lunes, 25 de febrero de 2013

LA NUEVA TIERRA. La Ascensión del Planeta Tierra

LA NUEVA TIERRA
La Ascensión del Planeta Tierra
Libro II:
EL RENACIMIENTO DE LA TIERRA
(5ª edición – 1999)

por Lawrence & Michael Sartorius
(a excepción de notas acreditadas)

Traducción: Marisol Mora
marisolmb@navegalia.com 
0211



Capítulo 10: CAMBIO Y DESAFIO
Capítulo 11: LAS PROFECIAS ANTIGUAS [No traducido]
Capítulo 12: UNA HISTORIA DE CONVULSIONES [No traducido] 
Capítulo 13: PROFETAS DE NUESTRO TIEMPO [No traducido]
Capítulo 14: LIMPIANDO EL PLANETA TIERRA 
Capítulo 15: EL PLAN SUPERIOR
Capítulo 16: UN TIEMPO PARA DECIDIR
Capítulo 17: LA CONEXIÓN CON LOS HERMANOS DEL ESPACIO
Capítulo 18: LA TRANSFORMACIÓN HA COMENZADO 
Capítulo 19: LA VIDA EN UNA NAVE NODRIZA
Capítulo 20: PLANIFICANDO UN NUEVO MUNDO
Capítulo 10: CAMBIO Y DESAFIO

En los últimos años han tenido lugar un número creciente de comunicaciones y predicciones, a través de mensajes canalizados en círculos espirituales y/o esotéricos, acerca de una gloriosa Nueva Era en la Tierra hacia el comienzo del nuevo Milenio. Se nos dice que esta Nueva Era Dorada anuncia un periodo de grandes avances espirituales en nuestra civilización, seguidos por mil años de Paz y amorosa Cooperación. El tiempo presente es un tiempo en el cual evaluaremos nuestro progreso evolutivo individual, y para aquellos que estén preparados, la "Ascensión" a un plano más elevado, de una frecuencia vibratoria más alta, estará a su alcance.

Aquellos que asciendan serán elevados desde nuestra actual "Tercera Dimensión" física y densa, pasarán rápidamente por la "Cuarta Dimensión", hasta la etérica "Quinta Dimensión", hacia el año 2012, el comienzo de la nueva Era de Acuario en la Tierra. Desde la "Caída de la Atlántida", hace 12.500 años, nos hemos encontrado bajo un "Velo de Olvido" que rodea la Tierra como "Escuela de Duro Aprendizaje", en una especie de "cuarentena" que nos aleja del acceso directo a otros planos más elevados. Aquellos de nosotros que logremos la Ascensión recuperaremos la "Consciencia Total", lo que nos permitirá estar conectados conscientemente a nuestro "Yo Superior" al igual que a otros mundos espirituales más elevados. 

Estos próximos eventos han sido recogidos también en la Biblia como la largamente esperada "Segunda Venida de Cristo". Tendrá lugar un día del "Juicio Final", donde se separará el trigo de la cizaña, es decir, los que van a ascender de los que no, seguido de un periodo de "Tribulación" para los que queden aquí, durante el cual habrá grandes convulsiones en el planeta Tierra.

En las comunicaciones con los Altos Planos Espirituales, también se nos dice que el final de la actual Era de Piscis, la cual ha durado 2.000 años desde el nacimiento de Jesucristo, coincide con el final de un Ciclo Cósmico de 206 millones de años de duración, junto con otros finales de Ciclos Galácticos más cortos. Esta finalización del Gran Ciclo Cósmico representa el final de un periodo de "espiración" del Creador, como fuerza creadora del Cosmos y el comienzo de la "inspiración", en la cual el Creador conduce toda su creación, junto con toda la sabiduría acumulada, de vuelta hacia la Fuente. Después de que todo esto sea completamente asimilado por el Creador, un nuevo Ciclo Cósmico comenzará en un nivel superior.

En este preciso momento del tiempo, nos encontramos dentro de "la zona nula", entre estos grandes cambios de las corrientes evolutivas.

Este periodo de finalización de un Gran Ciclo Cósmico es un tiempo de pruebas finales del propio proceso evolutivo y un tiempo de Ascensión para todos los mundos habitados del Universo. En verdad, y aunque permanecen aún desconocidos para los habitantes de la Tierra, existen incontables planetas habitados a lo largo de los millones de sistemas solares dentro de nuestra Galaxia y otras Galaxias. Ellos también, en este tiempo, experimentarán el Fin de un Ciclo, el "Día del Juicio" y la Ascensión a planos vibratorios más elevados. Esto coincide con un periodo donde todas las Estrellas/Sistemas Solares de nuestra Vía Láctea habrán recorrido una gran órbita alrededor del Gran Sol Central. Concretamente, en el sector de las Pléyades (que incluye nuestro propio Sistema Solar, orbitando alrededor del Gran Sol Central Alción), se encuentra finalizando un Ciclo del Zodíaco de 26.000 años, o lo que es lo mismo, un "Año Zodiacal". Las doce constelaciones del Zodíaco habrán así completado un ciclo de movimiento celestial.

Durante los últimos años de este siglo las predicciones del fin de nuestro mundo tal como lo conocemos, y el comienzo de una gloriosa Nueva Era, se han incrementado enormemente. 

Estas predicciones provienen de diferentes fuentes, incluyendo libros publicados por pequeñas editoriales esotéricas, y más recientemente, una creciente oleada de canalizaciones de los Planos Espirituales disponibles en Internet.

Por supuesto, los profetas, y sus profecías de condena y oscuridad, y del inminente Fin del Mundo, han surgido y desaparecido a todo lo largo de la Historia de la Humanidad, y muchas personas, en el pasado, han rechazado las predicciones de acontecimientos relativos al Fin del Mundo, ninguno de los cuales se han llegado a cumplir. Recientemente, sin embargo, se ha producido tal avalancha de predicciones sobre los Cambios Terrestres, junto con un creciente conocimiento del mundo de los Ángeles, extraterrestres, OVNIS, círculos de los campos de trigo y otros fenómenos paranormales, que se hace extremadamente difícil ignorar el fenómeno de la "Nueva Era". Sin embargo, incluso en el caso de que uno no acepte esta avalancha creciente de pensamiento "Nueva Era" deberíamos considerar que siempre es positivo mantener una mente abierta a todo tipo de posibilidades, cualquiera que éstas sean. ¡Uno nunca puede estar completamente seguro de lo que puede ocurrir a la vuelta de la esquina!

Las predicciones sobre próximos Cambios Terrestres geológicos han sido rechazadas por los científicos durante años por considerarlas "no científicas". Sin embargo, de hecho, hay mucha evidencia científica de convulsiones geológicas que han ocurrido en el pasado en nuestro planeta. Y cuando un patrón geológico se repite a lo largo de la historia, la presunción "científica" sería que continuará repitiéndose en el futuro, no que cesará de ocurrir sin ninguna explicación o razón específica. La evidencia geológica indica claramente que los trastornos físicos de enorme magnitud han impuesto en el pasado grandes alteraciones a la geografía del planeta, sumergiendo masas continentales enteras bajo el mar, y elevando otras que llegarían a ser las altas cadenas montañosas que conocemos hoy día. Este hecho ha sido puesto en evidencia por las conchas y esqueletos de animales marinos que se han encontrado en las montañas más altas del Himalaya y los Andes. La evidencia geológica también confirma que las grandes llanuras de Estados Unidos, desde Méjico a Alaska, estuvieron en el pasado bajo el mar; lo mismo que la actual costa Este de América, donde una vez el océano fracturó las costas de las Montañas Apalaches.

Existe mucha evidencia de que estos cambios repentinos fueron de hecho producidos por un cambio en los Polos terrestres, los cuales tomaron nuevas posiciones, que dieron lugar a las regiones ecuatoriales actuales. Hay ejemplos registrados de cambios dramáticos en el clima ocurridos en el pasado lejano, como por ejemplo el descubrimiento de arrecifes de coral tropicales en la ciudad de Spitzbergen, situada en lo que se conoce hoy como Círculo Polar Ártico. Sedimentos de carbón encontrados en la Antártida indican que el área estuvo una vez cubierta de bosques. En 1799 los cuerpos congelados de mamuts descubiertos en la tundra de Siberia, mostraban en su estómago hierbas y hojas pertenecientes a regiones tropicales, situadas a miles de kilómetros al sur.

Muchas de las predicciones sobre los próximos Cambios Terrestres sugieren que tendrá lugar una inclinación en los ejes de la Tierra, lo que precipitará los cambios violentos vaticinados. Esto alterará el equilibrio centrífugo existente de la corteza terrestre y provocará los cambios principales de la superficie de los continentes y océanos, lo que causará que algunos continentes se hundan bajo el mar y otros se eleven desde las profundidades de los océanos, incluyendo los continentes hundidos de Lemuria y la Atlántida. Todo ello acompañado de enormes olas, inundaciones y tormentas sin precedentes, con vientos de más de 900 km/h devastando todo lo que encuentra a su paso.

El final de un Gran Ciclo Cósmico marca un tiempo donde toda vida debe experimentar unas pruebas finales y una evaluación de su propio progreso evolutivo. También es un tiempo donde todas las deudas kármicas contraídas con otras personas deben ser equilibradas o perdonadas. Es un tiempo donde muchos estados emocionales viejos y reprimidos dentro de nuestro interior más profundo deben ser sacados a la superficie, resueltos y transmutados a tiempo para los "Cambios". Utilizando la terminología bíblica, este es un tiempo del "Día del Juicio Final". Para aquellas personas incapaces de Ascender por no haber logrado superar sus pruebas evolutivas, o por no estar preparados para alcanzar planos más elevados, personas que todavía muestran una naturaleza no-bondadosa, agresiva y destructiva, este tiempo puede suponer volver a comenzar todo un ciclo evolutivo tridimensional, lo cual supondría trasladarse a otro sistema solar que aún contenga un planeta tridimensional, incluso un planeta aún menos evolucionado que la Tierra.

En este tiempo, la Tierra debe sumarse al proceso de Ascensión junto con todos los planetas vecinos habitados de nuestro Sistema Solar, pues ellos también pasarán de la Cuarta a la Quinta Dimensión. La Humanidad de la Tierra se ha quedado muy atrás en su progreso evolutivo hacia la Ascensión durante los pasados milenios. Nos hemos encontrado anclados durante mucho tiempo en la Tierra debido a la gran cantidad de almas, en muchos casos destructivas, que se han encarnado para trabajar su agresividad y para aprender ciertas lecciones más o menos duras. La Humanidad Terrestre se ha retrasado en su proceso de Ascensión debido a varias "Fuerzas Oscuras" que han logrado mantener un control insidioso sobre todo el Planeta. Sin embargo, en este tiempo, ellos y sus oscuros planes para mantener dicho control sobre todos nosotros están siendo ahora sobrepasados por acontecimientos de mayor relevancia dentro de este Final de Ciclo. Este es un tiempo donde las Fuerzas de la Luz por fin prevalecerán, por intervención Divina directa, sobre las Fuerzas de la Oscuridad.

No obstante, a pesar de las enormes dificultades que nos hemos creado nosotros mismos en la Tierra, una gran parte de la Humanidad ha logrado un importante progreso en su proceso evolutivo en las pasadas décadas. Muchas personas, en el momento actual, han comenzado ya su proceso de Ascensión, elevando sus frecuencias vibratorias hacia la Cuarta Dimensión, aunque puedan no ser conscientes mental y físicamente de estos cambios sutiles en su vida diaria. El cuerpo planetario de nuestra Madre Tierra también se ha elevado hacia la frontera con la Cuarta Dimensión. Como resultado de todo ello, algunos de nosotros hemos podido notar que nos sentimos un poco más "iluminados" en nuestro interior, que los colores de la naturaleza y del medio ambiente que nos rodea parecen mucho más vívidos, y que expresamos actitudes mucho más positivas y amorosas hacia la vida y hacia las personas que están con nosotros. Podemos notar también que nos apetece hacer más ejercicio al aire libre y que no nos apetece tanto comer alimentos ricos en grasa y sangre como antaño.

Después de sucedidos los Cambios Terrestres principales, nuestro Sistema Solar está destinado a moverse desde la presente órbita galáctica Pleyadiana hacia un nuevo área que forma parte del Sistema de Estrellas de Sirio. De hecho, la Tierra será "promocionada" desde su estado actual Planetario para convertirse en un Sol habitado radiante, uno de los tres Soles en circunvolución del Sistema de Estrellas de Sirio. Aquella parte de la población terrestre que logre ascender a la Quinta Dimensión formará parte en lo sucesivo de un mundo que será como un escaparate para los demás, un mundo amoroso y cooperador, ejemplo para el resto de la Galaxia de una vida correcta, ganada a través de duras y amargas lecciones. Habremos forjado un nuevo y elevado orden social por medio de nuestra larga experiencia de intensos conflictos y dificultades. Una buena medida de nuestro progreso es que seremos un caso excepcional dentro de la Historia del Universo pues ¡una sociedad tridimensional está a punto de elevarse dos niveles de frecuencia vibratoria en un solo salto!

El Ser Planetario de la Tierra, también conocido como Madre Tierra, o Gaia, está ya preparado para acometer su propia Ascensión hacia la Quinta Dimensión. Ella estuvo de acuerdo en el pasado en ser, durante millones de años y bajo la forma de sacrificio amoroso, una Escuela Especial Galáctica de Lecciones Básicas y Difíciles, no solamente para las almas jóvenes que comenzaban su largo proceso evolutivo, sino también para las almas renegadas, sin caridad y destructivas que llegaban de todas partes del Universo.

Ella está lista, después de una larga y dolorosa existencia tridimensional, para moverse hacia un nivel más alto, donde los habitantes de su turbulenta superficie expresarán en el futuro grandes avances como civilización pacífica y amorosa. La Humanidad mostrará en el futuro el camino, como ejemplo para el resto del Universo, de una transformación hacia un nuevo nivel más profundo de respeto hacia el medio ambiente planetario y otras formas de vida también en evolución.
Capítulo 14: LIMPIANDO EL PLANETA TIERRA

Junto al hecho de que muchos de nosotros preferimos considerar a nuestro planeta como un planeta estable y que nunca cambiará, cerrando así nuestra mente a los movimientos terrestres ocurridos en el pasado, y que podrían ocurrir en el futuro, tenemos también la visión del Planeta Tierra como un objeto inanimado que podemos explotar y del que podemos abusar a nuestro antojo.

El 'Conocimiento Superior' nos muestra, sin embargo, una visión de la Tierra que está siendo ampliamente aceptada: la de que la Madre/Diosa Tierra es un Organismo Viviente sensible, al que debemos no solo nuestro respeto sino también el privilegio de permitírsenos residir y evolucionar sobre su superficie.

La Diosa Tierra, o Gaia, como también se la conoce, es en verdad un Ser Superior que pertenece a una oleada antigua de Seres de Luz Creativos. Nos referimos a ella en femenino pues posee ciertas características predominantemente femeninas. Habiendo completado originalmente su primer Gran Ciclo Evolutivo y retornado a la Mente de Dios, le fue ofrecido un 'Alto Servicio', una oportunidad para convertirse en un 'Ser Planetario' infundiéndole un alma a su cuerpo terrestre. También se le ofreció la ayuda de un 'Logos Planetario', un alma altamente evolucionada que mantiene el contacto entre Ella y todas las formas de vida evolutivas bajo y sobre su superficie. Este ha sido hasta ahora el Maestro Sanat Kumara, que fue investido para este propósito en el planeta Venus. Es él el que ha proporcionado el enlace vital entre la Madre Tierra y los Reinos Mineral, Vegetal, Animal y Humano hasta el momento actual. Sin embargo, pronto se moverá hacia un nivel de servicio más alto, hacia el final del presente Gran Ciclo Cósmico.

"Este Ser que conoces como Madre Tierra, la Diosa Gaia, es un Ser muy poderoso, poseedor de una gran sabiduría y fuerza. Con una sola palabra, ella puede transformar la completa naturaleza de su ser. Aunque ha cedido parte del dominio de su superficie a la Humanidad como Guardianes Planetarios de los reinos mineral, vegetal y animal para que la propia Humanidad aprenda de ellos, últimamente Gaia controla el planeta y la naturaleza de lo que se manifiesta en su superficie. La Naturaleza es su naturaleza.

Este planeta se está aproximando a un tiempo, dentro su ciclo evolutivo, que cambiará dramáticamente, como una serpiente que se desprende de su vieja piel. Cada tantos miles de años, sin importar si la Humanidad existe sobre la Tierra o no, este planeta pasa por unos cambios metamórficos como parte de su ciclo natural. Al igual que nuestros cuerpos cambian cada siete años, así cambia el cuerpo terrestre. Este hecho es esencial para el planeta, para poder conservar la creativa y reproductora naturaleza de su ser. De modo que, en un tiempo fijado, el planeta pasa por un periodo de transformación. Esto implica un gran movimiento en sus masas terrestres, movimiento de aguas y la reestructuración de la materia de la Tierra".

[El Maestro ZEN TAO, canalizado por el Centro Ramala, Glastonbury].

Sin embargo, la necesidad de una limpieza en profundidad del Planeta Tierra es, en estos momentos, mucho más que un fin-de-ciclo habitual.

El Planeta Tierra ha servido como anfitrión para las almas jóvenes, y también para almas agresivas y destructivas, durante veintiséis millones de años aproximadamente. Es muy conocida dentro de nuestra Galaxia como lugar de aprendizaje de lecciones particularmente difíciles, así como para resolver las tendencias agresivas y destructivas de aquellos que no han desarrollado las cualidades de caridad y amor. Muchos seres procedentes de todo el Universo han llegado, por tanto, a la Tierra para trabajar estas tendencias agresivas y destructivas por medio de la Ley del Karma. La Tierra ha actuado también hasta ahora como Escuela de Evolución para una gran población de almas humanas "relativamente" jóvenes. Algunos llegan aquí para aprender sus primeras lecciones básicas para desarrollarse como seres humanos conscientes y en evolución. Aquí aprenden a discriminar entre el bien y el mal, y, lo que es más importante, a desarrollar en el tiempo el respeto por la santidad de todas las formas de vida. Ha sido dolorosamente evidente que dentro de los países menos desarrollados del mundo, personas que se comportan de una manera amistosa y cordial cuando las cosas van bien, caen rápidamente en las mayores atrocidades y asesinatos cuando los tiempos se vuelven difíciles.

Como resultado de todas estas actividades de aprendizaje de una naturaleza más bien negativa, la acumulación gradual de una "nube negra" de pensamiento negativo ha aparecido en el éter espiritual de la Tierra. Esta nube negra es perfectamente visible para los Seres de los planos espirituales y visitantes de alta vibración de otros planetas y mundos.

"Antes de que la Nueva Era pueda comenzar en la Tierra, nuestro Planeta será recompensado por sus años de servicio en los niveles más bajos por medio de una limpieza profunda de su superficie, eliminando y neutralizando el daño medioambiental y la nube negra de pensamiento negativo acumulado que ahora nos rodea.

La manifestación física de esta gran limpieza se llevará a cabo por medio de la inclinación de los ejes terrestres, lo que resultará en un planeta literalmente "sacudido". Esto provocará una expansión de sus moléculas hacia una agregación menos densa y más tenue, lo cual permitirá un nivel vibratorio más elevado.

La causa de la destrucción que sobrevendrá a la Tierra reside en el pensamiento del hombre. ¡Los Elementos! ¡Ellos son vida inteligente! Son parte del Uno Infinito, y porque son parte del Uno Infinito no responderán al pensamiento negativo del Hombre nunca más. Y ellos se rebelarán, causando grandes mareas y grandes vientos".


[El Maestro SANAT KUMARA, canalizado por el Hermano Philip en "El Secreto de los Andes". Leaves of Grass Press, Novato, California]

"El Reino Mineral está bajo el control de la Humanidad. La Humanidad influencia el Reino Mineral con sus pensamientos-forma, con sus patrones de comportamiento. La Humanidad puede, y debe, cooperar con este Reino si quiere continuar su camino evolutivo en el planeta Tierra, pero la Humanidad ha abusado y destrozado el Reino Mineral durante demasiado tiempo para servir a sus propios intereses, sin importarle los costes para el Reino Mineral. Esta es la causa de que la Humanidad se esté aproximando a su transformación planetaria y los minerales del planeta comiencen a vibrar a un ritmo diferente. Si la Humanidad no vibra también a ese mismo ritmo, y no lo reconoce, entonces perecerá.

Por tanto, sepan que el momento del renacimiento se está acercando. El momento exacto y la naturaleza de los cambios solo Dios los conoce. Aunque la Humanidad pueda ejercer influencia sobre estos cambios, no podrá evitar que ocurran. La prueba para la Humanidad recae en aceptar los cambios terrestres como acontecimientos naturales y necesarios, como unos hechos que ha elegido experimentar"

[El Maestro ZEN TAO, canalizado por el Centro Ramala, Glastonbury].

Debido a que el planeta Tierra ha desempeñado el rol de "ofrenda en sacrificio" para los seres humanos menos evolucionados, más destructivos y agresivos, ha sufrido enormes abusos físicos y la contaminación de su cuerpo. Una mayor evidencia de este gran sacrificio del Planeta Tierra se ofrece en el testimonio del Ser Angélico Elouai:

"Saludos queridos míos, Yo soy Elouai y soy constructor. No me encuentro dentro de vuestra línea humana evolutiva, y no soy lo que vosotros denominaríais 'Fuerza de la Naturaleza'. Estoy acompañado por otros seres fuera de vuestro planeta. No soy un Ser del espacio proveniente de otro planeta. Mi hogar está en las altas dimensiones vibracionales del espacio. Quiero expresaros lo que sentimos en relación con vuestro mundo y vuestro trabajo. Mis compañeros y yo estamos entre aquellos que morábamos en el espacio y llegamos aquí hace eones de tiempo, como compañeros del Logos Solar, creador del Sistema Solar.

Somos constructores dentro de este reino solar. Cada planeta que ha sido creado, está en un estado dinámico de vida y crecimiento, alimentándose de lo que le nutre, y desechando lo que no pude asimilar. Por tanto, existen formas y manifestaciones de energía que son el resultado del proceso creador y que son energías no utilizadas, no resueltas, no integradas y no transmutadas.

Como ocurre con todas las formas de vida, hasta que no se logra la perfección y la totalidad, existen en el cuerpo del Logos Solar, que es el Sistema Solar con todos sus planetas y formas de vida, aquellas fuerzas y energías correspondientes a material de desecho. Estas deben ser transmutadas y reintegradas dentro de la rueda de la vida como materia prima para la creatividad futura. Dentro del movimiento evolutivo a través del tiempo, este residuo que se deja atrás debe ser reunido y purificado y devuelto después al ciclo Creativo: no se le permite acumularse o expresarse dentro de un cuerpo en evolución como centros de energía separados o no integrados, existiendo fuera del tiempo y del espacio, pues se convertirían en fuerzas del mal.

Por favor comprendan que por varias razones la Tierra fue reservada para la tarea especial de ser el 'purificador' de vuestro Sistema Solar durante un periodo de tiempo. Así, fueron atraídos hacia su mundo aquellos elementos que he mencionado de materia, energía y vida no integradas, no resueltas, para que fueran apresadas dentro de una naturaleza densa de forma material. Si se hubieran dejado en su anterior estado, estas energías tendrían el poder de impactar nocivamente el tejido sensitivo del Ser Solar, otros planetas y sus formas de vida, siendo como las toxinas de vuestros cuerpos.

Sin embargo, por haber sido encapsuladas dentro de la materia densa del cuerpo terrestre, sus vibraciones pudieron ser más bajas y estar protegidas del cuerpo de la totalidad hasta que la energía pudiera ser purificada y reintegrada armoniosamente y en amor dentro de la totalidad. Una vez logrado esto, los purificadores y redentores vinieron a la Tierra, al igual que vendrán aquellos purificadores y redentores que aún no son percibidos y quizás ni siquiera soñados por vosotros. La Tierra es una escuela de experiencias para enfrentar y resolver los desafíos de la creatividad y evolución primitivas.

Vuestro planeta es una Pista para la interacción de fuerzas evolutivas de muchos niveles y para la fuerza de vida y energía no integrada, procedente de diversos orígenes, algunos más primitivos, otros más evolucionados, pero todos dentro del camino secundario evolutivo que puso estas energías fuera de la comunión con la totalidad. De este modo, la Tierra sería como el riñón de vuestro sistema solar, regulando y transmutando las energías de todo el sistema, eliminando impurezas y reintegrando al cuerpo lo que es armónico y está en consonancia con la evolución progresiva de la totalidad. Seres que se han corrompido con energías de involución vendrán a la Tierra para ser purificados y poder así reconciliarse con la totalidad. De esta manera, vuestro planeta ha prestado un tremendo servicio para todas las formas de vida y todos los sistemas planetarios dentro de esta familia solar, capacitándolos para continuar su desarrollo con mayor facilidad.

A ningún planeta o Ser se le pide realizar esta tremenda tarea de transmutación y sacrificio eternamente. Deberá llegar el tiempo en que sean compensados con una nueva pauta de crecimiento y un nuevo servicio. Ahora la Tierra pide, y le es dado, su redención por medio de un gran proceso iniciador que ocurrirá en todo el cuerpo del Padre Solar. Los que estamos unidos a la Tierra desde sus comienzos, observamos estos tiempos como tiempos de una belleza sin medida, de una alegría sin comparación.

Aquellas formas de vida que muestren aspectos primitivos o de separatividad, serán trasladadas amorosamente, respetando su esencia y naturaleza Divina, a otros lugares que retomarán la función de transmutación. Por tanto, ahora es el momento en que será llevado a cabo un gran trabajo de purificación para limpiar y embellecer la Tierra, como se embellece y acicala la novia cuando va a contraer matrimonio; de esta manera, damos la bienvenida a la Tierra en este tiempo de logros y júbilo. Este acontecimiento busca su expresión en vuestros corazones y mentes, y vuestra dedicación.

La Tierra siempre será un lugar de energía especial y de aportación. Ahora Ella debe avanzar en su propia evolución más rápidamente de lo que podría si permaneciera dentro del servicio de transmutación. Debido a esto, veis que una gran cantidad de población se está encarnando ahora para aprovechar esta oportunidad de purificación y para mantener su unión con la evolución solar, de lo contrario, deberán dormir un largo sueño, para ser despertados en un tiempo futuro, en una tierra futura"

[Elouai, un Ser Angélico canalizado el 21 de Junio de 1970 en 'Links with Space", publicado en 1970 por Findhorn Press, Findhorn, Forres, Escocia]

Aquellos que continúan rechazando la idea de la necesidad de renovar la Tierra y su Civilización actual, deberían quizás preguntarse si de verdad nuestra vida en el momento actual, extendiendo el progreso por todo el planeta, la contaminación planetaria, la pobreza, la depravación y las guerras constantes, es digno de ser conservado tal como está. En los altos planos, la Ascensión de la Humanidad y el rejuvenecimiento de la Tierra, considerado como uno de los planetas más bellos de la Galaxia, son vistos con gran regocijo.

"La Tierra es un mundo maravilloso, mucho más bonito que algunos de sus vecinos. Siempre he amado la Tierra por encima de otras creaciones, pues hay en Ella una melodía que no se ha desvanecido en el éter. ¡La veo llorar sin fin! Pero no se le privará de su Canción Celestial durante mucho más tiempo".

[El Maestro SANAT KUMARA, canalizado por el Hermano Philip en "El Secreto de los Andes". Leaves of Grass Press, Novato, California]

 http://www.thenewearth.org/nespanish2.html
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog