viernes, 8 de abril de 2011

Hombres Pez y Sirenas, por Dora Inés Uchima y otros


Hombres Pez y Sirenas, por Dora Inés Uchima y otros


EXTRATERRESTRE: Hombre Pez,
habitante actual de un mar interior del
planeta Venus.

Los Hombres Pez y las Sirenas

Editado por: Gloria Helena Restrepo C.

Seguramente habrán oído hablar de las sirenas, esos seres legendarios; mitad mujer, mitad pez. ¿Acaso existieron realmente?

Hace aproximadamente 14.000 años fueron traídos a la Tierra para habitar en nuestros mares.

Su misión era colaborarle y enseñarle al hombre a aprovechar sabiamente las riquezas submarinas y aprovechar elementos tales como el metal Saurio (aún no descubierto por el hombre), además a conformar ciudades en el fondo del mar, como en otros planetas, en procura del bienestar y la armónica relación hombre-naturaleza.

Los hombres pez o sirenas no son animales, son seres dotados de una inteligencia avanzada y de una percepción extrasensorial. Esta facultad le permite actuar en los dos planos, físico y espiritual, de forma independiente.

Su configuración ósea es humana, pero se encuentra recubierto por escamas similares a la de los peces, de coloración azul brillante. Sin embargo, pueden vivir indistintamente como los anfibios, en la tierra o sumergidos en el agua.


Poseen 4 inmensas aletas a lado y lado del doro y 2 aletas en los tobillos a manera de timón, sus manos poseen 5 dedos y son palmípedos.

Su órgano visual está dotado de una doble retina. El iris penetra en cierto líquido que actúa como un sutil velo que disipa la oscuridad cuando emergen a la superficie en horas de la noche.

Dentro de las profundidades del mar se guían mediante especies de antenas iridiscentes, localizadas sobre los ojos, que les orientan.

Su metabolismo difiere al del ser humano, circunstancia que le permite alcanzar profundidades enormes y soportar altísimas presiones bajo el mar.

Posee dos corazones que distribuyen uniformemente la sangre a todo el cuerpo. Pero a pesar de estas ventajas, su constitución interna es altamente delicada.

No fueron dotados de habla, pero emiten sonidos y se comunican a través de un transmisor de ondas ultrasónicas localizado en el cerebro, entre ellos y con otras criaturas del mar.

Existe un líder elegido por su sabiduría y experiencia, que se encarga de guiarlos y prepararlos, el cual comparte responsabilidades.

Uno de sus líderes llamado Madria-Tiri y su compañera Mituri, han construido 48 ciudades submarinas, protegidas por cúpulas de cristal, capaces de captar los rayos solares, tanto en el Pacífico como en el Atlántico.

Se subdividen en pequeños grupos de 40 o 50 hombres-pez, entre las que se hallan 12 hembras encargadas de la reproducción. Este acto se obtiene cuando la hembra se halla en celo, por la conformación misma de su patrón genético.

Solo pueden gestar cada 6 años, 6 seres de los cuales por lo general mueren 4 y 2 sobreviven, generalmente de sexo masculino.

Muy pronto algunas de las ciudades emergerán del mar y el hombre indeliberadamente creerá que se tratan de ruinas de civilizaciones antiguas, hundidas como consecuencia de un gran diluvio universal.

Los hombres-pez habitaron por muchos años los fondos de los mares y los marinos creyeron que se trataban de enormes serpientes u horrendos monstruos azulados y así se fueron entretejiendo numerosas leyendas.

Fueron vistos también en playas y de esas apariciones surgen relatos como los que hoy en día narra la mitología griega.

El Almirante Nelson en su oportunidad vio los Hombres-Pez muy de cerca e inclusive se comunicó con ellos telepáticamente.

Desafortunadamente hace 10 años, estos seres fueron evacuados de nuestro Planeta y trasladados a Venus cuando comenzaron a perder sus facultades, por efecto de las pruebas nucleares realizadas por algunas potencias mundiales. Los residuos nucleares no solo destruyeron la vida marina, sino que la "tecnología" desterró estos habitantes.

Págs. 58-60 del libro: "La Tierra Planeta Prisión". Suckra. Editorial Solar Ltda. www.dsolar.com/solar

A continuación, la narración de Dora Inés Uchima Morales, contactada colombiana, radicada en Riosucio (Caldas), al respecto de los Hombres Pez, procedentes del Planeta Venus, quienes hubieran habitado hasta hace unos años al interior de nuestro mar Pacífico, y Su Mensaje al Mundo…

La siguiente es la descripción de uno de los Guías:

"Describirlo es como entrar en una parte de mi mente que aún se confunde con aquel recuerdo. Era hermoso; no, quizás horrible, tal vez todo a la vez, no lo sé. Tenía ojos pequeños pero alargados hacia la sien, no recuerdo su nariz, a pesar de que lo miré con detenimiento, no tenía pelo, pero sí algo que le salía de la parte posterior de la cabeza, parecía una oreja que le pegaba en la parte del hombro, la cabeza era como un rombo, en forma de huevo pero más puntado, pues en el parte de arriba terminaba en punta, el mentón sobresalía mucho, un poco salidos los pómulos, corpulento aunque se le veía lánguido quizás porque sus manos eran muy largas y terminaban en forma de punta de lanza, parecía tener un guante de una sola pieza porque no se le veían dedos, tenía un cinturón ancho y en forma de rombo, la hebilla emitía luces como las que aparecieron en mi cama, con la diferencia que ésta era pequeña. También tenía unas botas de color plateado, que le llegaban hasta las rodillas, diferentes al traje, que terminaban en forma de punta de lanza como las manos".

La descripción de otro de ellos:

"…Era diferente al guía y a los que había visto antes. Tenía más rasgos humanos, aunque también se parecía a ellos, como en los ojos y en la forma de la cabeza pero éste sí tenía pelo, parecían hebras de oro que se mecían con los movimientos del agua y recordé en aquel momento que los seres que había visto antes se movían como los peces cuando se mueven al nadar, que el cuerpo se voltea para lado y lado llevados por la corriente. No sabría especificar en qué forma pero ya les di una idea, es muy difícil escribir lo que se siente porque se limita mucho el contenido de los hechos, también les diré que aquel ser parecía un ángel sin alas y vestido de forma extraña, no se le veía la cara ni las orejas, y aún así era hermoso, su vestido era plateado aunque también escamado, pero la escama parecía más fina, más pequeñita, con las mismas botas que el primero, el mismo cinturón, sólo ellos dos lo tenían.

Lo miré por un buen rato, cuando me encontré con sus ojos de un azul purísimo y claro, se quedó mirándome muy pero muy profundamente, como si me mirara el alma y sentí de nuevo deseos incontenibles de llorar, no me dijo nada, lo que recuerdo después es que estaba de nuevo de regreso a casa y tenía mucho frío…"

EL MENSAJE:

"TE LLEVAMOS AL MAR PARA QUE VIERAS LOS SERES QUE COMO YO, VIVEN EN LAS PROFUNDIDADES DEL MAR PACÍFICO".

"Vivimos allí en las profundidades del mar Pacífico. Venimos fuera de este planeta y dadas las condiciones de vida que ofrece el mar en algunos sitios nos quedamos".

"Hace ya muchos siglos que nos instalamos allí, pero debido a las explosiones atómicas que los países desarrollados efectúan en las profundidades del mar, sus aguas están contaminadas poniendo en peligro todas las especies que en él habitan y debido a esto tendremos que marcharnos".

"El hombre con sus deseos de conquista sobre todas las cosas y con el desconocimiento de las leyes naturales, ha puesto en peligro este planeta, ha desequilibrado su armonía, y con él a todos los que lo habitan. En el universo rige la armonía absoluta. El respeto a sus leyes trae amor, paz y comprensión. A ti como a muchas otras personas hemos llevado allí y serán un testimonio para generaciones venideras porque el trabajo de ustedes empieza aquí y ahora. De gente como tú depende que la mentalidad del hombre cambie, para bien de todos".

Cuando estaba cerca de ellos me sentí bien, estaba calmada, luego me acerqué a lo que parecía una ventana grande y me quedé mirando muy sorprendida lo que veía. ¡La Tierra! o mejor, un pedazo de Tierra visto de lado. Me parecía estar soñando y escuché la voz que me decía: "Ese es un planeta sumamente hermoso pero el hombre con su ignorancia está acabando con él. ¿Ves esa nube negra? (señalaba el sur del lugar donde yo estaba), me dijo: pronto cubrirá toda la Tierrapues cada día será más y más grande y espesa; y la Tierra será llamada el planeta negro del sistema solar si no se hace algo para que esto no suceda. Por muchos años habrá catástrofes y empezarán hombres a morir de hambre, solo quedarán unos pocos. La Tierra modificará su estructura y habrá muchos cambios para todos".

"Hoy más que nunca toman vigencia estos mensajes porque ya es de dominio público el estado del planeta, y seres de otros sitios de nuestro sistema solar y de otros mundos muy distantes, están preocupados por nosotros, ya que ellos no pueden intervenir directamente en lo que está sucediendo por ser este planeta uno de los que están en cuarentena, o sea que estamos aislados del resto por no tener comunicación con ellos ni con sus habitantes. Pero poco a poco esto ha ido cambiando, por eso hoy en día se oye hablar más sobre esto y se está concientizando un gran número de gente en el mundo para que todos unidos colaboremos".

"Los extraterrestres ayudan a que estos cambios sean menos drásticos para la humanidad, concientizan a todo aquel que quiera escuchar sus mensajes, que tantos y en tan variadas formas se dan a conocer por medio de emisarios en todo el mundo".

Foto tomada por Omar Marín Cardona, en el
municipio de Riosucio (Caldas) a las 5:30 p.m.
La dimensión era de 10 a 15 km (parecía una
ciudad flotante), no vista por el ojo humano.
Fue captada únicamente por la lente de la
cámara. Aparece distorsionada por la
velocidad. Análisis de la foto: Evanston,
Illinois - EE.UU. 
 Acerca de la Autora (1964): Dora Inés Uchima Morales nació en Riosucio (Caldas), en la vereda de Zipirra; parcialidad indígena de Cañamomo y Loma Prieta.
Realizó estudios básicos. Desde muy niña ha tenido encuentros con seres extraterrestres, los cuales son narrados a grandes rasgos en la presente obra; esperando dar un pequeño aporte a la humanidad en la búsqueda de un acercamiento a las grandes verdades del universo.
Ha dado conferencias en diferentes ciudades de Colombia y otros países de América Latina. Ha sido invitada a exponer sus capacidades en distintos medios de comunicación.
Próximamente saldrá al público el libro: "LOS HIJOS DEL FUTURO", el cual permitirá ampliar y dar a conocer una labor que seres extraterrestres vienen realizando.

Apartes del libro: "Mi Vida con los Extraterrestres", de Dora Inés Uchima M. 1.996. 
Fotos tomadas directamente del libro. Agradecimiento a Alfredo Jaramillo Bernal, quien tuviera la gentileza de ofrendármelo. 

Gloria Helena 
http://armonicosdeconciencia.blogspot.com



 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog