miércoles, 7 de agosto de 2013

La Jerarquía Espiritual Planetaria o Gran Fraternidad Blanca

La Jerarquía Espiritual Planetaria
o
Gran Fraternidad Blanca

 
Para muchos pensadores la realidad de la Jerarquía es reconocida ampliamente; para otros hay un amplio reconocimiento de la hipótesis de la existencia de una Jerarquía. Información concerniente a sus grados, métodos de trabajo y objetivos, son ya de conocimiento común, y mucho ha sido aceptado y comprobado por los que admiten esta enseñanza. Quisiera dedicar un tiempo al estudio de algunos efectos resultantes de este creciente cúmulo de conocimiento, poseído por un gran número de personas y no sólo por el raro y discreto esoterista y el estudiante de ocultismo.
 
Esta enseñanza se ha infiltrado en la conciencia de las multitudes, despertando curiosidad, alivio y esperanza, o conjeturas y mofas cínicas; un consciente esfuerzo espiritual o un constante ridículo, según el tipo de mente, la sensibilidad hacia la verdad o la estúpida credulidad del receptor. Pero el conocimiento, la creencia y la esperanza sobre la existencia de una Jerarquía planetaria ha leudado la totalidad del pensamiento humano en forma mucho más amplia y profunda, que ni el más optimista puede sospechar; aquí reside la esperanza del mundo y también el fértil campo para el trabajo espiritual a realizarse durante las próximas décadas. Todos los discípulos deben prepararse para ello. (18‑119)
 
    
La Sede de esta Jerarquía se halla en Shamballa, un centro en el Desierto de Gobi, llamado en los libros antiguos "Isla Blanca". Existe en materia etérica, y cuando la raza de los hombres haya desarrollado la visión etérica en la Tierra, se conocerá su ubicación y será aceptada su realidad. Rápidamente se está desarrollando esta visión pero la ubicación de Shamballa será el último de los sagrados lugares etéricos que se revelará, pues su materia es del segundo éter.
 
Varios Maestros que tienen cuerpo físico viven en los Himalayas en un lugar recluido llamado Shigatsé, lejos de los caminos de los hombres; pero la mayor parte están diseminados en todo el mundo, y viven de incógnito, y desconocidos en diferentes lugares y en distintas naciones, aunque cada uno en Su propio lugar constituye un punto focal para la energía del Señor del Mundo, demostrando ser en Su medio ambiente, un distribuidor del amor y de la sabiduría de la Deidad. (1-40)
Esta Jerarquía está compuesta por quienes han triunfado sobre la materia y han llegado a la meta por el mismo camino que siguen hoy los individuos. Estas personalidades espirituales, adeptos y Maestros, han luchado y bregado por obtener la victoria y el control en el plano físico, y se han enfrentado con los miasmas, brumas, peligros, dificultades, angustias y dolores de la vida diaria. Han hollado cada paso del sendero del sufrimiento, han pasado por todas las experiencias, han superado todas las dificultades y han triunfado.
Su captación de que la liberación se obtiene mediante el sacrificio de la forma, a través de los fuegos purificadores, basta para proporcionarles un firme apoyo y la capacidad de persistir, aun cuando la forma aparente haber sufrido suficientemente, y el amor, que triunfa sobre todos los obstáculos, esté fundado en la paciencia y la experiencia.
Estos Hermanos Mayores de la humanidad se caracterizan por un perdurable amorque actúa siempre en bien del grupo; por un conocimiento adquirido en el transcurso de millares de vidas, durante las cuales se abrieron camino desde el fondo de la vida y de la evolución, hasta llegar casi a la cima; por una experiencia basada en el tiempo mismo y en una multiplicidad de reacciones e interacciones de la personalidad; por una valentíaresultado de esa experiencia, que habiendo sido producto de épocas de esfuerzos, fracasos y renovados esfuerzos que condujeron finalmente al triunfo, pueden ponerse ahora al servicio de la raza; por un propósito iluminado, inteligente y cooperador, ajustado al grupo y al Plan jerárquico y adaptado a la finalidad del Logos planetario (1‑31/4)
Esta Jerarquía de Hermanos de la Luz, existe aún, y el trabajo prosigue constantemente. Todos tienen existencia física, ya sean cuerpos físicos densos, tal como lo hacen muchos de los Maestros, o bien cuerpos etéricos, tales como los que utilizan los más excelsos auxiliares y el Señor del Mundo. Es necesario que los hombres recuerden que Ellos tienen existencia física, y también deben tener en cuenta que viven con nosotros en este planeta controlando su destino, guiando sus asuntos y conduciendo a todas sus evoluciones hacia la perfección final. (1-40)
 
La realidad de la existencia de esta Jerarquía y de su Guía Supremo, el Cristo, guía reconocida conscientemente por centenares de miles de personas, aunque lo nieguen los ortodoxos. Son tantos los que conocen esta verdad, y tantas las personas íntegras y dignas que colaboran conscientemente con los Miembros de la Jerarquía, que carecen de importancia los antagonismos eclesiásticos y los comentarios despectivos de quienes poseen una mentalidad concreta. Los hombres ya se están liberando de la autoridad doctrinaria, están entrando en la experiencia directa, personal y espiritual y bajo la autoridad directa que confiere el contacto con el Cristo y Sus discípulos, los Maestros. (7-152)
 
Actualmente, la Jerarquía es un gran grupo aguerrido que lucha por las almas de los hombres, contra todo lo que bloquea la expansión de la conciencia humana, todo lo que limita la libertad humana y lucha para eliminar esos factores y barreras que militan contra el retorno de Cristo y el surgimiento de la Jerarquía como grupo plenamente activo en la tierra. Nada de débil, vacilante sentimental o neutral, existe en la actitud de la Jerarquía; esto debe ser captado por la humanidad y debe contarse con la fortaleza y la percepción interna y también con el amor de laJerarquía. (13‑455/6)
 
Mucha gente se pregunta y nos pregunta sobre la realidad de la existencia de la Jerarquía de Maestros. Se preguntan cómo puede ser posible que Buda y Cristo trabajen conjuntamente en el Festival Wesak por el bien de la Humanidad.
 
Hay espiritualistas y estudiantes de esoterismo que han encontrado el camino hacia la información adecuada y seria que permite comprender la naturaleza de la Gran Fraternidad Blanca. Pero hay muchos otros amigos y hermanos, hombres y mujeres de buena voluntad que todavía se preguntan.
 
Esta es la razón que hemos decidido acompañar la Nota Clave Anual de años anteriores que decía "Que el grupo revele la realidad del Reino de Dios, la Jerarquía planetaria" y para ello hemos dedicado este espacio enSabiduría Arcana donde podrán encontrar amplia información dada por el Maestro Tibetano Djwhal Khul a través de los Libros Azules,  por Vicente Beltrán Anglada, por Torkom Saraydarian, por H. P. Blavatsky, por muchos escritores teosóficos y tantos discípulos y servidores mundiales que saben y conocen que la Jerarquía Espiritual existe en la Tierra, comparten Su vida con nosotros los Seres Humanos y aceptan y demandan ser descubiertos, siguiendo y cumpliendo simplemente con los requisitos.
 
Así pues, periódicamente iremos incorporando nuevos artículos y recopilaciones sobre este tema tan importante para la Humanidad y la resolución para bien de la actual crisis mundial.
 
                                                                                                                            Sabiduría  Arcana
 
 
                                                                                                                                      
 
 
Leer más sobre la Jerarquía Espiritual Planetaria o Gran Fraternidad Blanca:
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog