domingo, 8 de julio de 2012

La Consciencia Crística y el Sendero de Iniciación


La Consciencia Crística y el Sendero de Iniciación

Separador
sendero del iniciado hermandadblanca.orgContenido:
Introducción
La Consciencia Crística es un Armónico Grupal
Definición de Iniciación
El Creador del Sendero de la Iniciación
Experimentando la Iniciación
Las iniciaciones
 
Introducción
Debido a la aceleración planetaria a partir del cierre de ciclos, a la humanidad en colectivo se le ha concedido una dispensación divina para la evolución más rápida jamás emprendida por una raza de seres. En esta histórica evolución del diseño humano, cada fase de la iniciación espiritual debe aún cumplirse, y no puede, de ninguna manera, eludirse.
 Se nos estimula enormemente a revisar este Sendero de Iniciación a fin de enfocar conscientemente nuestros objetivos personales en alineación con las siguientes fases de la evolución y en función de nuestra meta final de realizar y encarnar la Consciencia Crística.
 Estamos haciendo este esfuerzo por unir más profundamente nuestras energías, mientras mantenemos nuestro enfoque firmemente anclado y unificado conforme progresamos colectivamente en la formación del grupo.
 La revisión provee la comprensión inteligente de que la iniciación progresiva y monitoreada es absolutamente necesaria a fin de avanzar a niveles expandidos de consciencia. Esto mantiene nuestra aceleración sostenida de forma segura y previene cualquier potencial uso indebido del poder.
 Los profundos cambios que todos estamos experienciando son esencialmente el resultado del Sendero de Iniciación.
 La Consciencia Crística es un Armónico de Grupo
Cuando evaluamos nuestra vida y ahondamos profundamente en esta área llamada "iniciación espiritual", especialmente en lo concerniente a esta encarnación en particular, comenzamos a darnos cuenta de que nuestras experiencias únicas jamás han sido acerca del yo individual. Todo lo que hemos sobrellevado y estamos sobrellevando tiene que ver con los requerimientos necesarios para favorecer el Plan Grupal a fin de ayudar a la raza humana a evolucionar.
 En este gran proceso de síntesis que está ahora ocurriendo, nuestra individualidad, como la hemos vivido, está rápidamente disolviéndose. Conforme nos acercamos a la realización de la Consciencia Crística, la cual es amor puro del armónico del grupo, estamos poniendo menos énfasis en la necesidad de reconocimiento como una expresión del yo individual. Descubrimos que la individualidad es otra ilusión, un minúsculo reflejo de nuestra inclusión dentro de otro campo unificado de energía más extenso.
 En esencia, somos un conglomerado de las muchas energías y los muchos aspectos monádicos que conforman nuestro árbol familiar de vida. Nuestras personalidades no son reales. Nuestras emociones, nuestras mentes, nuestros cuerpos y nuestras naturalezas etéricas no son reales, sino meramente instrumentos que constantemente están cambiando. La única sustancia real, perdurable es esa parte de nuestra consciencia que prístinamente vibra a un omnímodo tono grupal.
 Es para recordar nuestros orígenes de las estrellas y que venimos de otra línea de tiempo sin tiempo… de luz eterna. No tenemos que esforzarnos por evolucionar. Ya somos evolucionados. Somos puros y santos por nuestra propia y verdadera naturaleza. Es para recordar que somos parte de un elenco cósmico y que estamos interpretando los roles que hemos elegido en una gran obra. Nuestro guión es erradicar completamente una línea de tiempo kármica de modo que no quede ningún residuo de negatividad. Estamos preparándonos para el nacimiento de una nueva estrella y su raza avatar.
 Nuestra misión – estar encarnados en una forma física – lleva programas codificados de tiempo dentro del ADN y es una manifestación brillante del Plan Divino… para asegurar nuestro retorno. Estamos aquí y ahora, en el Sendero de la Iniciación, para abrir los caminos de luz, para anclar una nueva línea de tiempo para la siguiente civilización.
 Por nosotros mismos, no hacemos nada; es Dios en nosotros quien hace las obras.
 Definición de Iniciación
La Iniciación es el resultado de una expansión gradual de la consciencia, un proceso en el cual tienen lugar etapas sucesivas de unificación. Esto implica el renunciar a todas las reacciones separativas en una serie de renunciaciones progresivas. La iniciación es el resultado no sólo de la consciencia sino del control y el dominio de sí mismo y la encarnación del Amor Divino.
 Es un nuevo nivel de consciencia que se logra y experiencia como resultado del pensamiento correcto, la acción y el consiguiente servicio, lo cual nos permite entonces operar en un nivel superior de la espiral, ya que entonces avanzamos a la siguiente fase de nuestra evolución.
 Durante este proceso, literalmente experimentamos una transfiguración de todo nuestro vehículo corporal y su sistema energético en el camino a la liberación de la tercera dimensión de la Tierra y la atracción de la materia polarizada. La santidad de carácter es el resultado de una gran expansión de la consciencia, la cual nosotros mismos logramos por medio de nuestro compromiso consciente, nuestra dedicación y nuestro esfuerzo en el Sendero.
 Todas nuestras primeras iniciaciones son iluminadas por miembros de la Jerarquía Espiritual planetaria, incluyendo la gran hueste de Maestros Ascendidos, aquellos que han transitado este sendero antes que nosotros. Nuestras posteriores iniciaciones, conforme avancemos hacia y más allá de la Consciencia Crística, son guiadas por nuestra Fuente Monádica.
 El Creador del Sendero de la Iniciación
Sanat Kumara es el gran ser cósmico que estableció el sendero planetario de iniciación como el método más seguro y acelerado para la evolución desde el plano de la Tierra y su dimensión de dualidad.
 Conocido como el Único Iniciador, Sanat Kumara ha ocupado la posición de Logos Planetario y ahora el Señor Regente del Mundo desde las más oscuras horas de la historia de la Tierra, cuando la evolución humana perdió todo contacto con la Llama Divina interna y los concilios cósmicos estuvieron considerando la disolución de la Tierra.
 Como un exilio voluntario del planeta Venus, él llegó a nuestro rezagado planeta hace millones de años para sostener y guardar la llama de la creación en los corazones de la humanidad hasta que un suficiente número de personas despertaran a su verdadera naturaleza. Él ha mantenido al mundo unido por medio de su consciencia y es su poder magnético cohesivo de nutritivo amor lo que hace posible la evolución humana.
  Experimentando la Iniciación
Nuestra vida diaria es el telón de fondo de la iniciación y el dominio gradual del yo que trae consigo nuestro control sobre la materia. Debido a la aceleración del planeta en este actual cierre de ciclos, la iniciación se está haciendo también en estado de sueño… durante la realidad de los sueños y el viaje del alma a los muchos ashrams (templos) etéricos de aprendizaje superior.
 Los requerimientos en el Sendero de la Iniciación han cambiado necesariamente conforme la consciencia de la humanidad en colectivo ha evolucionado. A diferencia del pasado, ahora tenemos una dispensación divina, que nos concede un apoyo extra desde más allá del velo, incluyendo la intervención por parte de una larga lista de seres cósmicos y naciones estrellas, quienes están impulsando a la raza humana hacia adelante y hacia arriba.
 Estamos siendo enormemente apoyados por medio del nuevo sistema de rejillas energéticas de la Tierra, concretamente de la Rejilla Cristalina planetaria de la Consciencia Crística, la cual sirve como autopista de información para el intercambio de inteligencia de luz superior. También somos apoyados meramente por medio de la intención unificada de los millones de almas encarnadas, todas pasando por la iniciación planetaria al mismo tiempo.
 Debido a nuestras muchas diferencias y nuestros diversos planes de vida dentro del esquema terrenal, cada uno de nosotros pasamos por nuestro desarrollo iniciático de formas y en procesos únicos. Sólo hay directrices y pautas generales para cada una de las fases de iniciación.
 Es muy común que estas iniciaciones no se hagan exactamente en pasos consecutivos, uno tras otro. Mucho se hace simultáneamente, especialmente lo concerniente a las tres primeras iniciaciones.
 Las Iniciaciones
La iniciación llega naturalmente a cualquier persona que exprese el deseo de desarrollar su consciencia… de aprender, cambiar, crecer, comprender la vida más plenamente.
 Existen cinco principales iniciaciones planetarias que conducen a la culminación de la Consciencia Crística. Cada iniciación representa una fase definida de integración alcanzada por el iniciado, y cada una de las cinco es una síntesis de muchas más pequeñas. Pasamos por todos los subniveles hasta completar totalmente esa iniciación.
 Durante las tres primeras iniciaciones tiene que lograrse y mantenerse firmemente el dominio de los tres vehículos inferiores antes de que pueda permitirse de manera segura la ulterior expansión del iniciado a las fases superiores. Se necesita la purificación de los vehículos corporales para permitir que el cuerpo integre niveles superiores de energía y frecuencia de luz.
 Estos tres primeros niveles de iniciación se denominan el Camino de Prueba y son las principales fases preparatorias hacia la Consciencia Crística. En la 4ta iniciación, el iniciado no tiene nada remanente que resuene con los tres mundos (físico, emocional y mental) de la evolución humana y comienza el proceso de la absorción monádica. Nuestra meta se logra cuando, en la quinta iniciación, nos erguimos como Maestros liberados, encarnando la Consciencia Crística y en unión con nuestra Fuente Monádica.
 Hay muchas habilidades en desarrollo, asociadas con las diversas etapas de nuestra evolución, como resultado de la apertura de nuestros centros energéticos y nuestras percepciones extrasensoriales. Las iniciaciones pueden parecer exámenes que se requiere que pasemos con el fin de asegurar que no usemos indebidamente, consciente o inconscientemente, las capacidades que se están revelando.
 El proceso de iniciación está siempre en un ciclo de perfeccionamiento, independientemente de qué fase estemos realizando.
 Amor de parte de:
 Fundación Humanitaria Hijos del Sol
 Junio del 2012
 Fuente: Esta información está escrita a partir de la experiencia directa en el sendero esotérico de la iniciación espiritual. La investigación, las referencias y algunos resúmenes adaptados son de los recursos mencionados a continuación:
 Tiara Kumara, escribiendo desde la experiencia directa
 Fundación Humanitaria Hijos del Sol
 www.childrenofthesun.org
 
Las enseñanzas de Alice Bailey y Djwhal Khul (Yual Kjul)
 Libro: Iniciación, Humana y Solar – Lucis Publishing Company
 Maestro Ascendido Dr. Joshua David Stone
 Representado en la Tierra por la Universidad YO SOY
 www.iamuniversity.org
 Traducción, edición y publicación: ~OjS~
 Fuente: http://www.facebook.com/notes/oscar-jose-salazar/la-consciencia-cr%C3%ADstica-y-el-sendero-de-iniciaci%C3%B3n/427177000655571
GHB - Información difundida por http://hermandadblanca.org/



(HAZ CLICK AQUI PARA VOLVER AL PRINCIPIO DEL ARTICULO) 


 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog