jueves, 25 de julio de 2013

El uso subversivo del simbolismo sagrado en los medios de incomunicación

by Michael Tsarion
28 Septiembre 2005
del Sitio Web 
RadiceCreations
 
 
 
 
Primera Parte
Si tú quieres conoce los invisibles abiertos ojos en lo visible
Adagio-cabalístico
Los seres humanos están destinados a aumentar el nivel de conciencia cósmica. Cada uno de nosotros está destinado a actualizar el nivel de los "Meta-Humanos".
 
Este ascenso del actual estado "embrionario" no puede, sin embargo, ser activado a voluntad, deseo, o cualquier otra fuerza consciente, por lo que llega como una premisa necesaria para la existencia humana y orgánica, y está limitado por las inviolables leyes de la naturaleza.
 
Su impulso yace en la semilla dentro de los estratos más profundos del ser. 
 
 
 
 
No podemos obligar a la flor de loto a crecer en contra de su verdadera naturaleza, ni podemos obligar a la conciencia humana a crecer en una dirección concreta, en un índice en particular. 
 
Intentos de intervención y control de este tipo resultan sólo en confusión, calamidad y ruina. 

Si encontramos que nuestro desarrollo orgánico está atrofiado, impedido, o incluso en un estado estático, se deduce que hay una razón para esa situación. El desarrollo espiritual retrógrado del hombre, en la mente de este autor, no se produce debido a la falta de voluntad para alcanzarlo, o debido a la insuficiencia del hombre para comprender intelectualmente su ontología.
 
Es, de hecho, debido a impedimentos sutiles obstruyendo su movimiento dinámico. Hasta que estos obstáculos sean removidos, todos los incentivos secundarios, estrategias o preocupaciones en el mundo no van a hacer uso de ella.
 
Durante los años sesenta, por ejemplo, el estado de ánimo prevaleciente entre los sensibles era que el hombre occidental se estaba acercando al desenlace de su evolución moral y espiritual.
 
Las drogas y el consumo de drogas no era, en ese momento, ni siquiera considerado como un medio para este fin. Sin embargo, a pesar de tales desviaciones hacia el pseudo-chamanismo, a pesar de las buenas intenciones, la sana rebelión de masas, la captura de frases bellas, y la convicción de "vida o muerte" de tantos intelectuales y expertos de la contra-cultura, la humanidad aún se encuentra en un estado peor, moralmente y espiritualmente, de  lo que estaba hace tan sólo veinte años más o menos.
 
Hoy en día, nos encontramos con que la excursión reactiva en los campos y la filosofía de la tecnología puede ser en su mayor parte, como se predijo, otro escape, otro callejón sin salida. La tecnología como la vemos hoy, con todos sus beneficios utilitarios, difícilmente está uniendo a las personas, no fomenta la cohesión social. 
 
Entre los jóvenes, la "revolución digital" no hace sino reforzar el extrañamiento y los modos "masculinos" de expresión y cognición.
 
Esto no quiere decir que se tiene que ir, ya que la tecnología detrás de la Internet, por ejemplo, es una valiosa "espada de fuego" para ser utilizada por las fuerzas de la "luz" en la meta-batalla que está teniendo lugar en este planeta y cuyo juego final está, sin duda, a la vista. 

Desde el siglo diecinueve, los científicos han pasado una gran cantidad de tiempo y energía profundizando los registros paleológicos y antropológicos, buscando los orígenes de los pueblos y razas. Se han hecho muchos descubrimientos importantes. Los etnólogos saben un poco de la manera en que vivieron y amaron sus antepasados ​​en el día a día, mientras que los biólogos y arqueólogos incluso nos pueden decir lo que comían y vestían.
 
Sin embargo, poco se sabe aún sobre el pensamiento de los antiguos. Sabemos muy poco sobre la forma en que se comunicaban entre sí, y esperaban comunicar a otros que sabían, iba a venir después. Sabemos que los antiguos tenían mucho que comunicar a sus descendientes. El testimonio en piedra, así como en la pintura, la música, el folklore, etc., es todo lo que hay para ver y para inspirar.
 
Pero el siglo XX es, posiblemente, el peor punto de vista para mirar hacia atrás a la antigüedad.
 
La vanidad intelectual de nuestro tiempo distorsiona más que aclara la visión del pasado. No hay que olvidar que los antepasados ​​eran tecnológicamente avanzados, y, obviamente, mucho más de lo que somos hoy, porque tomó una tecnología sublime para construir la pirámide de Giza y trazar el mapa de los cielos.
 
Junto con la tecnología de los antiguos estaba la confianza, y la comprensión de los grandes principios metafísicos. En el mundo antiguo, la magia y la ciencia no estaban separados. Los grandes sitios megalíticos fueron diseñados y construidos por razas teológicamente avanzadas, por sacerdotes y sacerdotisas semi-iluminados, no por ricos tecnócratas y científicos ateos.
 
Estos grandes tesoros ciclópeos de mármol, granito y piedra arenisca son templos y santuarios para  seres humanos que intuyen que hay separación entre los fenómenos macrocósmicos y microcósmicos. 
 
Cuando llegó a la comunicación, sí sabemos que los antiguos no estaban tan interesados ​​en  palabras ni en el habla.
 
Ellos estaban más preocupados con símbolos, colores, ritmos, números, geometría y con la danza y la música. La mayor de las riquezas que poseía la humanidad ancestral era la capacidad de transmitir los conceptos filosóficos más abstractos a través de símbolos compuestos. Como este escritor ha detallado en otro lugar, ninguna forma moderna de intelección constructiva, podría incluso haber llegado a existir sin estas legados.
 
Sólo el éxito y la habilidad de los antepasados ​​en la comunicación figurativa e icónica pone fin a la idea de que eran supersticiosos primitivos. Ahora, hoy, es inaceptable que a través de toda la sociedad occidental, donde todo tipo de símbolos proliferan, hay un enorme "analfabetismo de símbolos."
 
Todo lo demás, al parecer, se prioriza. Por lo tanto, en vista de esto, no nos sentimos redundantes al preguntar cómo puede establecerse el edificio del intelecto personal y orientado correctamente cuando los fundamentos son débiles o están mal alineados?
 
Si no somos dueños de nuestros propios pensamientos, no podemos tener nuestras propias acciones. 
 
De ello se desprende que alguien más lo hará.
Este es el secreto de la propaganda. Los que han de ser persuadidos por ella deben estar completamente sumergidos en las ideas de la propaganda, sin siquiera darse cuenta de que están siendo sumergidos en ella.
– Joseph Goebbels (Ministro de Propaganda Nazi)
 
Los niños, como "consumidores del mañana... representan un enorme mercado hoy en día" y por lo tanto son "presa fácil" para las empresas, dice Lucy Hughes o, como otro ejecutivo de publicidad dice: "Ellos no son niños, sino lo que nos gusta llamar "consumidores en evolución".
- Joel Bakan (La Corporación)
Sin heredar ni absorber la gnosis del simbolismo , el aparato intelectual individual nunca puede moverse hacia la pretensión de sabiduría.
 
Como J. Krishnamurti, Carl Gustav Jung, Joseph Campbell y otros han advertido que simplemente no es posible.
 
Y como Brian Wilson Keys, Vance Packard, Jane Kilbourne y otros han detallado que, la psique de generaciones enteras pueden estar contaminadas por el uso subversivo de los símbolos.
 
Algunos han preguntado por qué no hay hoy "Beethoven" o "Blakes".
 
La razón es, obviamente, porque, en su mayor parte, no participamos en el cultivo del tipo de mentalidad holística que lleva a la mente consciente al diálogo armónico con el resto de partes del Ser. Como Wilhelm Reich ha señalado, ni siquiera estamos experimentando la integración del nivel somático y mucho menos el noético. 
 
Las estructuras de autoridad del día están haciendo todo lo posible para asegurarse de que la escisión psíquica se vea aumentada.
 
Una mirada a las preocupaciones y costumbres de la cultura adolescente de hoy es suficiente evidencia de esta tragedia, para aquellos que tienen ojos para ver. Hoy en día, los jóvenes consideran elegancia vestirse de la cabeza a los pies con logos corporativos sin tener idea de lo que realmente quieren decir, y con la mayoría de los padres que no tienen ni idea de por qué se está produciendo la delincuencia y el deterioro.
 
La delincuencia adolescente comenzó cuando los publicistas y agentes de publicidad de Madison Avenue obtuvieron el control sobre el subconsciente del niño occidental, a través de los estratos de la conciencia de que hace mucho han cesado de ser alimentados por lo sagrado.
... nuestros hijos están creciendo en un ambiente cultural tóxico, uno hecho más tóxico por la publicidad.
 
Nadie puede escapar de ella, así como nadie puede escapar de la contaminación del aire o de los pesticidas en la comida... el mundo se está convirtiendo en un mercado global controlado, no por los gobiernos individuales, sino por los conglomerados transnacionales interesados sólo en el resultado.
 
A medida que los estadounidenses exportamos nuestro sistema económico y nuestro estilo de vida, también exportamos las adicciones, las enfermedades y los problemas psicológicos asociados con ella - nuestro peligroso entorno cultural
 - Jean Kilbourne (No puedes comprar mi amor)
Gracias a nuestros símbolos sociales y de nuestras instituciones educativas, el analfabetismo ha sido creado y reforzado, por lo que repetimos, no se produce de forma natural y este desarrollo tan peligroso de nuestra evolución personal y colectiva, la falta, tanto del ritual teléstico como el conocimiento de los símbolos se reúne por una indiferencia alarmante de aquellos en condiciones de hacer algo al respecto.
 
Casi parecemos programados para pasar de las aspiraciones exclusivamente privadas y es, en su mayor parte, impensable para nosotros que las actividades mediocres y escapes de nuestras vidas puedan ser colocadas por completo a un lado en favor de la revivificación de la larga y perdida hace mucho tiempo alfabetización de símbolos que realmente otorga lucidez y sentido a la vida biográfica y colectiva o biológica.
 
Esta increíble mediocridad de todo lo que hacemos, aunque hábilmente disfrazada por el bombardeo de los medios de comunicación, de la fantasía y de los millones de dólares que se producen en distracciones passé, es el síntoma de cada persona viviendo en el olvido de su propio ser interior.
 
Siglos de religión, filosofía, psicología y psicoanálisis, de científicos y "curas" médicas han hecho muy poco para enriquecer verdaderamente la humanidad. 
 
Ellos han, en su mayor parte, sólo servido para mantener la apariencia de anormalidad que pasa por normalidad en las sociedades que se dirigen rápidamente para su propia inmolación física e incluso tal vez cultural.
 
Como se lamentó Alfred North Whitehead:
Los grandes avances de la civilización son procesos que destrozan las sociedades en las que se producen.
 
Si uno valora la vida humana, uno no puede valorar sus destructores
– Ayn Rand 

En los individuos, la locura es poco frecuente, pero en grupos, partidos, naciones y épocas es la regla
– Fredrick Nietzsche
Vivimos en un Universo que ninguna cantidad de exploración científica va a ser alguna vez plenamente comprendida.
 
Esto ha sido científicamente y matemáticamente probado. A medida que aumenta el conocimiento de la cognición del hemisferio izquierdo, también aumenta la cantidad de ignorancia humana. Incluso se han encontrado ecuaciones matemáticas que delinean esto. 
 
Y añadimos que el medio de obtener el conocimiento científico es a menudo profundamente antieconómico y destructivo.
 
Las ciencias físicas y aplicadas que están destinadas a ser, y a pasar por imparciales y objetivas se encuentran constantemente estando al servicio del control de los monopolios de energía, empresas y gobierno, incluso secretos "think-tanks", que aseguran que la investigación sigue su agenda a menudo pérfida. Por suerte, las ciencias y las artes metafísicas, comparativamente, aún no están suscritas.
 
Es evidente que si realmente queremos detener a las grandes verdades subyacentes, las ciencias metafísicas y ocultas son los medios más atractivos para hacerlo. Es por esta razón que el movimiento de la "Nueva Era", aunque retardado por sus falacias y fantasías iniciales, llegó a existir. Una vez que se convierte en activo y disciplinado, en lugar de reactivo y caótico, como se está exitosamente convirtiendo, descubrimientos de importancia real para todos en el planeta estarán obteniendo y transmitiendo.
 
Estas verdades son universales y no están reservadas a la clase uno o estatus financiero e intelectual. 

El hombre busca siempre aumentar sus conocimientos, sino que tiende a pasar por alto el hecho de que su mente debe olvidarse mientras aprende. El conocimiento viene a nosotros, pero es un conocimiento adquirido a través de estrechas capacidades cognitivas del hemisferio cerebral izquierdo, a pesar de la exclusión, la parcialidad y la fragmentación, y no de ver el mundo como realmente es.
 
El sueño es lo más cercano de nosotros que llega al depósito de los conocimientos ancestrales y el conocimiento, a ese "Registro Akáshico" que se encuentra dentro del inconsciente y en un nivel biológico celular.
 
Cuando finalmente nos las arreglamos para utilizar conscientemente nuestras capacidades del cerebro derecho, lo haremos, como los antiguos, siendo capaces de ver la realidad tal como es, y poniendo fin a la dicotomía "sujeto versus objeto", que nos mantiene en una relación verdadera y directa con la vida. 

Al ir nosotros descubriendo más y más sobre la manera de los antiguos, también entendemos lo tonto que era imaginar que nuestras costumbres actuales, nociones religiosas e ideales tienen algo en común con los antiguos, los hacedores de la civilización. Nosotros descendemos de ellos, pero no los hemos emulado, o nos hemos beneficiado de la sabiduría que han dejado para nosotros.
 
 
Sus ideas de la divinidad, y de los misterios del ser y del universo, no encontrarían comparación en "La Era de entretenimiento", de hoy o como Gore Vidal lo denomina "La Era de la Amnesia".
 
Sin embargo, una cosa que todavía se puede extraer y abrazar de los días de las altas culturas es el la dimensión icónica, simbólica de expresión, que en última instancia nos lleva de forma individual y colectiva de vuelta a la integración psíquica. El perfil psíquico colectivo del mundo occidental es claramente autista y narcisista, como cualquier otro, como cualquiera con trasfondo psicológico puede ver.
 
Somos tecnológicamente avanzados y pasamos mucho tiempo felicitándonos a nosotros mismos a causa de ella.
 
Hoy en día se habla incluso que "el hombre creó al hombre", a medida que las ciencias genéticas y el enfoque se ponen de moda. La ciencia se enorgullece de su incesante búsqueda de la perfección, lo que implica que el hombre no es ya perfecto.
 
Sin embargo, lo contrario es cierto. El hombre es perfecto, así como él es, hasta que se programa para creer lo contrario.
 
No podemos escuchar la voz interior que nos habla de nuestra propia perfección, debido al clamor del mundo que viola y adormece los sentidos, y que se hace cada vez más insoportable y omnipresente con el paso del tiempo.
 
No podemos ver la perfección en nada ni a nadie, mientras que nuestros propios pensamientos e inteligencia son envenenados con la duda y la auto-abnegación. Ya no reconocemos la perfección absoluta de la naturaleza mientras existimos en un estado de desorden interno.
 
El hombre lleno de ansiedad interior, celos y sadismo no está en condiciones de sanar el mundo.
La publicidad está diseñada para generar una sensación interna de conflictos con el yo
- Bernard McGrave phD

Nunca antes han estado tan pocos en una posición para fabricar tantos necios, maníacos o delincuentes
- Aldous Huxley (The Devils of Loudan)
Como revela la numerología de los Arcanos Mayores del Tarot, el siglo XXI es el tiempo en que la raza humana completa el círculo.
 
Y los finales invitan a nuevos comienzos. En este nuevo siglo, los maestros serán aquellos que han entendido el misterio de sí mismos, así como los misterios de la ciencia y la naturaleza. 
 
Ellos serán reveladores en lugar de engañadores y personas dirigidas por su interior en vez de  jugadores de rol controlados y reprimidos. Ellos serán los que pueden ofrecer soluciones sanas y funcionales a los problemas que han afectado a sus hermanos y hermanas, personal y colectivamente.
  
Estas soluciones estarán arraigadas en la sabiduría de los antiguos, y nos brindarán la posibilidad de realizar los saltos cuánticos necesarios hacia la autenticidad de la vida y el rendimiento. El siglo XXI puede ser también un momento en la historia, tal como la conocemos, que llega a su fin. En efecto, el mundo que nos rodea está cambiando más rápido que nunca. Algunos incluso piensan que el tiempo está "acelerando".
 
Como escribió el  psiquiatra existencialista R.D. Laing:
Vivimos en un momento de la historia donde el cambio es tan acelerado que empezamos a ver el presente sólo cuando ya está desapareciendo.
Es, lamentablemente, un poco ingenuo esperar que las ciencias se rijan por visionarios Gnósticos, en lugar de la tecnocracia anti-humana de poder.
 
Tampoco es prudente esperar que aquellos que siguen adictos a, y anhelando, poder y riqueza estén preocupados por el bienestar general del planeta, o que las psicóticas empresas atiendan las necesidades espirituales de las clases bajas que ellos buscan esclavizar y deshumanizar.
 
Sin embargo, todavía es una buena política esperar cambios positivos por delante, especialmente en el nivel básico, y esperar que el hombre descubra dentro de sí mismo poderes y habilidades que han estado mucho tiempo inactivo. 
 
La humanidad siempre se puede estar seguro de sorprender a sí mismo. En cualquier caso, la puerta a la justicia social siempre está desbloqueada, y todos nosotros tenemos la clave. La puerta de la autorrealización está, del mismo modo, siempre entreabierta, para todos los despreocupados transeúntes.
 
Algunos voluntariamente entran del caótico y oloroso "mercado" del mundo. Otros se convierten en sus propios "fariseos".
 
Tienen miedo de entrar ellos mismos, y usan toda clase de astucia para evitar que otros entren en él. 
 
El hombre puede cesar en su loco deseo de mirar hacia el futuro cuando entiende la magnitud de lo que ya le ha sido dado por sus antepasados, y cuando capta plena y profundamente la importancia vital del momento presente en el que vive y respira. 
 
El hombre que entiende la santidad y el valor del AHORA, no pierde el tiempo, ni siquiera un momento, preocupándose  por el mundo de mañana, o buscando la "perfección". Para el auténtico yo, el mañana no existe, y el hombre ya es perfecto. Las guías más altos de un hombre así están continuamente enseñando y cuidando de su bienestar. Enseñan en silencio por símbolos e indicación, por el sueño y la visión.
 
El hombre que escucha y atiende a sus guías espirituales, es instruido en el arte de la vida, no sólo la mecánica del mismo. Su vida se convierte en un mandala viviente de muchos pétalos y colores, que no puede ser borrado por el tiempo o la muerte. 

Como el águila cruza el cielo vacío y sin dejar rastro, asimismo un hombre se extiende por toda la eternidad, en su extraño viaje espiralado de la mente, el cuerpo y alma moviéndose como uno, a través de la eternidad, de perfección a perfección.
 
 
 No cesaremos de explorar,
y el final de toda nuestra exploración,
hemos de llegar donde empezamos
y conocer el lugar por primera vez.  
T.S. Eliot (cuartetos)
  

 
 
 
Los niños ni siquiera se darán cuenta de lo mucho que sus valores se han pervertido hasta que llegan a la escuela secundaria
- Esquire Magazine 
 
Hemos llegado a esperar mensajes ocultos en la televisión de nuestros hijos
- Douglas Rushkoff (Media Virus)
Debido al crónico analfabetismo de los símbolos, nosotros  tendemos a no ser conscientes de un gran veneno en medio de nosotros, algo que tiene un efecto profundo, negativo, en nuestro yo consciente e inconsciente.
 
Este es el uso de la persuasión subliminal en los medios de comunicación y la publicidad.
 
 
 
 
Esta persuasión constituye nada menos que una dictadura psíquica.
 
Involucra la manipulación consciente subversiva y abastecimiento público, de palabras, imágenes, números, colores, ritmos y símbolos que luego son dirigidos, a través de los oráculos de los omnipresentes medios de comunicación, hacia las áreas límbicas del cerebro humano.
 
El artificio de los persuasores produce un insidioso y elaborado lenguaje críptico, específicamente diseñado para estimular la fantasía y la realidad dicotomía, impulsos compulsivos de los apetitos inferiores, y una plétora de unidades mundanas y disonantes que están en conflicto con la naturaleza y las intenciones más altas de la conciencia de un individuo.
 
La constante exposición a dicho contenido subliminal sirve para socavar las unidades sanas. Subvierte la sensibilidad moral natural y, finalmente, detiene la maduración espiritual del ser humano.
 
Los efectos devastadores de esa subversión en nuestro ser, y sobre nuestros hijos, rara vez ha sido explorado en gran profundidad y aún tiene que ser reconocido por el público en general que, siendo víctimas del crónico "analfabetismo de los símbolos" está  sin blindaje contra el constante bombardeo de información subliminal entrando en sus mentes, causando, con el tiempo, una lista de pesadilla de trastornos físicos y psíquicos.
 
Puede que, en la mente de este autor, ningún cuestionamiento de un cambio social positivo, ningún cuestionamiento de, ya sea una sanación nacional o global hasta que los seres humanos, en particular los del mundo occidental, se vuelvan lúcidamente conscientes y profundamente educados sobre el poder de los símbolos, no sólo como portales trascendentales o dispositivos matemáticos, sino como armas en manos de las elites plutocráticas, con agendas ocultas, trabajando para detener la maduración mental, emocional y espiritual de las clases bajas.
 
El alarmante caos existencial que sufren los jóvenes actualmente, aunque principalmente deplorados e ignorados, sirve como una acusación directa a la existencia de la subversión simbólica que menciono.
 
Los jóvenes están, por definición, más cerca de la fuerza creativas que el adulto promedio. 
 
También están más influenciados por las unidades del cerebro límbico y, por tanto, responden con mayor celo a los mensajes simbólicos eróticos y hasta perversos que se están volviendo cada vez más omnipresentes en su vida y en su espacio de pensamiento.
 
El, invasivo, clandestinamente dirigido contenido ha sido hábilmente diseñado para eludir su conciencia moral y filtro racional.
...Las investigaciones han demostrado que en los primeros milisegundos de nuestra percepción de algo que no sólo comprendemos inconscientemente lo que es, sino que decidimos si nos gusta como si no, el inconsciente cognitivo presenta a nuestra conciencia, no sólo la identidad de lo que ve, sino una opinión al respecto. Nuestras emociones tienen una mente propia, una que puede tener opiniones totalmente independientes de nuestra mente racional
- Daniel Goleman (Inteligencia Emocional)
 
Es una gran fuente de error creer que no existe una percepción en el alma, además de aquella de la que es consciente
– Gotffried Wilhelm Leibniz (1646-1716)
 
La televisión infantil y el MTV, de hecho, son los lugares más fáciles de lanzar misiles de contracultura. Cuanto más inofensivo o fútil sea el foro, más confiada es la audiencia.
– Douglas Rushkoff (Media Virus)
Los mensajes subliminales permean los programas de televisión, los juegos de ordenador, las revistas, las vallas publicitarias, los productos y producciones musicales. 
 
Sin embargo, no están limitados al ambiente de los jóvenes.
 
Ellos son sólo una de las armas en el arsenal de las desalmadas corporaciones psicópatas sin conciencia, cuyo modus operandi se preocupa de las ganancias y la deshumanización. 
 
Todo lo que es verdaderamente estético, tradicional, cultural o sustancial, sólo se interpone en el camino de sus monopólicas estratagemas, sus incansables y agresivos esfuerzos en la reducción de toda la raza humana a un cuerpo de narcisistas, enfatuados de los sentidos, insensibles, amorales, inmorales o activos criminales "depresivos felices" que manejan las tarjetas de crédito.
 
 
 
Creo que estamos destruyendo las mentes de América y esa ha sido una de mis ambiciones de toda la vida
- John Kricfalusi (creador del programa Ren y Stimpy)
 
El lenguaje de los negocios no es un lenguaje del alma o el lenguaje de la humanidad. Es un lenguaje de indiferencia, es una lengua de separación,  secreto y jerarquía
– Anita Rodderick (creador del Body Shop)
 
...La corporación sigue siendo lo que era en el momento de su origen, como una desquiciada institución empresarial a la mitad del siglo XIX, y legalmente designada "persona", diseñada para valorar el interés propio e invalidar la preocupación moral. La mayoría de la gente encontraría su "personalidad" anormal, incluso psicopática, en un ser humano, sin embargo, curiosamente, lo aceptamos en las instituciones más poderosas de la sociedad
- Joel Bakan (The Corporation)
Negocios son negocios, decimos, las personas están sólo vendiendo sus productos. Si eso sólo fuera cierto.
 
Un poco de investigación y observación objetiva cuenta una historia diferente. La élite de las agencias de publicidad son personas extraordinariamente cultas e intuitivas, por lo general de escuelas privadas o contratados por grupos de expertos de reconocido prestigio. Aunque puede ser una novedad para el consumidor, es un hecho que la venta de productos es sólo una preocupación ostensible para ellos.
 
Aunque pueda sonar algo extraño, es su trabajo implantar motivos políticos y estéticamente acondicionados dentro de los cerebros de sus antiguos espectadores.
 
Estos mensajes implantados están, más a menudo que no, en contra de los intereses de la preferencia consciente. Es por tanto un crimen real sacarlos a la luz. 
 
Su capacidad de hacer esto exitosamente surge del hecho de que los anunciantes están plenamente familiarizados con las complejidades de la psicología humana y social, el funcionamiento de la mente y las habilidades motoras autónomas.
 
Estudian la compleja naturaleza del deseo, la emoción, la libido y el apetito, y muchas de sus investigaciones los llevan a los campos ocultos, en el reino de sabeísmo y la magia, donde frecuentemente es utilizada magia,  talismanes, amuletos, símbolos, mudras, mantras y ritmos para la curación y medios apotropaicos.
Algunas de las personas más talentosas y creativas en el mundo se dedican a este trabajo, de hecho, los más hábiles propagandistas de nuestro tiempo no están trabajando para los dictadores, ciertamente no trabajan exclusivamente para el Partido Demócrata ni para el Republicano tampoco.
 
Están trabajando para Foote, Cone & Belding, Ogilvy & Mather y DDB Needham en todo el mundo.
- Jane Kilbourne (Can't Buy My Love)
A lo largo de los siglos los símbolos son memorizados y se convierten en una parte del embalse filogenético colectivo.
 
Están en nuestra "memoria racial." Cuando tales símbolos son utilizados, invariablemente estimulan reacciones, a menudo emotivas y sexuales. Algunos estaban y todavía están diseñados específicamente para afectar los centros límbicas del cerebro. En las culturas primitivas escuchamos hablar del médico vudú y su asistente zombie.
 
Este último era una persona ordinaria pensante, a quien se le había administrado lenta y subrepticiamente el jugo de la planta Datura, que drogaba sus sentidos y ponía la conciencia en un estado de apatía y pasividad. 
 
Cada día, para que no reviviera, el zombi tenía que ingerir más de la poción. Hoy en día, vemos el mismo proceso en funciones, sólo con mayor frecuencia y sobre un grupo demográficamente más grande.
 
En nuestro caso, la "Datura" no es orgánica, sino auditiva, visual y digital. Tenemos médicos brujos en una torre de marfil y hechiceros del ciber-espacio.
 
Su mezcla particular de conjuros son lanzados a través de técnicas que van por nombres tales como:
Nuevas técnicas, sí, pero con el mismo efecto mortal como cualquier voodoo pasado, hechicería o telepatía.
 
Recientemente, un hipnotizador profesional declaró que las mismas habilidades que se usan para calmar la mente en un estado de sugestionabilidad son, sin duda alguna, utilizadas por los agentes de publicidad.
Todos debemos enfrentar el hecho de que nuestros líderes son certificablemente desquiciados o algo peor
– William S. Burroughs
 
Usted no entiende ... o se trata de dinero ...Se trata de poder e influencia
- Michael Ovitz (entrevista con Mike Rosenfield)
Sí, parece que los magos y hechiceros, los "encantadores" de los libros de cuentos, todavía están vivos y bien y muy ocupados.
 
Los anunciantes son los "Leonardos" y "Michaelangelos" de hoy y siguen siendo en gran medida bajo el patrocinio oligárquico. Sin embargo, no están utilizando sus prodigiosos talentos para la elevación espiritual y cultural de la humanidad. Son persuasores maestros y trabajan en las ciencias del comportamiento y de motivación. 
 
Su modus operandi es la erosión sistemática de la arquitectura moral, intelectual y espiritual de la sociedad.
 
La vacuidad espiritual y la degradación moral de nuestro siglo pueden ser rastreados a la corrupción vendida por estos persuasores apolíneos en sus relucientes áticos corporativos.
Un siglo y medio después de su nacimiento, la corporación empresarial moderna, una persona artificial hecha a la imagen de un psicópata humano, ahora está buscando rehacer personas reales en su imagen.
- Joel Bakan (The Corporation) 
 
Nadie realmente se preocupa por lo que  (la publicidad infantil) le está enseñando a la impressionable juventud. Hey, estoy en el negocio de convencer a la gente a comprar cosas que no necesitan
- Ejecutivo de Publicidad (citado de la revista Business-Week, 11 de agosto de 1997)
 
... En la publicidad para chicos ... el comportamiento antisocial en la búsqueda de un producto es una buena cosa
- Ejecutivo de Mercadeo de Disney
Estamos dispuestos a aceptar que la mayoría de otras especies pueden ser entrenados y su comportamiento alterado.
 
Esto ocurre ya sea por manipulación directa y "entrenamiento", o por el cambio circunferencial del medio ambiente de una criatura y el hábitat más allá de su conciencia. Y aunque suena controversial, la situación no es diferente con la raza humana.
 
Las injusticias y la delincuencia que prolifera en todos los rincones del planeta es prueba suficiente del éxito de los artificios de Pavlov aquí descritos. 
En la era cibernética, el individuo se vuelve cada vez más sujeto a la manipulación.
 
Su trabajo, su consumo y su ocio son manipuladas por la publicidad, por ideologías, por lo que Skinner llama "refuerzos positivos".  El individuo pierde su papel activo y responsable en el proceso social, se vuelve completamente "ajustado" y se entera de que cualquier comportamiento , acto, pensamiento o sentimiento que no encaja en el esquema general le pone en grave desventaja, de hecho él es lo que se supone que es ...
 
Lo que ha ocurrido en la sociedad industrial moderna es que las tradiciones y los valores comunes y auténticos lazos personales sociales con otros han desaparecido en gran medida. 
 
La masa del hombre moderno es aislado y solitario, a pesar de que es parte de un grupo,  no tiene convicciones que pueda compartir con otros, sólo consignas e ideologías que recibe de los medios de comunicación
- Erich Fromm (Anatomy of Human Destructiveness)
 
 
El mundo se compone de personas imaginarias, alegando virtudes imaginarias y sufriendo de  felicidad imaginaria
- Vernon Howard
 
 
Sin estudios o experiencia personal uno se resistirá a estos hechos.
 
Los controladores oligarcas se han asegurado de que muy poca información con respecto a este tema llegue al público masivo. Aunque hay un aluvión increíble de símbolos publicitarios en nuestro mundo y, aunque se sabe que miles de millones de dólares están involucrados en su producción, distribución y monitoreo, el público tiene poco conocimiento sobre el impacto que están teniendo en la vida interior y exterior.
 
Caminando por decoraciones con los logotipos y marcas de los conglomerados capitalistas es considerado normal y elegante hoy.
 
Aunque miles de creaciones clásicas de la música y arte son diariamente corrompidas debajo de su mano, y aunque nuestro espacio visual está lleno de publicidad impresa y carteles, pocos en autoridad levantan un murmullo en contra. 
 
En los círculos profesionales de la estructura piramidal de la especulación, las corporaciones monolíticas impiden incluso a aquellos en estrecha asociación con el negocio de la publicidad ver su funcionamiento interno.

El hombre que no sabe lo que significa estar bajo hipnosis psíquica, es probable que ya esté bajo la misma
- Vernon Howard
 
De hecho, la única manera de comprender realmente las consecuencias completas de su trabajo consiste en familiarizarnos con el simbolismo espiritual, e incluso con los temas del Tarot, Alquimia y Astro-Teología, etc.
 
Es sólo a través del estudio de la naturaleza de la conciencia y su íntima relación con el color, símbolo, número y palabra que podemos recuperar el poder que nosotros, inconscientemente, estamos poniendo en sus manos. Como los críticos culturales han afirmado, hay pocas fronteras más físicas que el hombre pueda conquistar. Se ha observado que existe, sin embargo, espacio ilimitado para la expansión y expresión en el ciberespacio, en la "autopista de la información" en lo que se llama el "espacio de datos."
 
Allí, motivos simbólicos de todas las modalidades pueden proliferar y literalmente infestar nuestras mentes
 
El peligro aquí es que estas imágenes y su frecuencia entran en las mentes que son casi totalmente analfabetas en cuanto al significado de los símbolos. Hay 250,000 millas de hilos neuronales en el cerebro, lo suficiente como para extenderse desde la tierra a la luna, y en cada micro-metro de estos hilos hay más de 240 mil bits de información.
 
Sin embargo, estos datos están, no en palabras, sino en forma de pictogramas, imágenes compuestas. Hay 37 entradas sensoriales al cerebro y no sólo las cinco que nos han dicho. Los comerciantes de la imagen saben cómo comunicarse con los estratos más profundos de la mente.
 
Y con el fin de descubrir cómo poner el hechizo sobre nosotros, tenemos que desarrollar un nuevo tipo de alfabetización, y nuevas meta-vistas correlativas, que trascienden los modos cerebrales lineales, del hemisferio izquierdo de comprensión y análisis.
El hombre que comprende que un símbolo no sólo le abre al mundo objetivo, sino que al mismo tiempo tiene éxito emergiendo de su situación personal y alcanza una comprensión de lo universal ... gracias al símbolo, la experiencia individual se "despierta" y transmuta en un acto espiritual
- Mircea Eliade
Los símbolos han sido utilizados por todas las grandes culturas y, por supuesto, no puede haber verdadero avance hacia formas superiores del lenguaje y la comunicación sin ellos.
 
Los símbolos son formas superiores de comunicación. Sin embargo, dentro del gran "libro", por así decirlo, del simbolismo, existe un capítulo maestro - el del Tarot. El Tarot, con su rica y enigmática imaginería, constituye el capítulo clave en el mayor "libro" del simbolismo.
 
Yo personalmente he encontrado que el estudio esotérico del Tarot, y sus artes hermanas de la Astrología, cábala y numerología, ayuda mucho a despertar nuestra inteligencia innata (Sabiduría Corporal). A través de estas grandes artes arcanas logramos cultivar una verdadera "alfabetización simbólica" y la capacidad de "reconocimiento de patrones".
 
Estas artes nos permiten desplazar el intelecto, la imaginación y la atención en un modo sinérgico y polifréico, donde la razón y el aparato crítico operan consistentemente en una gran amplitud, y en el que la psique está protegida de los mensajes "virales" entrantes que son perjudiciales para su equilibrio y naturaleza interna.
 
A través de ellos podemos acceder a nuestros "guías espirituales" internos que tienen todas nuestras respuestas, liberándonos de la dependencia crónica de otras personas que están, ellos mismos, igualmente condenados a confiar en los "consejos"  de golpea-o-pierde de otros a su alrededor.
 
Trabajando correctamente y responsablemente con estos altos Artes sirve para liberar la voluntad superior dentro de nosotros y hace que sea más fácil para nosotros separarnos de los insalubres miedos y anhelos. 
 
Teniendo nuestro Yo superior como amigo y consejero altera dramáticamente las dicotomías de "ignorancia contra el conocimiento" y el "fracaso frente al éxito" a nuestro favor y nos permite percibir y sanar las compulsiones que nos encadenan a nuestros respectivos roles socialmente vetados.
 
Eventualmente, no sólo somos capaces de liberarnos de nuestras relaciones disfuncionales con otras personas, sino también de aquellos bajos laberintos emocionales y mentales que con tanta frecuencia nos atrapan en el interior.
 
A través de estas artes asumimos el mando de nuestro propio destino y ponemos fin a la habituación y la mediocridad que, desafortunadamente se ha definido la vida de la gran masa de la población urbana, desde la Revolución Industrial.
...Tal vez hay un patrón establecido en los cielos para el que desea ver, y después de haber visto, de encontrar uno en sí mismo
- Platón
El retorno a la cordura, tanto a nivel personal como social, ha sido un tema importante de innumerables psicólogos, activistas y filósofos desde hace décadas.
 
Los hombres y mujeres de la razón han llegado a la conclusión de que algo está muy mal, existencialmente, con la humanidad post-industrial. Los expertos han hecho un gran esfuerzo para describir lo que está mal con la forma en que vive el hombre urbano.
 
Sin embargo, ofrecen muy poco de la sustancia cuando se trata de soluciones coherentes a los problemas vejatorios de la humanidad. Ahora estamos en el siglo XXI y el tiempo para la "pensar-en los problemas" es, en la mente de este escritor, ya pasó. 
 
Ahora es el momento de "pensar-en-soluciones" para que la humanidad haga frente de forma proactiva a la realidad para poder cambiarla, y para tener una tolerancia cero para todos los factores que esclavizan la psique o el cuerpo.
 
Este cambio de paradigma implica la aceptación y el enfrentamiento de los "lados oscuros" de la ego-personalidad humana y el deseo de vernos a nosotros mismos en su totalidad, por lo que somos moral y psicológicamente. Es nuestra evasión habitual y negación que han llevado al mundo y a la humanidad, al borde del ecocidio y la psicosis.
 
El ego reina, pero el ego es nada menos que el fantasma que ha surgido de la tumba del Yo. El cambio también significa un retorno a la sabiduría de nuestros antiguos antepasados ​​que hicieron las cosas bien la primera vez, y que vivían en armonía con los elementos y con la flora y la fauna.
 
Los altos Artes de adivinación son su solemne y hermoso legado para nosotros, y un don que tenemos que respetar y ardientemente emplear en cada aspecto de nuestras vidas. Las  Artes de la Adivinación contienen el misterio de los grandes ritos de paso, y de cómo un hombre puede hacer la travesía desde el plano "horizontal" del ego-vida, a la "vertical" de yo.
 
Ellos contienen los secretos de cómo trascender la existencia kármica y convertirnos en uno con nuestro Dharma (propósito de la vida). Dentro de estas artes se encuentran los símbolos arquetípicos y místicos de la individuación que, como una llave de oro, sirve para abrir las puertas de la sabiduría y de la salvación.
 
En esta puerta se abre hacia la libertad y el empoderamiento, la vil puerta a la calamidad y la ruina del mundo está cerrada y bloqueada para siempre.
La verdadera cordura implica, de un modo u otro, la disolución del ego normal, ese falso yo competentemente se ajusta a nuestra alienada realidad social: el surgimiento de los mediadores arquetípicos "internos" del poder divino, y a través de la muerte un renacimiento, y el eventual restablecimiento de un nuevo tipo de ego que funcione, siendo ahora el ego el siervo de lo divino, no el traidor
– R. D. Laing (The Politics of Experience)
 
 
...La predominante sensación de uno mismo como un yo separado envuelto en una bolsa de piel es una alucinación que  no concuerda ni con la ciencia occidental ni con las experimentales religiones filosóficas de Oriente...
 
Esta alucinación subyace el mal uso de la tecnología para la violenta subyugación del ambiente natural del hombre y, en consecuencia, su eventual destrucción
- Alan Watts (El Libro: Acerca del Tabú de Saber Quién Eres)
Central para nuestra sanación y empoderamiento es el despertar de una socialmente astuta hermenéutica con respecto al uso subversivo de los símbolos y de la, completa y detallada exposición de las formas sutiles de persuasión utilizadas por los oscuros oligarcas y tecnócratas que siempre nos han creído incapaces de asumir la responsabilidad de nuestra propia inteligencia, nuestra propia evolución mental y espiritual.
 
Hace más de 2,000 años, el filósofo griego Platón advirtió enfáticamente a su sociedad de las consecuencias e la evolución y la verdad, si los "artistas" no tuvieran  restricciones en su influencia de la conciencia de la humanidad (véase La República). 
 
Creo que él estaba al tanto de la existencia, incluso entonces, de los elementos subversivos que intentan manipular el pensamiento a través de aquello que parece inocente e inofensivo.
 
En 1835, el historiador francés Alexis de Tocqueville, expresó la misma preocupación de este interesante modo: 
Me temo que las producciones de los poetas democráticos a menudo pueden estar sobrecargadas con inmensas e incoherentes imágenes, con exageradas descripciones y extrañas creaciones, y que los fantásticos seres de su cerebro a veces puede hacer que nos lamentamos del mundo de la realidad. 
Aunque explícitas, las convincentes advertencias de Platón,  Aristóteles, Leibniz, Jean Baudrillard, entre otros, han pasado en gran parte desapercibidas. 
 
Tampoco deberíamos necesitar que los grandes filósofos nos dijeran que son personajes simbólicamente alfabetizados operando en el mundo, hábilmente empleando su "arte" a los efectos perniciosos del control y la represión.
 
El suyo es un legado de lo que puede llamarse "prácticas de magia negra" diseñadas para condicionar negativamente el comportamiento, el pensamiento de control y generar todo lo que es sórdido y grotesco en la psique humana. 
 
A través de su maligna manipulación de palabras, números, colores, imágenes, ritmos, sonidos y luz, grandes injusticias infestan el mundo. Los antiguos no hubieran creído fácilmente a sus descendientes capaces de tal sacrilegio. 
 
En tiempos históricos, los símbolos fueron empleados para inspirar y para ilustrar el más sutil y más sublime de los misterios, y dar expresión a las realizaciones filosóficas más profundas del hombre.

Entre los antiguos, que se ocupan en gran medida con las ciencias psíquicas, no parece haber habido un lenguaje común que podría haber sido utilizado para explicar el mundo invisible y sus habitantes, pero nosotros, los de esta edad, aún no hemos desarrollado tal lenguaje.
 
Por lo tanto, los hombres que niegan la inmortalidad humana, así como los hombres con la fe religiosa que han ... transformado esa fe en una realidad, hoy en día ... en un intento de explicar la realidad psíquica, lo llaman misticismo
– W. Y. Evans Wentz (Folklore de Hadas en los países Celtas)

 
Los egipcios, ya sea por ciencia exacta o de forma espontánea, habían alcanzado un método por medio del cual podían hacer ritos con la imagen clara de objetos materiales, en lugar de cartas ordinarias que expresan sonidos y frases.
 
Estas imágenes no eran imágenes ordinarias de las cosas que representan, sino que estaban dotados de ciertas cualidades simbólicas (Sophia), mediante las cuales ellos le revelaban al contemplador iniciado una visión profunda de la esencia misma de las sustancias de las cosas, y una comprensión intuitiva de su orígenes trascendentes, una visión que no era el resultado de un razonamiento o reflexión mental, sino que fue adquirido de forma espontánea a través de inspiración divina e iluminación.
 
Como representaciones artísticas de este mundo fenomenal, ellos revelaron, de hecho, el mundo ideal del alma
– Plotinus
 
 
... Los números no son conceptos conscientemente inventados por los hombres para fines de cálculo. Son productos espontáneos y autónomos del inconsciente - al igual que otros símbolos arquetípicos
- Carl Gustav Jung (Man and His Symbols)
 
Los cínicos que siguen a dudando de si los símbolos y las imágenes tienen algún efecto negativo duradero en la conciencia más les vale recordar y estudiar el más reciente ejemplo de control de masas a través del uso de la manipulación oculta y sugestión simbólica: la Alemania nazi.
 
Los nazis utilizaban abiertamente la  coreografía ritual antiguos símbolos y cantos colectivospoderosos logos místicos y galas , etc., para facilitar sus diseños y darles el control sobre todo un pueblo.
 
Se sabe que Hitler y Himmler tenían estrechos vínculos con ocultistas y astrólogos, y tomaron las precauciones necesarias para acabar con los que pondrían en peligro sus planes. Los Evangelistas y otros miembros de la élite religiosa también son expertos en sugestión de masas.
 
Como el financista J.P. Morgan dijo:
Los millonarios no utilizan la astrología... Los billonarios lo hacen!
Las presentadores de noticias están siempre sutilmente enfatizando estereotipos, dicotomía y divisiones dialectales. Los deportes también ofrecen una de las formas más hábiles de crear y reforzar, no sólo la manía de la competencia, sino también lealtades sin fin sobre la base de las divisiones dialectales.
 
La dialéctica se encuentra a través del mundo empresarial, político y de entretenimiento:
Levis versus Jordac, Coca-Cola versus Pepsi, ABC versus CNN. Sones versus Beatles, Rockers contra Mods. Letterman versus Leno, Rusia versus Estados Unidos, Republicano versus Demócrata, conservador versus liberal, católico contra protestante, ateo contra creyente, Gay versus heterosexual, Negro contra Blanco, árabes contra judíos, ricos contra pobres e incluso hombre contra mujer, etc...
No puede haber ninguna duda que, en general, la dialéctica es una parte necesaria de la evolución humana.
 
Es cuando el arte dialéctico se convierte en un arma en manos de aquellos que tratan de conducir a la humanidad a la perdición moral y psicológica, que la sociedad tiene la obligación de tomar medidas enérgicas.
 
El peligro surge cuando una poderosa premisa filosófica es aplicada a los problemas sociales de la misma forma fría, sin sentimientos y manera pragmática como un cálculo binario es utilizado para resolver algún enigma matemático.
 
Tal flagrante manipulación es perjudicial existencial y socialmente, precisamente porque es tan penetrante y porque la lesión suele ser proporcional a la inocencia natural y la impresionabilidad de las víctimas. El contenido subliminal entra en la psique personal o colectiva en contra de la voluntad consciente y a costa de algo que es cualitativamente superior.
 
Es el enemigo proverbial interior.
La publicidad está diseñada para generar una sensación interna de  conflictos con el yo
– Bernard McGrave PhD
A lo largo de los siglos se ha considerado normal, e incluso ejemplar, el comportamiento de morir por una bandera.
 
Todavía asaltamos a otros sobre  un deporte o una lealtad política, nos sentimos superiores debido a la ropa, casa o automóvil que poseemos. La nuestra es una época obsesionada con la comparación y el prestigio, el exceso de logro y de la proyección de la fantasía en realidad.
 
No importa un ápice si la naturaleza, los animales, los niños, los ancianos, las naciones, los inválidos u otros pueblos indígenas sufren. 
 
He trazado muchos niveles de psicosis y la demencia de múltiple personalidad, así como la disfunción de adolescentes y adultos y la criminalidad sexual a los efectos, a través de los años de publicidad. Ahora se habla incluso de tecnología genética que permite al hombre fabricar el hombre.
 
Sin duda nos destacamos en el artificio y la tecnología, pero parecemos incapaces de permitir a los hombres ya existentes a vivir en libertad, o incluso ser felices.
Los antiguos romanos construyeron sus grandes obras maestras de arquitectura, para que las fieras para combatieran
- Voltaire

Estados Unidos tiene la mayor parte de todo, y lo mejor de nada.
- John Keats
Y ningún hombre puede ser feliz cuando sus pensamientos y comportamientos están subliminalmente manipulados por una élite tecnocrática decadente, empeñada en programarlo como si se tratara de una simple máquina.
 
Su creación no es un hombre feliz y libre de habitar una utopía segura. Él es la víctima adicta sufriendo impotencia psíquica y emocional y enredado en la culpa y el conflicto como resultado de ello. Su vida interior es un miasma de deseos insatisfechos y lealtades equivocadas. Él está bajo el "Hechizo".
 
Una vez que se ocluye la conexión y la relación con el ser interior, nos convertimos en esclavos de la aprobación y la seguridad exterior.
 
En consecuencia, aquellos que mandan nuestra adoración deben ser como nosotros mismos, o sea aquellos que parecen poseer una mayor abundancia de quimeras que creemos que son de valor. El hombre occidental ha sustituido la vida con el estilo de vida, y sigue premiándose a sí mismo, y a aquellos a quienes da a luz, por saber, con la mayor celeridad y tan ausente como sea posible, todo lo que hay que saber sobre todos y todo lo demás en el mundo, que no sea él mismo.
 
Él ve, pero rara vez observa. Él piensa, pero rara vez con su propia mente, y rara vez sobre su propio bienestar moral y psicológico.
 
Él lucha y muere por la preservación y la soberanía de los amigos, familia, países, estados, ideales, pero está separado de él mismo, y carente de soberanía psíquica personal y de inmunidad emocional.
El siglo XXI será la era de los Controladores Mundiales... Los dictadores mayores cayeron porque no podían abastecer a sus súbditos con suficiente pan, suficiente circos, suficientes milagros y misterios.
 
Bajo una dictadura científica, la educación realmente funciona... la mayoría de los hombres y mujeres llegarán a amar su esclavizamiento y nunca soñarán con la revolución.
 
No parece haber ninguna buena razón por qué una dictadura concienzudamente científica jamás habrá de ser derrocada
- Aldous Huxley (Brave New World Revisado)
Trágicamente, lo que el hombre consume también lo consume a él. 
 
Asqueado y desesperado en su propia alma, y ​​sabiendo casi nada acerca de su propia esencia, él se carga de un lado a otro en vano, con mil y una ideas y planes, administrando las enfermedades de sus igualmente debilitados vecinos y compañeros humanos.
 
Su mente está plagada de "virus de los medios de comunicación" y sus arranques de libido dentro de todo tipo de tóxica programación  integrada.
 
Al divorciarnos de nuestro centro, y perdiendo de nuestro sentido natural de una vida interior, nos convertimos en una generación de los que deben tener, pero no ser, que saben qué pensar pero no cómo pensar. Predominan las unidades-personas y unidades-límbicas, y obligan al hombre a vivir en la periferia del ser, en la superficie de sí mismo. 
 
Él no es dueño de sus propios pensamientos, y sin embargo se cree capaz de un pensamiento "independiente" y que tiene elección.
 
Es cierto, el pensamiento puede ser creativo, pero los pensamientos también pueden ser creados y distorsionados por agencias que tratan de esclavizar el alma y confundir la inteligencia natural del hombre.
 
La pestilencia y la injusticia montan sus caballos a través de nuestro mundo, pero van invisibles, sembrando las semillas de la fatalidad entre los inocentes y puros, en los corazones y mentes hasta ahora no protegidas por el conocimiento y la conciencia.
Cuando se dijo que el hombre vive en la ilusión todo el mundo piensa de sí mismo como la excepción - de ahí su delirio
- Vernon Howard
 
 
Emile Durkheim llamó a este fenómeno "anomia" y encontró que era la principal causa del suicidio que ha ido incrementándose con el crecimiento de la industrialización. 
 
Se refirió por anomia a la destrucción de todos los lazos sociales tradicionales, debido al hecho de que toda organización verdaderamente colectiva se había convertido en secundaria para el Estado y que toda auténtica vida social había sido aniquilada.
 
Él creía que las personas que viven en el estado político moderno son 'un polvo desorganizado de individuos'
- Erich Fromm (Anatomía de la Destructividad Humana)
Las fuerzas subversivas que funcionen como descritas y que tratan tan despectivamente a las "clases inferiores" que interiormente temen, pueden ser sancionados, penalizados e incluso derrocados una vez volvamos a la "alfabetización de Símbolos" que era natural a nuestros ​​antiguos antepasados.
 
Cuando el "ojo interior" se abre y el "reconocimiento de patrones" se vuelve tan natural como respirar, las mesas serán tiradas sobre los subversivos malhechores de la avenida Madison y tiranías corporativas similares.
 
Después desarrollamos incluso una inteligencia crítica rudimentaria, será entonces cuando la Verdad se decida regresar una vez más y habitar entre nosotros. Nuestra indiferencia y negligencia ha desterrado tanto la Verdad como la Virtud de los vacíos.
 
Para darles de nuevo la bienvenida en el círculo humano y ser alimentado de nuevo por su empresa, primero tenemos que adoptar una actitud de tolerancia cero hacia cualquier ser vivo, o entidad corporativa que tenga como agendas y artificio ir en contra de la razón, lo que contribuye a la violación de la tierra, y que se beneficia de la humillación y el empobrecimiento de todas las formas de vida sensibles y no sensibles.
Señales y símbolos controlan el mundo, no  fases y leyes
- Confucius (551-479 BC)
El sociólogo alemán George Simmel dijo una vez que la persona educada era alguien que sabía cómo averiguar lo que él ya no supiera.
 
Si estuviera vivo hoy, tal vez estaría de acuerdo en que ha llegado el momento para que la humanidad se haga inteligente, se eduque educación y entrar "en el saber", sobre la dictadura psíquica que se ha cobrado la cordura y las almas de millones de personas.
 
En los términos de los Hombres-de-Publicidad, es necesario un nuevo lema caliente y un meme - uno para aparecer estampado en la cartelera virtual que se cierne sobre la problemática y el mundo hipermánico ...
...REVOLUCIÓN O REVELACIÓN?
Durante años lo han estado estudiando a usted. 
 
Ha llegado el momento en que usted los estudie a ellos!

 
 
 
 
 
El Uso Subversivo del Simbolismo Sagrado en los Medios
13 Mayo 2012
del Sitio Web YouTube 
 
¿Se ha preguntado usted si el artificio de mil millones de dólares de los medios de comunicación y de los conglomerados publicitarios, tiene un efecto negativo duradero en la mente y la conducta, o si los jóvenes están especialmente afectados por la presencia omnipresente de los anuncios?
 
¿Es racional esperar que las grandes corporaciones de publicidad pongan en peligro sus grandes monopolios volviéndose cada vez más responsables en el futuro?
 
¿Podrán las agencias de Madison Avenue y otros "persuasores ocultos" alguna vez tener que rendir cuentas, si es descubierto y demostrado que las creaciones glamorosas de su industria sí tienen efectos negativos duraderos en nuestras mentes y comportamientos?
 
Es la nueva enfermedad de diseñador de nuestra época la "sobreabundancia", y es el consumidor el consumido, en estos tiempos de exceso y crónico comercialismo?
 
 
 
 
 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog