viernes, 4 de febrero de 2011

La Piedra de Rayo y la Perla del Océano

Capítulo VIII del libro en preparación, "Siempre más allá..."

La Piedra de Rayo y la Perla del Océano

03 de Noviembre de 2009 | Augusto Puertas

"Papá, el cerebro de Augusto, es como el de un radar, todo lo capta.
De todo se da cuenta, a casi todo se anticipa…"
(Sócrates Sandino a su papá Don Gregorio,
hablándole sobre algunas dotes de su Hermano Augusto)

La Piedra de Rayo y la Evolución de su Consciencia 
 
Sandino su vida misma, plena, total es todo un proceso de transformación de la piedra bruta, "primitiva", antigua, es un sumario de purificación, de dominio de su cuerpo y mente, de pulimento a través del sacerdocio espiritual, lucha hasta alcanzar la categoría de lo sagrado, para ser reflejo cristalizado de la Manifestación Divina. La gestación espiritual, ardua que lleva a cabo, sus estudios ya sea, en logia, grupos, asociaciones o en soledad, le llevaron a un estado permanente de alteración (no adulteración) de la consciencia, alcanzando niveles perceptivos, no comunes; su estado de absorción ya fuese filosófico, discriminativo y polarizado entre el Bien en su lucha contra el Mal; sus estados de meditación o de cavilaciones le conllevaron a tomar una mayor consciencia individual del signo y dimensión de su propia Misión  Cósmica.  

Si El, fue como discípulo la "piedra bruta" en un inicio, no se puede eludir de ninguna manera que el Maestro  fue un receptáculo ultrasensible de una "fuerza extraña" que lo diferenció de su medio y le confirió más sentido y valor. Desde este territorio comenzó a correr el riesgo de ser víctima de  la incomprensión de sus semejantes en su lucha, o el por qué de su disputa; pero aparte, o por parejo a ello, también que incomprendido, obtuvo la ganancia, de tornarse invulnerable e imbatible, seguro e inexpugnable,  gracias a la Luz que surgió en El; al Sacerdote de viejo tipo de las distintas culturas que absorbió, fuese la egipcia, por la vía masónica; la Maya, por los estudios de la filosofía Maya; o bien un sostenido e iconoclasta  maniqueísmo: la concepción interna de la reyerta de la Luz contra las Tinieblas, a través de los estudios de Zoroastro. 

Sobre ese desarrollo de estados alterados de conciencia que logró alcanzar, se remitió  a los estudios griegos desde los tiempos de Platón quien escribió sobre dichas experiencias en el umbral de su libro X de "La República". Donde describe los viajes astrales en Fedro, cuando narraba los detalles de las últimas horas de Sócrates: 

"¿Y qué es la purificación sino la separación del Alma del cuerpo, tal como he dicho antes; el hálito de reunión y recogimiento del alma hacia sí misma, fuera de los avatares del cuerpo; la morada en su propio espacio y sola, al igual que en otro lugar también sola, en otra vida o en esta, tanto como pueda; la liberación del Alma de las cadenas del cuerpo?." 

También Sandino se adentró en Pitágoras, el Adepto y matemático griego del siglo V A.C., que fue capaz de utilizar el viaje del Alma en cualquier momento. Tuvo conciencia que Napoleón también fue un viajero astral y Alejandro Magno utilizó esta técnica mientras salía victorioso en las batallas de Gaugamela, Hidaspo e Isos. Zoroastro, o Zaratustra, mentor espiritual del General Sandino, también dominaba el viaje astral y visitó el tercer plano. Sostuvo numerosas comunicaciones con sus Maestros y Guías que facilitaron la caída final de la idolatría degenerada persa. El Tauro, como Sandino, Mahoma realizó viajes similares a los de Zoroastro, sobre su "caballo blanco", que forma parte de la Divinidad y Mito de Mahoma entre sus aglomeraciones de seguidores. 

La Consciencia y Los Tiempos Modernos 

Pero para no ir tan largo, y si algunos de nuestros lectores dudan de lo antiguo, y para alejar un poco el tema del desarrollo espiritual de los prejuicios ideológicos, talvez uno de los ejemplos más clásicos, sea irónicamente el del General (USA) de signo Escorpión, George S. Patton, héroe del ejército norteamericano durante la II Guerra Mundial, quien llegó a afirmar su convicción en la existencia de la reencarnación y en el poder interno de ver en sueños o visiones las batallas del día siguiente, pues manifestaba tener el poder de desdoblarse, es decir de viajar en cuerpo astral. Y mencionamos a Patton porque sí tuvo la osadía de romper con los tabúes religiosos o de mentalidad tradicional, y hablar abiertamente del enigma  de la mente humana. 

Está demostrado mediante los estudios neurofisiológicos, así como desde los tiempos ancestrales del Yoga antiguo en relación a las Ondas Cerebrales que nuestro Yo, mediante la mente, está vinculado al alma y a la corporeidad física y el estado de estas determina y lo condiciona. Existen cuatro niveles de frecuencia de onda cerebral. La onda cerebral es el número de ondas o ciclos de energía por segundo que emite el cerebro. Pueden medirse las ondas del cerebro mediante un aparato llamado electroencefalógrafo.  

Las frecuencias de onda y el Cerebro de Sandino 

Nivel Beta: de 21 a 14 ondas por segundo. Es el Nivel Consciente Externo, el estado activo, despierto.  

Nivel Alfa: de 14 a 7 ondas (vibraciones) por segundo. Es el Nivel Consciente Interno, el estado relajado.  

Alfa es el nivel de frecuencia de onda cerebral que estamos tratando alcanzar porque es el nivel en que el hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo trabajan juntos. En Alfa podemos programar nuestra "computadora" mental y entrar en contacto con la "computadora" astral. 

Nivel Theta: de 7 a 4 ciclos por segundo. Están en el límite del sueño. 

Nivel Delta: por debajo de 4 ciclos por segundo. Corresponden al sueño profundo.  

En el Nivel Beta estamos sumergidos en el mundo material. Es el mundo de los cinco sentidos físicos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. El mundo del espacio-tiempo. 

En el Nivel Alfa, entramos en un mundo diferente donde se empieza a sentir sin los sentidos físicos. Este nivel es un mundo no físico donde las barreras del espacio-tiempo no existen y la intuición, la percepción extrasensorial y el funcionamiento psíquico se hacen posibles. 

A medida que se profundiza en el nivel de relajación hasta llegar a Alfa, con la disminución de ondas cerebrales, la mente se desliza del nivel consciente externo al nivel consciente interno. Los psicólogos llaman a este último subconsciente. La iniciación consigue hacerlo supraconsciente, esto es, vivirlo con plena consciencia.  

A Sandino no se le conoce históricamente en estado psicológico de furia, sino cuando descarga en verbo de justicia y se refiere a la ralea moral del estado de cosas en el mundo, y de la terrible situación por la que atraviesa su Patria; o cuando ordena el combate a sus tropas, y el mismo combate con tanta bravura, y sin miedo, toma una ametralladora Lewis como lo dice en sus memorias Gregorio Urbano Gilbert, el joven dominicano que estuvo en el Ejército de Sandino y que llegó a Capitán, que el General con esa Lewis se tumbó un avión gringo  que atacaba el Chipote. Con tanta bravura combatía, hasta el punto  que sus Generales en Consejo de Estado Mayor, le prohibieron hacerlo más, después de los hechos de Saraguasca (19 de Junio de 1930) que luego de estar bajo 11 horas de feroz bombardeo enemigo, fue herido en una pierna. 

Sandino el  Iniciado 

Sandino por Evolución Espiritual, aún viniendo de un medio adverso, no solo bregando contra la dura realidad económica de un hogar en abandono, sino que el niño que creció en un ambiente rupestre, sí tuvo la sensibilidad de escuchar la sintonía y el "canto de la Naturaleza", aún en un entorno desfavorable y hostil, ese niño ya transformado en joven, buscó institivamente el conocimiento, y por ello mismo se aplicó de manera constante en su desarrollo. "Ya fuera por tierra, ya fuera por mar" (como lo conocería después en la Canción de Adelita), y desde Nicaragua, pues antes del incidente en que se vio envuelto y que catalizó su marcha del país, en el año 1918, se embarcó en San Juan del Sur, y comenzó a conocer tanto del mundo de la mecánica (el hierro), así como de la navegación, allí comenzó a ponerse al tanto, a acercarse auditiva y psíquicamente al palpitar del cielo, al lenguaje silencioso y titilante de las estrellas, y a convertirse en cazador de cometas, eclipses e instantes estelares. 

Sandino desde un principio tuvo  la claridez que el verdadero conocimiento no está al alcance del hombre vulgar dominado por el materialismo, las teorías y la propaganda del mundo moderno. Y que el conocimiento tiene por fundamento la experiencia. Quien quiera o esté llamado a ello, puede ponerlo en práctica. Y fue consciente de que todo este conocimiento antiguamente fue preciosamente custodiado en templos y practicado por verdaderos iniciados-guerreros del espíritu.  

Supo que era preciso poner énfasis en la ejercitación físico-mental. Alcanzó ese estado de conciencia lúcido: donde el hombre vulgar ya había desaparecido, para dar pie al Iniciado que si fue capaz de mantenerse despierto y alerta. Cada persona tiene unas características y unas condiciones diferentes, si bien, para desarrollar el viaje astral consciente, la práctica de la disciplina es siempre fundamental. Y Sandino mantuvo ese carácter y esa disciplina necesarios,  para que su naturaleza no cayera en la inercia caótica del mundo dejándose arrastrar por ella,  ni ser víctima de la pobreza y de la mediocridad de espíritu de los que sencillamente claudicaron… 

Castigo y Perennidad.
La Piedra que se transforma en Perla 

Sandino cayó  del Cielo como un castigo sagrado y duro para la perversión: con una fuerza misteriosa golpeó, hirió, hizo estallar, producir chispas e incendio antes de hacer explosión como el Rayo; sin embargo significó una Esperanza noble, valiente y tierna para los que la habían perdido. Como Perla Oceánica, emergió lánguido, y con mil pares de ojos absorbentes desde el fondo de los Mares, de caballera bella y larga  y de piel Turquesa, regalándonos con su mirada las claves de la Eterna Juventud.  

Ya convertido en "Piedra de Rayo", al adquirir la dimensión de lo sagrado, se volvió más resistente al Tiempo, a su vez que aún en Vida, se advirtió duplicada su perennidad. El valor de lo Eterno y su Mesianidad formaron parte de sus fibras más intrínsecas. Piedra de Rayo, que se supone caída del cielo.  Perla, porque viene del fondo de los  Océanos, del fondo de  todos los Mares: Ártico, Indico, Pacífico, Antártico, Atlántico, todos los mares interiores del mundo, sin exceptuar  su amado Caribe. Sagrada porque siendo un Espíritu Viejo en términos espirituales (el Anciano del Tiempo), su nuevo cuerpo, el mestizo nicaragüense que fue ahora, convertido en una morada de su propio pasado y en el de sus antepasados, para convertirse de nuevo en el Teatro y en el Artista  de una Renovada  Manifestación de Dios, pero todo ello, sin antes haber franqueado por un sacrificio, por un juramento, por una consagración, por una promesa, por una apoteosis. 

Como Piedra de Rayo implicó el sacrificio sangriento, la inmolación o la auto inmolación. Como Perla Oceánica, subió, enalteció, la dignidad de su Madre Nicaragua, aumentó las lluvias, bendijo y multiplicó las cosechas, y escaló como en caracol, al  pecho y cuello de la mujer nicaragüense midiendo el latido emocionado de cada corazón dispuesto al heroísmo, para remontarse luego a la cumbre de "sus agrestes montañas" y fundirse con el turpial, el cenzontle, el quetzal y el colibrí.  Su nombre fue Abundancia/Ambrosia, eso fue El: Perla/Turquesa/Tesoro que se oculta en los cofres aún no vaciados de cien galeones perdidos…

http://www.el19digital.com/index.php?option=com_content&view=article&catid=22:opinion&id=7551:la-piedra-de-rayo-y-la-perla-del-oceano&Itemid=13
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

 

Archivo del blog