambiado, sin amigos, con un compañero o com­pañera que se ha marchado, sin más vocación..., ¿qué le que­da entonces? La respuesta es muy sencilla: ¡le queda todo aquello que nunca tuvo! ¡Será usted atendido! Su posición será honrada. Los tres guías maestros, en combinación con todas las entidades no vistas que existen a su alrededor, y que
También están ahí para apoyarle, se ocuparán de asegurarse de que sea usted debidamente servido. La sincronización será muy importante, y también será necesaria la paciencia. Pero su nuevo estatus lo permitirá, y no tendrá usted problema al­guno con la espera. El temor no jugará el papel que solía ju­gar, puesto que dispone usted del poder para marcharse en cuanto lo desee (es decir, sentirá la tentación de hacerlo así). Llevará consigo su propio templo. Eso significa que será usted totalmente autosuficiente, espiritual, física y mentalmente. El sustento no será ningún problema, la salud no será ningún problema y no estará usted solo. Experimentará de­masiada alegría como para sentirse solo. A menudo, sus nue­vos guías serán visibles para usted con la suficiente claridad como para verificar su presencia, pero no mucho más. Si se mantiene equilibrado, será feliz y próspero..., ¡créalo!
 
 
¿Y si fracasa?
 
Quienes están en el universo y planifican estas cosas, tie­nen la sensación de que muchos de ustedes fracasan, incluso después de recibir el poder del estatus de graduación. No es la primera vez que un planeta ha entrado en esta clase de vi­bración, o de iluminación, de modo que hay precedentes en la proyección. Eso significaría que muchos llegarán a desapa­recer y dejarán el poder después de haber recibido el poder. Eso puede producirse por dos razones: 1) Porque lo desean así; es decir, desean marcharse en lugar de quedarse y ayudar; 2) Porque no pueden permanecer equilibrados debido a problemas con el ego, o a cualquier otra tendencia biológica. En este último caso sería algo involuntario; es decir, la enti­dad simplemente se desvanecería si estuviera lo bastante desequilibrada.
Como ya he mencionado antes, no existe atributo negativo en abandonar el planeta mientras se está en el estatus de gra­duado, sea cual fuere la razón. Incluso si no logra quedarse y ayudar, y se marcha de una manera involuntaria, no generará atributos negativos con su fallecimiento. Su estatus es absolu­to, y será celebrado de un modo tan alto como el de cualquie­ra que se haya quedado. Quizá esto no le parezca justo del todo, pero lo mismo que la parábola que contó Jesús del hijo pródigo, que se marchó y fue derrochador, y luego regresó y fue honrado por su padre en la misma medida que el hijo que no se marchó, esta es la forma de actuar de la singular fuente de amor. Jesús enseñó mucho de esta clase de amor; quizá con el nuevo poder de que dispone usted en estos tiempos nuevos, también sea adecuado tener una perspectiva nueva de las cosas sobre las que habló Jesús y de los ejemplos que ofreció. El nuevo conocimiento y comprensión pueden ser el resultado de volver a examinar las palabras de este maestro que enviamos para la iluminación de ustedes.
 
 
¿Cuál es su camino ahora?
 
Muchos de los que leen esto no desearán seguir este nuevo camino de poder, al darse cuenta de que no les ha llegado to­davía el momento de hacerlo así. Si eso fuera así, le ruego que no se sienta «equivocado». Si es apropiado que se sienta de ese modo, y es en la más profunda sabiduría como debería continuar sin este nuevo estatus..., saberlo así será mucho mejor para usted y puede hacer de todos modos mucho más para apoyar a aquellos que lo van a necesitar durante este tiempo, mientras que todos ustedes ayudan al planeta. El discernimiento individual es muy importante en esta decisión de autoevaluación. No impresionará a nadie si decide seguir este camino, y tampoco decepcionará a nadie si decide no seguir­lo. Se trata de una decisión que debe tomar basándose en el discernimiento espiritual de saber dónde se encuentra en este momento en su propio camino.
Aquellos de ustedes que tengan la impresión de estar pre­parados, pueden continuar y dar el siguiente paso. Tiene que prepararse mentalmente para alejarse de su situación actual, sea cual fuere. Las cosas cambiarán para usted y tiene que aceptarlo así. Puede terminar o cambiar su carrera terrenal o vocación, aquella que le ha permitido obtener el intercambio monetario necesario para disponer de alimento y cobijo. Su decisión será irreversible y no puede cambiar de idea.
Si está preparado y desea efectuar el cambio, entonces tiene que pedirlo abiertamente y verbalizarlo ante el universo. Mu­chos de ustedes se encuentran tan en contacto con este lado del velo, que esta comunicación será clara e inmediata. Para algunos, sin embargo, exigirá una verbalización diaria, de modo que todos puedan escucharla (todas las entidades espi­rituales). Continúe haciéndolo así durante por lo menos un ciclo de su luna, para permitir que la eventual corrección de la alineación magnética transmita sus pensamientos con clari­dad. (algunos de ustedes ya son conscientes de que hay me­jores momentos que otros para comunicarse.) Mediante este proceso, se le pedirá que efectúe el cambio. Le he indicado el menor tiempo y el máximo de tiempo que puede tardar en comunicar su voluntad de cambiar. Si no está seguro de haber sido claramente escuchado, entonces utilice el tiempo más pro­longado.
El siguiente acontecimiento que ocurrirá será una evalua­ción instantánea de lo apropiado de la petición. Les ruego que entiendan que todos ustedes tienen el poder para efectuar este cambio debido a la nueva energía de que disponen ahora. Como ya he mencionado antes, se han ganado ese derecho. La evaluación desde este lado del velo no es en modo alguno un juicio, sino una valoración de lo que se necesitará en cuan­to a ajuste kármico. Si una entidad de poca experiencia ex­presiva (pocas expresiones del pasado y una gran cantidad de karma pendiente) solicita el nuevo poder, entonces se ne­cesitará de una clase diferente de servicio para realizar el cambio.
Nadie será rechazado, pero el momento del cambio y la dificultad del pasaje pueden ser muy diferentes para cada persona. Un maestro que solicite el cambio puede recibirlo inmediatamente, y con muy poca incomodidad. Una entidad de poca experiencia expresiva quizá tenga que esperar más tiempo para que se inicie el proceso, y luego es posible que tenga grandes dificultades para pasar por él. Como ya se ha indicado antes, todos pasarán por él.
FUENTE ..LIBRO TIEMPOS FINALES. KRYON CANALIZADO POR LEE CARROLL
 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 http://www.imagenesanimadas.net/Animales/Colibris/colibri08.gif
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 
 
 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog