viernes, 6 de mayo de 2011

NUESTRO ELEMENTAL DEL CUERPO

NUESTRO ELEMENTAL DEL CUERPO

 

Nuestro elemental del cuerpo, el Divino Gran Deva a cargo de nuestra forma humana, tiene un papel conductor en la reconstrucción de nuestra condición física hacia  una iluminada expresión Crística .

Responsable de todas las funciones de nuestros cuatro cuerpos energéticos más bajos (físico, emocional, mental y espiritual) el Elemental del Cuerpo es el maestro constructor y sostenedor de nuestra expresión en la forma. Dirige las operaciones sistemáticas y todas las funciones involuntarias tales como la expansión celular, impulsos eléctricos y el latido de nuestro corazón sagrado. La misión más elevada del Elemental del Cuerpo es asegurar que el cuerpo físico pueda ser mantenido como Templo de lo Divino, capaz de albergar e irradiar sustancia de luz electrónica pura.

La conciencia del Elemental del Cuerpo  es una inteligente luz directiva cuyo propósito es llevar y liberar patrones electrónicos de perfección desde nuestra presencia Yo Soy. Libera estas poderosas vertientes de energía dentro de la forma en concordancia con la cooperadora inteligencia humana.

 

EL ELEMENTAL DEL CUERPO CONSTRUYE DESDE LA ATENCIÓN HUMANA

 

Durante las  anteriores Edades Doradas sobre la Tierra, el Elemental del Cuerpo, junto con la voluntad guía de su maestro humano, vivían en completa armoniosa cooperación. Este reflejo manifestado era una indescriptible belleza y elegante aceptación a través de la más sagrada y sinergética comunión.

Como resultado de nuestra caída de la Gracia y de la consecuente espiral de caída de la conciencia humana, los patrones originales de perfección llegaron a distorsionarse completamente. La descalificación del Designio Divino causó mucha confusión dentro de la conciencia del Elemental del Cuerpo pues siempre él construye de acuerdo con la libre voluntad de su autoridad directiva…siendo el ser humano la autoridad y foco de atención.

Con gran obediencia, el Elemental del Cuerpo fue obligado a construir distorsiones en la vestidura de carne física dando como resultados severos patrones opuestos como la enfermedad, el envejecimiento y la muerte. La relación entre el Elemental del Cuerpo y el Humano ha permanecido en un estado de gran discordancia y dolorosa separación por demasiado largo tiempo. (Todos conocemos la historia)

 

NUESTRA AYUDA AL ELEMENTAL DEL CUERPO

 

Como resultado de nuestro gran despertar y a través de la enorme Intervención Divina ahora con nosotros, el Elemental del Cuerpo también se está iluminando con mucho y renovado vigor. Ha sido reentrenado, por así decirlo, para concentrarse en unión con la Presencia Yo Soy para  copiar y diseñar la nueva Copia Divina-Humana dentro de nuestras formas transfiguradas.

Es laborioso construir los nuevos electrones de sustancia de luz para acelerar los procesos para la activación  del cuerpo de luz y la instalación de las nuevas configuraciones cristalinas. Con exacta precisión, este Deva Divino conoce cada detalle de nuestra estructura atómica, dónde ha estado y dónde está ahora para evolucionar. También conoce dónde el trauma, las memorias y las distorsiones que aún pueden mantenerse  en las menores fisuras.

Nosotros,  como autoridad de nuestro Cuerpo Templo, estamos llamados para recordar cuan influyente nuestra ayuda puede ser para nuestro Elemental del Cuerpo, esta entidad viviente que realiza directamente esta enorme tarea de reconstrucción del cuerpo.

Detengámonos y demos un gran  flujo de amor, adoración y gratitud a este majestuoso ser.  En el espíritu de "Ho'opnopono" invoquemos la Ley del Perdón por cualquier cosa  que podamos haber hecho inconscientemente en esta vida y en todas las otras encarnaciones para dañar la cooperación sinergética con nuestro Elemental del Cuerpo y todos sus ayudantes dévicos.

A través de la intimidad del contacto diario, podemos desarrollar un lazo de afinidad tan profundo que podemos escuchar desde la inteligencia de nuestro propio cuerpo qué cambios exactos necesitamos hacer con el fin de reconstruir nuestro diseño de magnificencia. Esto puede venir en la forma de algún suplemento, cambios dietéticos, cambios de vida, prácticas de purificación y abstinencia de la ingesta de substancias y otras exposiciones  a elementos tóxicos.

En realidad, nuestro Elemental del Cuerpo tiene mucho para compartir en estos tiempos acelerados.

 

                                                                                      


 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog