martes, 28 de febrero de 2012

JOSÉ JUÁREZ ESPINOZA




                                                  

        
 
                                                                                      

JOSÉ JUÁREZ ESPINOZA
 
 
Es lastimoso e inexplicable ver como un pueblo gobernado por una ideología revolucionaria, deja perderse en los laberintos del tiempo y el olvido la memoria de tanto hijos de la patria, verdaderos mártires y héroes que dieron sus valiosas vidas en aras de una república libre y soberana donde su pueblo gozara del respeto de todos los derechos humanos sin restricciones ni marginamientos.  Existe cantidad enorme de hombres que murieron valientemente persiguiendo la liberación de su patria, sin embargo todos esos héroes y mártires  están en el más cruel anonimato, ignorados por su patria y sin esperanzas de que alguna institución estatal, creada para el caso, les recoja y les eternice en las sagradas memorias de su pueblo, sin embargo, en los textos académicos de la educación nacional se historian un montón de héroes de papel que en vez de inspirar patriotismo lo que producen es decepción en las mentes del pueblo que llega a conocer su verdadera historia.
 
Tenemos, entre muchos y como ejemplo, gente como Chale Haslan, Manuel Díaz y Sotelo, Juan Gregorio  Colindres, Ramón Raudales, Heriberto Reyes y José Juárez Espinoza, hombres que ofrecieron sus preciosas vidas por la libertad de su patria oprimida y que las nuevas generaciones ignoran por completo su valiente y patriótica existencia. En esta memoria nos referiremos solamente al Poeta José Juárez Espinoza, esteliano, para con su recordación, la juventud nicaragüense se entere de que se le ha escondido mucho de lo obligatoriamente  debe conocer.
 
El poeta José Juárez Espinoza, nace en la Ciudad de Estelí, ciudad mil veces heroica y cuna de miles de mártires y héroes anónimos que cayeron en infinidad de contiendas persiguiendo sueños patrios, José Juárez proviene de un hogar humilde pero de gente honrada y solidaria en todo con su comunidad; estudió su primaria allí mismo, después aprendió la sastrería y mecanografía,  sus principales aficiones fueron la poesía, la radiodifusión y desde muy joven se apasionó por la lectura, de ahí le vino su entrega a la historia nacional y mundial, fuente de su pensamiento ideológico al que después se entregó en forma total. No tenía vicios. Movido por su sensibilidad social en muchos ocasiones se dedicó a asistir gente de las zonas rurales llevándoles y aplicándoles medicina para la lepra de montaña. En la poesía se caracterizó por las expresiones románticas, en sus escritos amatorios,  lo ideológico político no cupo.
 
Su primera incursión política se remonta a 1947, cuando estando muy joven apoya sin reservas la candidatura presidencial del Dr. Enoc Aguado, quien por arrolladora votación gana las elecciones que le son robadas abiertamente por Anastasio Somoza García para poner en la presidencia al tristemente célebre Dr. Leonardo Argüello. En protesta, se dan muchos levantamientos poblacionales entre los que se destaca el sangriento motín de la Mina la India, Juárez Espinoza, obligado por la persecución política que se desató por los sucesos  del momento, tuvo que exiliarse en Guatemala, en esa nación gobernada en ese entonces por el progresista presidente Dr. Juan José Arébalo (1945 – 1951) Durante su permanencia en ese hermano país, se relaciona con valiosos luchadores centroamericanos, sobre todo con nicaragüenses anti somocistas, entre ellos Toribio Tiberino y otros, con los que comienza a participar en los planes de invasión que se gestaban para derrotar a Somoza. También traba relaciones muy buenas con intelectuales ligados a la literatura, a la radiodifusión y el periodismo, lo que le permite escribir y expresar sus sentimientos en contra la dictadura asentada en su patria. A su regreso a Nicaragua, es apresado por la Guardia Nacional , bárbaro instrumento opresor del pueblo, es llevado inmediatamente a las mazmorras de la Loma de Tiscapa donde lo someten a despiadados  interrogatorios.  A través del periódico de ese entonces, su familia se entera de su detención y acuden a solicitar la protección del diputado esteliano Adolfo Urrutia Irías y este que era muy allegado a la familia Somoza consigue su libertad.
 
Juárez Espinoza, en los años 50 contrae matrimonio con la joven jinotegana Lilian Rodríguez Sobalvarro (1938 – 1062), con ella procrearon cinco hijos, Orient Bolivar, Violeta, Elena, Libia y Lesbia, también hubo otro varón, José Dolores, fuera de matrimonio.  Después de residir poco tiempo en Estelí y en Telpaneca, va a radicarse formalmente a Somoto donde establece una casa de comercio y se proyecta hacia todo el norte del país; moviéndose en un Land Rover abastece con artículos de su establecimiento a casi todas las poblaciones de los Departamentos de Madriz y Nueva Segovia. Tanto en Somoto como en Ocotal se relaciona con los más connotados opositores al régimen de Somoza García y las tareas de su negocio las mezcla con las tareas insurgentes con lo que logró realizar una variedad de contactos conspiradores y dar valioso apoyo a la causa revolucionaria.
 
Juárez forma parte del Grupo Guerrillero del Comandante Julio Alonso en unión de Gonzalo Quezada,  Alfonso Moncada, Salvador Anibal López, Napoleón Cárcamo, Ramón D. Vellorín y Salvador Espinoza entre otros; este movimiento armado puso en jaque a la dictadura e hizo movilizarse a gran parte de la Guardia Nacional en todo el territorio norte del país. Para Septiembre de 1958, en una acción altamente peligrosa, Juárez logra instalar la primera radio emisora clandestina de Nicaragua, fue una estación de radio de onda corta y banda de 31 metro para emisiones dentro y fuera del país, su instalación se hizo en algún lugar de las montañas del norte de donde salieron mensajes agitadores que alertan a la población sobre las actividades opresoras del régimen gubernamental. Por presiones de la Guardia Nacional buscando la estación de radio, se desmantela este equipo de transmisión pero después logra montar la continuación de esta radio emisora, la instalación de esta segunda unidad se hizo en las montañas profundas del Departamento de Nueva Segovia fronterizas con Honduras, exactamente en el Cerro El Águila, los trabajos especializados los hizo el joven Radio Técnico Germán Alfaro Ocampo, desde ahí se transmitían  gritos de rebeldía y mensajes revolucionarios que agitaron a  toda la población nicaragüense contra la dictadura de Somoza.
 
En Junio del 59 Juárez Espinoza, motivado por la persecución atroz que existía para  la oposición, se tiene que trasladar a vivir a Honduras, allí se encuentra con viejos luchadores como Humberto Pastrana, Gustavo Vílchez, Carlos Reyna, Guillermo Suárez Rivas y otros, también se encuentra con sus viejos amigos y compañeros colaboradores del General Raudales como Julio Velásquez y Leonidas Rodríguez, con los que acuerda irse a reunir al campamento del Chaparral donde ya está el grueso de los rebeldes que forman el "Movimiento 21 de Septiembre" No logran el propósito por el sorpresivo ataque que hace al Chaparral la Guardia Hondureña   con lo que se desarticula totalmente ese valiente y patriótico grupo guerrillero.
 
Por amnistía decretada por el Ing. Luis Somoza D, Juárez Espinoza logra regresar a su país y se integra a sus actividades comerciales; en una aparente gira de negocios, al llegar al poblado de Santa Clara, el 18 de Octubre de 1959, coincide con la columna de guerrilleros "15 de Septiembre" bajo el mando del patriota matagalpino Julio Alonso Leclair  y ante las circunstancias que ahí se presentan y poner en evidencia sus nexos con los rebeldes, se integra nuevamente a los movimientos armados y así participa en las acciones combativas que se dan en Santa Clara, Susucayán, el Jícaro y Ocotal.
 
En la retirada del grupo del Comandante Julio Alonso en Quilalí, acción que fue desorganizada y donde grupos se perdieron en la montaña segoviana y dieron lugar a capturas de muchos de ellos; la Guardia Nacional captura a Juárez Espinosa en la finca "Las Congojas"  él llegó extenuado y con mucha hambre a la finca, compró comida y la mujer que se la vendió lo denunció a un puesto de avanzada que tenía el ejército en esa zona. La guardia lo ató a uno de sus vehículos y lo arrastró a través de muchos poblados de la Segovia , exhibiéndolo destrozado ante la población aterrorizada, como ejemplo de lo que podía sucederle a los que andan e esas actividades "comunistas" Después de hacerle sufrir ese calvario, diez días arrastrado recorriendo aproximadamente cien kilómetros, humillado, torturado, con sed, frío y hambre, en El Corozo, exactamente en el sitio llamado San Lucas, el 3 de Noviembre, fue fusilado a eso de las tres de la tarde, su cuerpo fue enterrado en una fosa que obligaron a cavar al campesino José Miguel Ortez, que después relató que ha Juárez Espinoza nunca lo hizo hablar la Guardia y que murió gritando "Viva la Revolución "
 
                                                                        JOSÉ FLORIPE FAJARDO
                                                                                      esteliano

 Estelí, 27 de Marzo del 2008

Fuente:  José Juárez Espinoza, patriota y mártir de Orient Bolívar Juárez y comentarios diversos entre la poblaciones del Norte de Nicaragua.

 
          
 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog