miércoles, 14 de marzo de 2012

EL NIÑO Y SUS DISTINTOS TIPOS DE INTELIGENCIA

EL NIÑO Y SUS DISTINTOS TIPOS DE INTELIGENCIA
Por: Jenny Núñez Fernández[1]
El niño a su corta edad ya es capaz de comenzar a desarrollar sus distintos tipos de inteligencia
Según ( Sean Edwards, 1998), existen siete tipos distintos de inteligencia en el niño que va desarrollando al mismo tiempo que crece.
Todo este desarrollo se corresponde con el crecimiento de conexiones nerviosas específicas en el cerebro del niño.
                      Parece un milagro que el niño pueda aprender a hablar tan fácilmente. Por medio de esta inteligencia se llegó a la conclusión de que el cerebro humano está programado para el lenguaje y nuestros genes tienen un potencial lingüístico que se llama gramática profunda. El que un niño este programado para aprender el lenguaje no significa que esté predeterminado a desarrollar su inteligencia lingüística.
La segunda inteligencia es la MUSICAL:
Nuestra conciencia de todas las cosas musicales desde los sonidos de la naturaleza hasta las armonías  de una sinfonía procede de nuestra inteligencia musical. Como cualquier otra forma de intelecto parece ser innata.  Por ejemplo los niños pequeños componen espontáneamente sus propias canciones, hasta que son sustituidas por las de la cultura que les rodea.
La música es una herramienta de aprendizaje muy útil. A la mayoría de los niños les parece más fácil captar conceptos, cuando se les transmite melodías. Muchos maestros ponen en melodías las letras del alfabeto o los meses del año para que los niños lo recuerden con mayor facilidad.
El número de productos que aparecen en la mente del niño por medio de la música es muy grande, esto demuestra sus alcances.
La fuerza de esta inteligencia innata varía de un niño a otro. Pero por fuerte que sea su inteligencia musical, necesita ser configurada y estimulada para desarrollar todo su potencial, para despertar la sensibilidad en el niño.
La tercera inteligencia es la LÓGICO  MATEMÁTICA:
Esta inteligencia se refiere a pensar lógicamente. Los niños utilizan sus habilidades lógico matemáticas básicas para toda clase de tareas como:
Comprar, resolver problemas, clasificar, contar, resolver crucigramas etc... Y el niño ni siquiera se da cuenta de las habilidades que está utilizando. Este tipo de inteligencia se basa en la confrontación con el mundo de los objetos,  se deriva de las acciones y percepciones que tiene el niño de todo lo que le rodea. Tras un período inicial de exploración el niño forma sus expectativas y analiza el comportamiento de los objetos, y cuando no los tiene a la vista supone que no existen. También se da cuenta de que puede pensar en objetos que no está viendo, este es el primer paso para la abstracción mental. Más tarde comienza a identificar similitudes entre los objetos y percibe la diferencia en cantidad, poco a poco  comienza a realizar cálculos mentalmente sin la referencia de sus equivalentes físicos. Si la inteligencia lógica es muy fuerte en el niño, seguramente tenderá a buscar respuestas lógicas ante cualquier problema y encontrará pautas en las situaciones.
La cuarta inteligencia es la INTELIGENCIA ESPACIAL:
Esta inteligencia se basa en visualizar formas  con relación entre sí, puede girar mentalmente formas complejas. Los niños que tienen desarrollada esta inteligencia son capaces de observar con un sentido muy amplio de la dirección,  son capaces de visualizar las cosas con claridad en su mente. Desde esta inteligencia se considera que la visualización del pensamiento juega un papel más importante que el lenguaje. Se argumenta que el niño no puede pensar con claridad sobre un proceso  o concepto a menos que se tenga una imagen mental del mismo. Cada vez que un niño ve el mundo que le rodea, ve los objetos relacionados con el espacio, en el contexto de lo que le rodea. Es muy raro que el niño vea las cosas de manera aislada. Aunque solamente puede captar la noción espacial y de solidez, porque las experimenta físicamente. La percepción espacial del niño no depende solamente del uso de su percepción visual.
La quinta inteligencia es la INTELIGENCIA INTERPERSONAL:
Este tipo de inteligencia  se centra en la relación que tiene el niño con los otros niños y personas que lo rodean. Esta inteligencia se mide demostrando la capacidad del niño para comprender a otras personas y  actuar de la mejor manera con ellas. En el núcleo de ésta inteligencia está la capacidad para observar  y hacer distinciones  entre otros individuos, sus emociones e intenciones. Esta inteligencia abarca una fase precoz del desarrollo infantil, enfocado a la personalidad, es decir todos los niños pequeños aprenden a discriminar entre los adultos para detectar sus estados de ánimo, e influir sobre ellos. Como consecuencia de el desarrollo de las habilidades interpersonales los niños son sensibles y con un interés activo por los demás.
La sexta inteligencia es la INTELIGENCIA INTRAPERSONAL:
Este tipo de inteligencia es el complemento de la inteligencia interpersonal. Ésta se encuentra apoyada en la capacidad que tiene el niño de mirar hacia adentro y formarse una imagen exacta de sí mismo y la forma de comportarse, esto se denomina como autocomprensión.
Este tipo de inteligencia le permite al niño trabajar con él mismo y permitirse el acceso de sus sentimientos. Esto le produce distintos tipos de emociones y de sentimientos. Por medio de esta inteligencia el niño distingue el placer emocional del dolor y también le permite aprender una nueva habilidad. Este tipo de niño es muy tranquilo y solitario, prefiere trabajar solo que en equipo.
La séptima inteligencia es la INTELIGENCIA FISICO  KINESTÉSICA:
Esta inteligencia le permite al niño desarrollar la capacidad para utilizar su cuerpo de formas diferentes, para expresarse y para realizar tareas específicas, como la narración de historias sin palabras únicamente por medio de señas o gestos. En los niños se manifiesta esta habilidad cuando imitan a las personas, cuando se guían a través de movimientos y cuando experimentan cualquier sensación de acción, a través de la coordinación.
Haciendo referencia a esto, es necesario tomar en cuenta las diferentes maneras en las que se pueden desenvolver los niños debido a  sus tipos predominantes de inteligencias. De lo anterior podemos concluir  que cualquier tipo de material didáctico o educativo, debe estar enfocado al desarrollo de aprendizajes visuales, auditivos y kinestésicos, que promuevan el crecimiento interpersonal e intrapersonal  de los niños.  
[1] Jenny Núñez Fernández ( jennynunez27@yahoo.com ) es Licenciada en Educación, ha participado en la elaboración de materiales para el aprendizaje de lenguas, mediante el método sináptico desarrollado por el Centro Internacional de Prospectiva y Altos Estudios (CIPAE)

La primera inteligencia es la LINGÜÍSTICA:
Todo ser humano utiliza una lengua, este es el aspecto más característico de la inteligencia humana. Este tipo de niños tienen el poder de la discusión. Estas personas parecen pensar mejor que los menos desarrollados en esta inteligencia,  suelen disfrutar del lenguaje hablado, de los libros y del teatro, en el caso específico  de los niños de la dramatización.
Este tipo de inteligencia es el que ha sido más estudiado, se ha demostrado que el aprendizaje infantil de las primeras palabras  y la gramática siguen las mismas pautas y se produce en todas las culturas al mismo tiempo. El niño progresa desde el balbuceo incoherente, hasta frases de dos palabras, después avanza rápidamente hasta la adquisición de la gramática, el apuntalamiento estructural del significado.
 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog