miércoles, 17 de abril de 2013

Nueva Era; La espiritualidad mundialista.

Nueva Era; La espiritualidad mundialista.
Asistimos a una crisis de creencias, con un creciente esteticismo
 
Nueva Era; La espiritualidad mundialista.
Nueva Era; La espiritualidad mundialista.

El lector "puesto" en eso que se llama la "postmodernidad", ha de sonarle la "New Age", la Nueva Era, aunque no sepa definirla con precisión. No es fácil, intentaré en todo caso proporcionar un vistazo global, junto con mi juicio particular , a ese confuso entramado.

Sin apenas competencia, los EEUU exportan futuro. Uno de los elementos de ese futuro es el endiosamiento del individuo frente al vínculo social. Asistimos a una crisis de creencias, con un creciente esteticismo paralelo a una reclusión intimista de la fe. Por ejemplo, la falta de consecuencia pública con ella es regla y no excepción entre políticos y empresarios nominalmente católicos. Cuando se relega la fe a la "sacristía" de la intimidad, desligándose de la vida profesional, la que se "profesa", cobra una nueva, pero reducida, dimensión lo sagrado.

La coartada espiritual a la goblalización mundialista es, para un amplio sector social que necesita cubrir ese vacío de inquietudes, el sincretismo, una nueva espiritualidad que consiste en un conglomerado de elementos, sin textos sagrados, dogmas ni jerarquías. Es la Nueva Era, que se ocupa, muy comercialmente, de lo emocional desligado de la norma y de lo ético, una mística laical y "light", donde el cosmos, la ciencia y el psiquismo se funden.

Su orígen se puede rastrear en Alice Baley, discípula de la "teósofa" Helena Blavatsky, en los años treinta. Al parecer, sus libros fueron "dictados telepáticamente" por un maestro tibetano. Baley pretendía la unión de las iglesias en el cuadro de una religión mundial. La suya, claro. 

La "Nueva Era" no es tan nueva si reparamos en que el gnosticismo, (de "gnosis"; conocimiento), reaparece como el Guadiana con un mensaje central que se repite con distintos ropajes; la salvación viene por el conocimiento y el sentimiento, no por la fe y la buena obra. Se trata de una línea de religiosidad paralela que a la exactitud de dogmas y revelación opone el morbo del secreto arcano. Al gnosticismo se le suma la concepción dialéctica de la historia, que más que de Marx viene del heterodoxo abad Joaquín de Fiore. Básicamente consiste en aplicar la Trinidad a la Historia, de modo que la edad del Padre coincidiría con el Antiguo Testamento, la del Hijo con la Historia de la Iglesia, y ahora vendría la del Espíritu, una nueva religiosidad mundial que reconciliará todas las religiones; amor concordia, luz y liberación del espíritu. A esto hay que sumar, la astrología, tan vieja como el hombre; Cristo coincide con la era zodiacal de piscis, mientras que la tercera era es la de acuario. Eso sí, la fecha de su Casualmente, en el simbolismo tradicional de la alquimia, acuario es el signo de la disolución. Veamos a qué disolución nos enfrentamos.

La idealización del porvenir, en el sentido filosófico de Hegel, no en el de altruismo, inspiró la Reforma, las Luces y el progresismo decimonónico, de Comte a Julio Verne. Incluso alcanzó a la antropología del jesuita Teilhard de Chardin. Aunque desde 1945 el optimismo técnico entró en barrena, en Norteamérica, y en particular en California, un "brain-trust", cuya parte más tangible es la llamada comunidad de Findhorn, renovó la visión prometeica de construir el "hombre nuevo"; tabla rasa del pasado religioso, poder a la imaginación y a la voluntad, esoterismo, potencial psíquico aumentado y paraiso en la tierra. Son los aderezos de aquello de la "autorrealización".

Ya Marilyn Ferguson, en su libro "La conspiración de Acuario" (1980), que insiste radicalmente en la sensibilidad femenina, lanza el proyecto de desligar la espiritualidad de la transcendencia, normas y dogmas. Habla del "Zeitgeist", el espíritu del tiempo, mientras dice que "el movimiento ha contaminado por sus implicaciones, la medicina, la educación las ciencias Sociales, exactas, e incluso el gobierno..."(USA). A ese proyecto se le suman las especulaciones sobre la holografía, técnica fotográfica tridimensional, del físico D. Bohm, que implicaría un flujo de energía más allá del espacio, tiempo y materia. Otro físico, F. Capra, asociará los nuevos avances científicos con las religiones orientales, más en la onda que la cristiana. El universo pasa a ser un cuerpo vivo, regido por leyes cualitativas, no mecánicas. El viejo panteísmo aparece emparentado con el pangeísmo de Gaia, la diosa madre Tierra, el holismo consiste en reducir todo a un UNO; Dios y Tierra; inteligencia y sentimiento. La conciencia persona Las técnicas de meditación transcendental; zen, yoga etc. serían vías de acceso a la iluminación. Maslow proporciona la psicología de la autorrealización con sus "peak experiences". Mediante el "channeling", una forma moderna del viejo espiritismo, se contactan con personas distantes. El "star system" americano se lo cree; a los guapos oficiales de Hollywood les da por ser budistas o cienciólogos. Shirley Maclaine dice haber visto mediante channeling su alma, a Cristo y sus anteriores reencarnaciones. Aunque el channeling más famoso fue el de una entidad llamado "Seth", el saborcillo faraónico siempre viste, a través de Jane Roberts, en EEUU es posible invocar a "lázarus" en un teléfono de pago. Los entes espirituales, también comen, al parecer. Y mucho, atendiendo al enorme negocio editorial, musical y de imagen.

El padre Jean Vernet, en "La Nueva Era", nos lo aclara; "...podremos tener acceso a la dimensión mística modificando simplemente la bioquímica de los hemisferios. Las disciplinas meditativas y espirituales-budismo, zen , yoga, misticismo cristiano, la kábala- son simplemente técnicas para cambiar las funciones del cerebro. Pero, se llegará a resultados más rápidos utilizando las drogas, vías permanentes de iluminación". Vernet acierta a señalar el peligro de las drogas, actuales o futuras, para alterar el estado de conciencia. Es algo que conocían los antiguos chamanes pero que parece revitalizarse. Es la confusión, necesaria al negar la transcendencia, de lo psíquico con lo espiritual. La mística se democratizará como un nivel de consciencia potenciado, mientras lo emocional aplasta a la fe y a la razón. San Bernardo nos dice; "no os fiéis de la experiencia sino sólo de la Fe, porque la experiencia es a menudo engañosa, la Fe, en cambio, es verdadera".

Se advierte una diferencia esencial entre la vía religiosa ascética y mística, que pasa por vencer el yo para acceder a lo superior, y la nueva propuesta que infla el ego del hombre con la promesa del desarrollo de sus capacidades, pero sin salir de la inmanencia. Otro elemento elocuente es el tantrismo sexual, en el que se usan las "leyes kármicas" como barniz del libertinaje. El morbo siempre vende.

Estamos ante un milenarismo sincrético-esotérico, no catastrofista, es más un irenismo pacifista y transrreligioso. Se trata de la sacramentalización de la realidad mediante un cierto regreso a la caverna al atribuir el carácter numinoso a lo que se conoce y percibe. Implica desligarse de toda mediación histórica o institucional, de la solidaridad, nación, Iglesia...para llegar al imposible, incluso en la tradición hermética heterodoxa, de "iniciarse" a sí mismo, sin filiación alguna. Adviértase el paralelismo en el terreno de lo sacro con el proceso de globalización e individualización con que el Nuevo Orden Mundial quiere lograr el "fin de la historia". Fukuyama es su druida laico.

La Nueva Era es la complicidad en lo religioso con la tecno-ciencia, en su proyecto de destruir los obstáculos a una humanidad artificial, una sociedad "liberada" de servidumbres, naciones, culturas, religiones tradicionales, por la planificación genética y reproductiva, la evasión mental, y también por un solo gobierno, ejército, lengua, banca etc.

La contracultura californiana pretende diseñar un colectivismo absolutista una vez que fracasó el marxista. Roszak describe una manifestación pacifista en 1967 en la que junto a militantes de izquierda caminaban brujos, videntes y magos de todo pelaje.

El que a los lectores españoles no suene todo un poco a lejano, a raro, no debe minusvalorar la importancia de este movimiento. Por ejemplo, no hace falta, buscar una revista newager, o radio, o TV, confesante, para encontrar astrología, numerología, biorritmos, escritura automática, chakras, ( elementos sutiles, para entendernos, una especie de capas de cebolla que ocultarían nuestro ser auténtico); tarot etc. El medio que el lector tiene en sus manos tampoco se ha escapado a esa moda. Un signo de los tiempos.

Por otra parte, y más gravemente, Anne y Daniel Meurois , pareja de éxito newager, se apuntan un tanto curioso cuando escriben en su "Viaje a Shamballa"; "Hace algunas décadas, enviamos a uno de los nuestros aquí presente, con el fin de acelerar la disgragación del dogma católico, en adelante inadaptado a m,illones de hombres(....)la esterilización desde dentro se ha impuesto como la manera más sabia de proceder(.....)la reforma del último concilio romano no ha tenido nunca en profundidad los objetivos alegados publicamente. Esa reforma ha acabado de orquestar un trabajo de zapa(....) Oh, mis hermanos de cualquier lugar, si véis al cristianismo sofocarse, en la calma de vuestro corazón no emitáis ningún pesar, es con el fin de que nazca el alba del cristianismo".

No se trata tanto de que sea cierto lo anterior, como de señalar que en medios específicamente anticristianos se interpretan con sonrisa benevolente los pasos y gestos ecumenistas. Su Vaticano no está en Roma, la Meca o Jerusalén, está en Nueva York, en la ONU. Se prepara un "mésias" intercambiable, que vaga para Mahdi, Buda y Maitreya a la vez, pero muy ajustable en realidad al anticristo del "Apocalípsis".

El cardenal belga Danneels dice; "....las sectas, sobre todo la New Age, progresan a toda máquina. Inundan todos los continentes, incluido el nuestro".

Inundan, pero se alarmen; una erosionada Roca y una desvencijada Nave no serán anegadas>/p>

 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog